La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

España lava más blanco

Cuando tengan un momento y puedan abstraerse del seguimiento exhaustivo de temas tan capitales como el estado de las relaciones entre Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, o si Pedro Sánchez y Susana Díaz dan los mítines a dúo o les van más los solos, o si en el Parlamento Europeo se vota a favor o en contra de los derechos humanos en Venezuela, les aconsejo que echen un ojo a las informaciones sobre el Banco Madrid.

Pocos casos resumen tan bien qué ha pasado en España durante estos últimos años de esplendor y gloria del "capitalismo granuja". Sabíamos que España se parecía a un paraíso fiscal por los pocos impuestos que pagan los grandes patrimonios y corporaciones. Ahora sabemos que también se parece a un paraíso fiscal por su utilidad y facilidad para limpiar y dejar como los chorros del oro el dinero más negro.

El BPA, un banco de Andorra, el paraíso fiscal más selecto y exclusivo de Europa, compra el Banco Madrid en 2011 sin que nadie ponga una objeción, incluso con el informe favorable del SEPBLAC, el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales. El negocio parecía redondo. Andorra empezaba entonces a levantar el muro de su secreto bancario y la compra facilitó una ficha bancaria legal para que blanqueadores y defraudadores pudieran regularizar su dinero cómodamente y pagando los menos impuestos posibles.

El plan era tan bueno, limpio y seguro que funcionó a las mil maravillas. Políticos como Pujol, empresarios de toda la vida como los vascos Aristrain de la Cruz o Vivancos, futbolistas como Roberto Carlos o delincuentes vip como Gao Ping entraron pronto en la nómina de clientes prioritarios que ahora investiga a toda prisa la Justicia española. La amnistía fiscal de Montoro cerró este círculo virtuoso del blanqueo. Supuso que aumentarán en más de un 40% tanto las sociedades de inversión como los capitales gestionados por el Banco Madrid.

Solo un imprevisto podía truncar el "blanquearon felices y comieron perdices" del final del cuento. Ese imprevisto se llamaba Tesoro Federal norteamericano y una investigación criminal con pruebas de que el banco andorrano ha blanqueado dinero a las más variadas e internacionales redes del crimen.

Tras la denuncia norteamericana a Andorra no le quedó más remedio que intervenir. Igual que a las autoridades españolas. En el plazo de una semana, el Gobierno y el Banco de España han encontrado pruebas abrumadoras de delitos que no habían sido capaces de desenterrar tras un año de investigaciones que, ahora, nadie sabe explicar ni cómo se hicieron, ni por qué llevaban paradas desde julio de 2014.

Solo un dato más, ¿saben quién era el director del Banco Madrid? José Pérez, ex director general de Inspección del Banco de España. Por si quedaba alguna duda de que en España hay dinero a patadas. Solo hay que saber dónde buscarlo y querer encontrarlo.

Etiquetas
Publicado el
15 de marzo de 2015 - 18:53 h

Descubre nuestras apps

stats