eldiario.es

9

EXCLUSIVA

Vox desvía las subvenciones municipales que reciben sus grupos a cuentas del partido que controla Ortega Smith

El partido hace firmar poderes a sus ediles para que las transferencias de los Ayuntamientos a los grupos municipales se deriven a cuentas bancarias que manejan cuatro miembros de la dirección nacional

Para disponer de dinero y afrontar sus gastos de funcionamiento los grupos municipales recibirán transferencias desde la cuenta que controla Ortega Smith adonde va el dinero del Ayuntamiento 

La Ley de Bases de Régimen Local establece que las subvenciones a los grupos municipales deben usarse para financiar su actividad, algo que subrayan distintas sentencias del Tribunal de Cuentas

DOCUMENTO | Consulta la circular distribuida por Vox a sus concejales sobre la gestión económica de sus grupos municipales

66 Comentarios

Montaje con los rostros de Ortega Smith y Santiago Abascal

Montaje con los rostros de Ortega Smith y Santiago Abascal eldiario.es

La dirección de Vox ha puesto en marcha un mecanismo para que las subvenciones que reciben sus grupos municipales de los diferentes ayuntamientos donde tiene representación se desvíen a cuentas bancarias que maneja la cúpula del partido. Según la documentación que obra en poder de eldiario.es, las instrucciones que ha dado el comité ejecutivo nacional a sus representantes en los municipios obligan a que la dotación presupuestaria que ingresan las administraciones locales a sus grupos municipales (a todos menos aquellos que reciben menos de 500 euros al mes) se transfieran a cuentas corrientes de Bankia y en las que las únicas personas autorizadas para operar son cuatro altos cargos de la máxima confianza de Santiago Abascal.

Los apoderados de esa cuentas -cada grupo municipal debe abrir una- centralizadas en una sucursal de la entidad bancaria en Madrid son el secretario general, Javier Ortega Smith; el gerente, Enrique Cabanas; el tesorero, Andrés Porta; y el vicesecretario jurídico, Pedro Fernández.

El procedimiento puesto en marcha con Vox sirve para que la dirección del partido de extrema derecha ejerza como intermediaria entre los ayuntamientos que pagan con fondos del presupuesto municipal y sus grupos de concejales y faculta a que la dirección de Vox pueda realizar todo tipo de operaciones: ingresar o retirar cantidades, constituir depósitos, percibir intereses, suscribir cheques y operar a través de Internet.

Según esos documentos internos, la dirección de Vox transfiere posteriormente fondos a otras en las que sí figuran los concejales de cada ayuntamiento como apoderados para "las necesidades de funcionamiento de los grupos municipales". Así figura en los documentos internos del partido de Abascal que se remitieron a sus representantes en el ayuntamiento el pasado 25 de junio, diez días después de que se constituyesen la mayoría de consistorios tras las elecciones municipales. En caso de que necesiten "otro traspaso [económico] para cubrir una necesidad extraordinaria o eventual" los representantes municipales tendrán que pedirla "al departamento de tesorería", señala una circular firmada por el vicesecretario nacional de Organización, Tomás Fernández, y que Vox remitió a sus concejales.

La Ley de Bases de Régimen Local establece que las subvenciones de los ayuntamientos sirven para sufragar los gastos de funcionamiento de los grupos municipales y no pueden destinarse a actividades externas como "al pago de remuneraciones de personal de cualquier tipo al servicio de la corporación o a la adquisición de bienes que puedan constituir activos fijos de carácter patrimonial".

Decisiones del Tribunal de Cuentas

Sucesivas sentencias del Tribunal de Cuentas han cuestionado que el dinero que los ayuntamientos reservan para el funcionamiento de los grupos municipales sean utilizados para pagar otros gastos. En una sentencia del 2011 este tribunal determinó que la finalidad de estas subvenciones está destinada a "sufragar los gastos de funcionamiento anuales de los grupos políticos constituidos en la Corporación" para "facilitar su actuación corporativa".

