eldiario.es

9

La sombra de la "reapertura" de Garoña vuelve con fuerza

La Diputación de Álava, grupos ecologistas y el PSE han avisado de posibles intentos de "forzar" la reactivación de la planta nuclear.

Los socialistas advierten de que el PP "apuesta claramente" por reabrir la central nuclear de Garoña, situada en Burgos.

La licencia de explotación de la central expiró en 2013 y desde entonces permanece inactiva.

PSE advierte de que el PP "apuesta claramente" por reabrir la central nuclear de Garoña (Burgos)

La sombra de la central nuclear de Garoña y su posible reapertura sigue muy viva. En los últimos días, la Diputación de Álava y el colectivo Araba Sin Garoña han expresado su "preocupación" ante la posibilidad de que el Ejecutivo central y el PP "traten de forzar" la vuelta a la actividad de la central antes de las elecciones generales previstas para finales de año.

A esa sospecha se ha sumado también el PSE-EE alavés, que ha advertido de que el PP "apuesta claramente" por prolongar la vida útil y reabrir la central nuclear de Garoña, ubicada en Burgos pero muy próxima a varias localidades alavesas.

Los socialistas se han sumado de esta forma a los sectores que alertan sobre la supuesta intención del Gobierno central y del Partido Popular de permitir la reapertura de Garoña, cuya licencia de explotación expiró en 2013 y que desde entonces permanece inactiva.

El secretario de Política Ambiental y Energía del PSE-EE Álava, Daniel Senderos, ha denunciado la "prisa" del Gobierno central por construir un Almacén Temporal Centralizado (ATC) o depósito de residuos nucleares. Para este dirigente alavés, la actitud del gabinete de Mariano Rajoy respecto al ATC responde a "la urgencia de su intención de prolongar la vida útil de las centrales nucleares y favorecer así la reapertura de Garoña".

Que no se reabra

El PSE ha reprochado al Ejecutivo central que anteponga sus "intereses privados a la seguridad de los ciudadanos". Sanderos ha destacado que la central de Garoña "no aporta nada al sistema eléctrico estatal", ya que "está más que amortizada y obsoleta", lo que supone "un riesgo para los municipios y sus ciudadanos".

El PSE ha advertido de que seguirá trabajando "a todos los niveles institucionales y jurídicos" para que la central nuclear de Santa María de Garoña no se reabra.

Los socialistas han destacado la necesidad de que "la transición energética llegue a Álava", para lo que han defendido el autoconsumo "para democratizar un sector hoy dominado por un oligopolio", así como "una auténtica apuesta por un nuevo modelo energético basado en energías limpias, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente y los ciudadanos".

No han sido solo los socilistas. Tambié la Diputación de Álava y el colectivo Araba Sin Garoña han expresado su "preocupación" ante la posibilidad de que el Ejecutivo central y el PP "traten de forzar" la vuelta a la actividad de la central antes de las elecciones generales previstas para finales de año.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha