eldiario.es

9

Pedro Sánchez tacha de "tirano" a Nicolás Maduro por responder "con balas y prisiones a las ansias de democracia"

El presidente sube el tono contra Nicolás Maduro unos días después de anunciar que reconocerá a Juan Guaidó si no convoca elecciones

90 Comentarios

Sánchez llega a Santo Domingo para su reunión con Medina y un acto socialista

Pedro Sánchez. EFE

Pedro Sánchez sube el tono contra Nicolás Maduro, a quien ha llamado "tirano" por contestar "con balas y prisiones a las ansias de libertad y democracia". Así se ha pronunciado el presidente del Gobierno en Santo Domingo, donde ha participado en la clausura del encuentro de la Internacional Socialista. Sánchez ha aprovechado su presencia en la República Dominicana para mostrar su apoyo al pueblo de Venezuela unos días después de haber anunciado que reconocerá a Juan Guiadó como presidente del país latinoamericano si Maduro no convoca elecciones. 

El partido de Guaidó, Voluntad Popular, forma parte de la Internacional Socialista, como el PSOE. Sánchez se ha reunido con la oposición venezolana a su llegada a República Dominicana. Carlos Valero, una de las personas con las que se ha visto, ha asegurado que el presidente les trasladó que Guaidó "es el líder de la transición venezolana y será quien conduzca el proceso de elecciones y la transición", informa Efe. 

 "Quien responde con balas y prisiones a las ansias de libertad y democracia no es socialista es un tirano, y los venezolanos tienen que sentir hoy el aliento de la Internacional Socialista", ha comenzado Sánchez en su intervención ante el plenario. "Su lucha por la libertad y la democracia es la razón de ser de nuestros partidos políticos, siempre estaremos con ellos", ha expresado Sánchez, que ha enviado "la misma fraternidad" a los nicaragüenses en su búsqueda de la democracia y la libertad.

Sánchez ha iniciado este miércoles un viaje de tres días por Centroamérica. Tras su paso por República Dominicana, donde se reunirá con el presidente, Danilo Medina, así como con la colectividad española, viajará a México, donde mantendrá un encuentro con Andrés Manuel López Obrador. Sánchez será el primer mandatario que reciba el jefe del Gobierno mejicano, que por ahora es el único de los países del entorno de Venezuela que mantiene el reconocimiento a Maduro.

"No se protege al pueblo de sí mismo, se le protege dejando que se exprese en libertad", ha agregado Sánchez. En lo que coinciden todos los países de la UE es en la exigencia de una convocatoria de elecciones presidenciales en Venezuela, porque no reconocen las que se produjeron en mayo. Bruselas tampoco ha reconocido a Maduro como presidente tras la toma de posesión en el mes de enero. 

España, y otros países como Francia o Alemania, han ido un paso más allá al asegurar que si Maduro no convoca los comicios en un plazo de ocho días, reconocerán a Guaidó como presidente interino para que sea el que conduzca a las urnas. No obstante, en Moncloa genera dudas la forma en la que el líder opositor se ha autoproclamado jefe de Estado. 

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha negado que esté sobre la mesa una intervención militar en Venezuela: "Desde luego la Unión Europea y España con ella, está radicalmente en contra de cualquier intervención militar. La intervención militar es una expresión maldita en América Latina que nos retrotrae a tiempos pasados que nadie desea que vuelvan", ha afirmado en Nicosia, donde asiste Nicosia a la quinta cumbre de los siete países mediterráneos de la Unión Europea (UE), informa Efe. 

Sánchez ha reivindicado a las fuerzas socialdemócratas y socialistas europeas y mundiales y ha asegurado que "no es verdad" que estén en "retroceso": "La extrema izquierda se empeña en la igualdad a toda costa aunque haya que sacrificar la libertad y la derecha neobliberal se empeña en la libertad a toda costa a pesar de que veamos sociedades desiguales como estamos viendo. El resultado es que ni los primeros consiguen la igualdad ni los segundos la libertad salvo para ellos mismos", ha reflexionado, antes de rematar: "Libertad e igualdad son socialismo y no son negociables". 

"Somos los únicos que estamos dando respuesta al nuevo mundo y al cambio de época que estamos viviendo", ha continuado Sánchez, que ha girado después a un discurso en clave económica. El presidente ha defendido ante sus colegas de la Internacional Socialista que se ponga "la economía al servicio de la gente y no de sí misma". El secretario general del PSOE ha explicado que a" principios del siglo XX la política se desentendió de la economía y el resultado fueron dos guerras mundiales" y por eso ha apostado por "mirar a los ojos de la gente" frente a la "ceguera" de los gobernantes que hicieron frente a la crisis con una "austeridad mal entendida que ha generado desigualdades insoportables".

El líder socialista ha asegurado que el "siglo XXI será el siglo de las mujeres" y ha situado en la "revolución feminista" uno de los ejes sobre los que debe pivotar la actuación de los socialistas. "Tenemos la obligación de abrir una época de progreso. Hemos perdido una década, ahora tenemos que recuperar una década", ha afirmado Sánchez, para quien ese progreso "tiene que ser para todos sin exclusión" en torno a otros cuatro ejes, entre los que ha destacado el cambio tecnológico, la globalización, la transición ecológica y el reto demográfico que "obliga a reformular el reparto de la riqueza".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha