Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

Erudiciones, erupciones y eructaciones

7

Una parte de la intelectualidad hispana ha decidido sumarse a la moda volcánica.

Fernando Savater advirtió de su voto a Ayuso en las pasadas elecciones autonómicas para evitar al "comunismo intervencionista" y a los "bolivarianos de guardarropía" en Madrid. El ilustrado, que utiliza las expresiones de la derecha extrema, ha involucionado desde el influjo filosófico de Nietzsche y el pensamiento libertario hasta la fogosa insensatez de la gatamusa.

A Javier Marías, soberbio intelectual, el sillón R de la Academia y la narrativa le resultan insuficientes, por ello recurre a los artículos de opinión, donde despliega su perfil atrabiliario vomitando la hiel que le debe generar convivir con tanta mediocridad. El cómico Joaquín Reyes le tildó de orfebre del despotrique. En un alarde cinético de sus privilegiadas neuronas, Marías equipara a Podemos con la Falange y afirma que les va mejor el Cara el Sol que El pueblo unido jamás será vencido; despotrica de antitaurinos, animalistas, antitabaquistas y ambientalistas puntillosos, así como de la moda de poner a un discapacitado en la empresa (sic) o de los que ven machismo y sexismo por todas partes.

En uno de los últimos desahogos, Famosos imbéciles morales, se convierte en su detector, no utilizado como insulto (se excusa) sino como diagnóstico. “La persona incapaz de comprender los principios morales y de actuar de acuerdo con ellos” que ocupa el liderato en su particular clasificación es Pedro Sánchez. Califica de “periodistas-felpudo” a los que en las tertulias de los medios están de acuerdo con el gobierno de coalición; los considera una legión de necios en la órbita del Presidente. De los embarradores ultra (Marhuenda, Inda, Herrera…) nada dice.

La convención del PP, preparada a mayor gloria de Casado en busca del centro perdido y del liderazgo imposible, acaba acercándole más a la extrema derecha. Para colmo, los asesores le colocan como figura invitada a Sarkozy, un ejemplo en cuanto a financiación ilegal. Aquejado de desorientación espaciotemporal crónica, continúa dando vueltas por el limbo.

Vargas Llosa acudió a la reunión para lanzar que “lo importante de unas elecciones no es que haya libertad, sino votar bien”, con lo que demuestra que un eximio escritor está capacitado para decir sandeces. La burguesía es reacia al sufragio universal: solo deben votar los que sepan hacerlo bien, como él, no vaya a salir elegido de manera ilegítima (?) un gobierno socialcomunista que pretenda acabar con los privilegios sempiternos de su clase. Desea el gobierno de los privilegiados: aristocracia, o sea. Cuentan que, una vez publicados los documentos en los que aparece como titular de una sociedad registrada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes (un decir), se le ha oído susurrar, entre carraspeos, que “también hay que saber defraudar bien”.

Vulcano, de natural sesteante, se irrita y erupciona para arrasar lo que creó. Los dioses arrojan los fuegos diabólicos que llevan dentro. Son así, caprichosos y paradójicos. La naturaleza no es sabia, esta es una atribución de dos concepciones acientíficas e irracionales del mundo: su personificación y su divinización. Santayana escribió que la tierra tiene música para los que escuchan, aunque la ha sustituido por rugidos; hubiéramos preferido el silencio. Le debemos respeto, sí, pero ahora estamos con los palmeros, no con la naturaleza cabreada.

El vulcanismo ya venía buscando acomodo en el Congreso (no he podido resistirme a la metáfora fácil). Tanto es así que Meritxell Batet tuvo que llamar a la calma ante la sucesión de erupciones desde los cráteres de sus señorías.

Vox (voz), al que le pega mejor Grunnitus (gruñido), por seguir con su línea latina clásica, ha echado más leña al fuego (también brujas). No obstante, escupir barbaridades disimuladas en palabras ya era un oficio codiciado antes de la vuelta de los fascistas a las Cortes. Recuerden la violencia, no solo verbal, de Rafael Hernando.

El que más me sorprende es el secretario general popular, “Teodorín lanzahuesos” por su capacidad para hacer el ridículo. Encontró en la política el relevo a tan gran pasión. Ahora lanza exabruptos, después oye a Yolanda Díaz darle un baño de datos mientras él cree haber estado genial. Sus eructos mentales, compuestos por gases procedentes de alguna incompleta combustión cerebral previa, dan vueltas por el hemiciclo hasta perderse, etéreos, en el olvido. Labor inútil mi intento de poetizarlo.

Solo faltaba que Pandora, en versión moderna, abriera de nuevo su explosiva caja. Esta vez ha expelido papeles que desvelan el corrupto funcionamiento de los paraísos fiscales junto al nombre de personas de todo el mundo con negocios opacos. Se barajan cifras milmillonarias, quedando claro que se necesita una lucha más intensa contra los evasores. Mientras se ponen pegas a la subida del salario mínimo, los insaciables nunca ven un techo para su salario máximo inmoral (SMI).

He leído que “los negocios opacos salen a la luz” y he sufrido un ataque de superstición. No nombréis a la bicha, por favor, que el precio del kWh está muy susceptible y terminaremos pagando los de bolsillo accesible (nos tranquiliza muy poco saber que Antonio Manuel Carmona, mediante rápido endurecimiento de jeta, ha girado la puerta y vigila de cerca a Iberdrola).

Mientras los objetores de conciencia frente a la eutanasia y el aborto engrosan listas ad hoc, dificultando con ello el acceso a un derecho, la objeción fiscal de los poderosos contra los ciudadanos no se persigue suficientemente y se la tolera mediante paraísos, evasiones y elusiones.

Las tres palabras que dan título a este artículo no solo riman en consonante, sino que terminan por confundirse cuando los intelectuales, sumándose a personajes de distinta procedencia que ya venían haciéndolo, se entregan al eructo mental explosivo, no a mostrar su erudición. Los que sí se dedican a lo suyo son los volcanes. Ojalá esta vez no lo hubieran hecho.

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

    Autores

Publicado el
13 de octubre de 2021 - 16:28 h

Descubre nuestras apps

stats