eldiario.es

9

Vida Rural 2.0

Internet se ha convertido en una herramienta clave para frenar la despoblación en el medio rural

Ecovaldeolea hace venta directa de su producto gracias a internet. | LUCÍA LÓPEZ MARCO

Ecovaldeolea hace venta directa de su producto gracias a internet. | LUCÍA LÓPEZ MARCO

La semana pasada me comentaba un amigo ganadero que su vida era mucho más cómoda desde que se lanzó a hacer compras por internet. De repente, no solo se evita el tener que coger el coche para desplazarse a la ciudad y padecer el estrés de los ires y venires de la gente moviéndose en todos los sentidos dentro de un centro comercial, sino que, además, recibe el pedido al día siguiente, y, por si fuera poco, puede devolverlo si no le satisface.

Parece que la magia de internet ha llegado, también, al medio rural. El problema es que en los pueblos la velocidad de conexión es más lenta, tanto en los hogares como en la red móvil, y el recién llegado 4G no existe en núcleos de población de menos de 70.000 habitantes. En realidad, en muchos municipios solo hay conexión 2G y en algunos solo G. De hecho, en el V Foro de Desarrollo Rural, celebrado esta semana en Zaragoza en el marco de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA), y cuya temática giraba en torno a cómo afrotar los retos de los jóvenes agricultores, se ha constatado que uno de los principales problemas de la agricultura junto al dificil acceso a la tierra, el envejecimiento o la invisibilidad de la mujer, es la falta de una buena conexión de internet.

Sin embargo, a pesar de la mala conexión y de la falta de políticas orientadas a revertir esta situación, internet podría convertirse en una pieza fundamental para frenar la despoblación e incluso fomentar el asentamiento de nuevos habitantes en nuestros pueblos. Y es que internet permite poner en contacto a personas de todo el mundo, sin importar el lugar en el que se encuentran, facilitando que personas radicadas en ciudades, den el salto al medio rural al poder realizar desde ahí su trabajo. Además, las nuevas tecnologías permiten a las personas ya asentadas en los pueblos hacer llegar su trabajo a mucha más gente.

Queda mucho por hacer hasta que el medio rural consiga comunicaciones de calidad similar a las ciudades. Sin embargo, ya nadie puede decir que eso de internet es cosa de urbanitas.

Es el caso de EcoValdeolea, una ganadería ecológica familiar en San Martín de Hoyos, al sur de Cantabria, cuya titular, Conchi Gutiérrez, se encontró con el dilema de que no sabía cómo vender su carne desde el pequeño pueblo donde vive y que se niega a abandonar, así que se lanzó a crear un blog y ahora vende su producto por internet, con tanto éxito que tiene lista de espera.

Otro ejemplo es Huerta Tarruco, una huerta ecológica que utiliza las redes sociales para recibir los pedidos de sus consumidores, a quienes les lleva sus cestas un día a la semana, de la huerta a su mesa sin necesidad de intermediarios. Aunque internet no solo se ha vuelto una herramienta fundamental para agricultores y ganaderos, sino que también permite organizar actividades de turismo ornitológico destinadas al público extranjero y sin necesidad de intermediarios, dar a conocer los lambiques de tu pueblo para que la gente se anime a ir a probarlos y, en definitiva, fomentar tu negocio sea cuál sea la actividad a la que te dediques.

Sin duda, los blogs y las redes sociales se han vuelto fundamentales en el desarrollo de cualquier empresa, también en el medio rural, pero a pesar de ello hay quien se siente incapaz de gestionarlas. Para ellos hay blogs dispuestos a romper la brecha digital, como La Huerta Digital, un espacio de difusión, comunicación y debate sobre nuevas tecnologías en la agricultura y la agroalimentación.

Queda mucho por hacer hasta que el medio rural consiga comunicaciones de calidad similar a las ciudades. Sin embargo, ya nadie puede decir que eso de internet es cosa de urbanitas.

- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha