eldiario.es

9

El Gobierno despliega una campaña de propaganda dentro y fuera de España para contrarrestar la del independentismo

Reuniones con embajadores, anuncios institucionales y frenesí mediático de los ministros: el Ejecutivo saca la artillería para defender la sentencia del procés

Borrell e Irene Lozano se reúnen con embajadores extranjeros para dejar clara la posición del Gobierno español frente al relato independentista

El Ejecutivo se vuelca con la prensa internacional para difundir la respuesta dura de España contra el proceso independentista tras la condena del Supremo por sedición

Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Josep Borrell, durante el segundo intento de investidura, Foto: Marta Jara

Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Josep Borrell, durante el segundo intento de investidura en julio. Foto: Marta Jara

Pedro Sánchez se quedará toda esta semana con el traje y la corbata de presidente que en los días pasados sustituía por una americana y una camisa informales para los mítines diarios de la precampaña. El presidente en funciones tiene prevista solo agenda oficial tras la sentencia del procés, incluida la reunión del Consejo Europeo los próximos jueves y viernes. La institucionalidad que le otorga La Moncloa, aguardan en el comité electoral, le dará puntos para remontar en las encuestas. El Gobierno ha desplegado, además, una intensa campaña de propaganda para contrarrestar la del independentismo.

En inglés, en francés, en alemán, siete ministros lanzan sus consignas en un vídeo emitido horas antes de que el Tribunal Supremo hiciera pública el fallo que condena a los principales líderes independentistas a penas de hasta trece años de prisión. En Moncloa madrugaron el lunes en que se iba a conocer la sentencia: la Secretaría de Estado de Comunicación anunció su difusión a las 6:46 de la mañana para que la respuesta institucional a las críticas en la calle empezara desde bien temprano.

'Everybody's Land' (la tierra de todos) fue el lema escogido para que los miembros del Gobierno defendieran la democracia en España como "una de las más consolidadas del mundo" o cargaran contra los "nacionalismos que dividen a las sociedades". La campaña tuvo una secuela este martes con otros vídeos protagonizados por ciudadanos de a pie extranjeros que viven en España. "Tiene una calidad de vida que difícilmente encuentras en otros lugares", dice Andreas, entrenador de tenis, uno de los perfiles escogidos para esa campaña pública.

Sánchez anticipó el interés del Gobierno en que la prensa internacional recibiera su mensaje nítido y sin intermediarios al hacer su declaración en castellano y repetirla posteriormente en inglés. "Les pediré permiso porque, dado que tiene una transcendencia internacional, posteriormente, a la Declaración que haga en castellano, haré un breve apunte en inglés, para que tengan los medios de comunicación internacionales la posición del Gobierno en relación con la sentencia del Tribunal Supremo", expresó antes de comenzar.

Moncloa organizó también un despliegue entrevistas de ministros en distintos medios de comunicación tanto nacionales (fundamentalmente radios y televisiones) como internacionales (a los que se ofreció total disposición). Miembros del gabinete como José Luis Ábalos, Luis Planas, Magdalena Valerio o Luisa Carcedo, entre otros, fueron entrevistados por periodistas desde Clarín hasta la televisión rusa (en el caso de Pedro Duque) pasando por periódicos como Le Monde. No obstante las imágenes de las cargas policiales en el aeropuerto de Barcelona-El Prat se llevaron buena parte de la atención mediática.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, mantuvo, además, un encuentro informativo con corresponsales extranjeros este martes en el que calificó la actitud de los independentistas como "totalitaria" y sostuvo que tras el fallo del Supremo seguirá el conflicto político en Catalunya, según la información de Reuters.

El frente diplomático fue el tercero desplegado por el Ejecutivo de Sánchez. Borrell se reunió con embajadores europeos este martes en el que se abordó la situación. Un día antes fue la secretaria de Estado de España Global, Irene Lozano, quien recibió en el ministerio a 110 diplomáticos acreditados en España. "El independentismo más radical y no democrático ha llevado a cabo una campaña internacional de desinformación contra el sistema judicial y la democracia española", apuntó Lozano para después aseverar que ésta ha tenido "muy poco éxito real" y ha desembocado en una "pérdida de credibilidad", informa Europa Press.

La defensa de la democracia española ante la campaña de propaganda del independentismo en el exterior fue uno de los objetivos que se propuso Sánchez al llegar a Moncloa tras haber criticado duramente a Mariano Rajoy por no haber combatido los argumentos de la Generalitat. El expresidente comenzó a perder la batalla del relato a nivel internacional con los disturbios del 1-O que se difundieron en medios de todos los países. De hecho, meses después, pero aún como líder de la oposición en abril de 2018, el propio Sánchez inició una gira europea para hacer "pedagogía" sobre el conflicto en Catalunya.

Una vez con la maquinaria del Estado a sus órdenes, el Gobierno puso en marcha una campaña para combatir los argumentos de los líderes del procés en el exterior. La primera señal fue el nombramiento de Borrell, uno de los principales azotes del independentismo, como ministro de Exteriores. Otro fue incluir ese objetivo en las atribuciones de la Secretaría de Estado de España Global –que sustituyó a la Marca España– dado que ha sido "uno de los principales ataques a la reputación" del país, según explican en la institución.

Lozano comenzó a trabajar en esa dirección desde el principio del mandato en varios ejes: los medios de comunicación con intervenciones y reuniones con corresponsales; articulando los servicios diplomáticos: y con el sector público (eurodiputados, partidos, líderes en otros países…), además de actos en embajadas, consulados y sedes del Instituto Cervantes.

Por un lado, la tarea de la secretaria de Estado ha sido la de crear "una red de enlaces con 215 puntos –una persona por embajada–" para articular la respuesta conjunta a los distintos hitos del procés. "Se contrarresta", dicen en el equipo de España Global, donde aseguran que eso supone un cambio con respecto a lo ocurrido en 2017. Lozano ha viajado, además, a países importantes desde el punto de vista reputacional para España, como Alemania, Suiza, Francia, EEUU o Bélgica y se ha reunido con dirigentes políticos para trasladar la posición del Gobierno. Un ejemplo fue el futuro Comisario de Justicia de la UE, el belga Didier Reynders, que había llegado a simpatizar con la causa independentista catalana. En España Global ven un éxito que se haya comprometido a no entrometerse en ese asunto.

En el marco de esa campaña que se prolonga desde hace meses contenida en una web bajo el lema 'This is the real Spain', el Gobierno preparó un dossier llamado 'La realidad sobre el proceso independentista' con el que trata de contrarrestar los argumentos del independentismo. Ese informe fue entregado a los embajadores que asistieron a la reunión con Lozano este lunes y que no lo tenían. En España Global aseguran que aún es pronto para valorar la incidencia de la última estrategia, pero usan como base el documento del Real Instituto El Cano que sitúa a España en el duodécimo puesto en cuanto a reputación el mundo se refiere, dos por encima que el año pasado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha