Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

La verdadera cara de la gestión de la Comunidad de Madrid

Uno de los pabellones del hospital Isabel Zendal.

Santiago Anes

2

El pasado viernes me empecé a sentir cansado y con algunos dolores en las articulaciones. Me quedaba la duda de si era astenia primaveral o los efectos de la alergia al polen. El centro de salud no está abierto, han eliminado los servicios de urgencia. Me iba encontrando peor, pero no me parecía lógico acudir al hospital y contribuir al caos sanitario.

El lunes después de innumerables conexiones de internet, en las que el sistema de la Comunidad de Madrid me decía que en esos momentos no podían atenderme, consigo pedir una cita telefónica por coronavirus. Hago esta petición por COVID-19, porque la primera cita telefónica con mi médica de cabecera es para el 14 de abril.

El miércoles, por fin, recibo una llamada de un médico que me pregunta por los síntomas y me da cita para la mañana siguiente para hacerme una PCR, que da positiva. Esa misma tarde me llama mi médica de cabecera que después de una serie de preguntas decide que debo hacerme una radiografía de tórax. Cuando ve los resultados me pide que acuda al centro de salud para que me vea otra médica especialista que confirma que tengo la enfermedad.

Hoy es viernes. Mis convivientes han pedido cita telefónica y la fecha es el día 16 de abril. No he recibido ninguna llamada de los famosos rastreadores para comunicar con quienes he estado en estos días previos a la PCR. Ninguno sabemos qué hacer. Se aíslan. Comunican a quienes han estado con ellos la situación. Mientras, pasan las horas y las personas hacen su vida diaria sin saber si están contagiando.

La sensación de caos que transmiten los gestores de la Comunidad de Madrid es lamentable. Las actuaciones básicas frente a la pandemia de las que llevamos oyendo meses siguen sin ponerse en marcha o funcionar mínimamente. De la Comunidad de Madrid solo nos llegan polémicas, mensajes altisonantes y un autobombo sobre su gestión que no se corresponde con lo que vivimos las personas que vivimos en Madrid.

Ya está bien de unos gestores más preocupados de echar balones fuera y de culpar de todo a los demás. Basta de incompetencia, dejadez, indolencia y mala gestión. 

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

    Autores

Publicado el
12 de abril de 2021 - 18:14 h

Descubre nuestras apps

stats