El procedimiento ideado por la formación de extrema derecha requiere que cada grupo abra dos cuentas bancarias, una de "ingresos" y otra de "gastos". Las cuentas de "ingresos" de los grupos municipales de todo el país se tienen que constituir en una oficina del barrio madrileño de Pinar del Rey. A partir de ahí, ese número será el que aporten al ayuntamiento para que se ingresen en esa cuenta "todas las cantidades en concepto de asignación o subvención al grupo municipal". Según las instrucciones del partido, en esa cuenta tienen que figurar cuatro apoderados: "secretario general, gerente, tesorero y el vicesecretario jurídico de Vox".

La circular en poder de eldiario.es no contempla que alguno de los concejales municipales puedan gestionar esa cuenta. Al contrario, solo se detalla que los representantes locales deben firmar un poder para permitir que sean estos dirigentes nacionales quienes puedan "ingresar y retirar cantidades" y autorizar operaciones a través de internet.

Esos cuatro dirigentes tienen poderes ilimitados para disponer de los fondos que los grupos municipales perciben de los ayuntamientos: "Operar con Bancos, Cajas y cualesquiera entidades de financiación y, en ellas, abrir seguir y cancelar cuentas y libretas de ahorro, de crédito, cuentas corrientes y cajas de seguridad, firmando y suscribiendo cheques, recibos y resguardos y cuantos documentos se precisen a los fines indicados, ingresando y retirando cantidades de las mismas, constituyendo depósitos o prendas de valores, y retirando todo o parte de ellos; percibir intereses y cantidades en metálico y, en suma, realizar todo lo permitido por la legislación y la práctica bancaria. Incluyendo las denominadas cuentas para ingresos y gastos en campañas electorales. Operar con la firma/multifirma masiva, que permite ver de forma simultánea qué operaciones hay pendientes de firma y autorizarlas con conexión a internet, operando mancomunadamente, con las claves individuales de cualesquiera dos de ellos cuatro".

Traspasos mensuales

La segunda cuenta es la "que se utilizará para gestionar los gastos del grupo municipal", a través de "los traspasos" de la cuenta de "ingresos". En este caso advierten que se puede abrir en oficinas situadas "en cualquier parte de España", que sus apoderados serán los "concejales del grupo" y que estará gestionada por el portavoz municipal.

El funcionamiento que estipula Vox para operar con esas dos cuentas es el siguiente: "Cada inicio de mes se hará un traspaso desde la cuenta de ingreso a la de gastos para cubrir todas las necesidades de funcionamiento de los grupos. Cualquier otro traspaso para cubrir una necesidad extraordinaria o eventual tendrá que ser solicitada al departamento de tesorería".

Para abrir la primera cuenta, cuyo control corresponde en exclusiva a los cuatro dirigentes nacionales, Vox exige a sus representantes que envíen a la oficina bancaria de Madrid el NIF y el escrito de constitución del grupo, así como el apoderamiento. Por otro lado, a la sede nacional deben remitir también una fotocopia del DNI de los concejales que formaron la cesión de funciones a los líderes del partido.

Autonomía para grupos con pequeñas dotaciones

Según la documentación a la que ha tenido acceso esta redacción, dos días después de distribuir esa primera circular, el partido realizó una aclaración en la que informaba que los grupos que obtengan una asignación mensual inferior a 500 euros no tendrán que seguir este procedimiento. Los grupos municipales en ayuntamientos pequeños que reciben menos de 500 euros al mes de la institución pueden operar de forma autónoma y abrir una cuenta a nombre de cualquier edil sin necesidad de otorgar poderes a la dirección nacional. eldiario.es ha preguntado si este modelo de financiación se utiliza en todos los municipios españoles pero no ha obtenido respuesta.

Los fondos que los ayuntamientos transfieren a los grupos municipales para que puedan llevar a cabo su actividad política han sido considerados subvenciones finalistas por el Tribunal de Cuentas, que ha reprochado en diferentes sentencias que se dedique a otros propósitos. Es dinero que cada partido político con representación municipal recibe del consistorio para sufragar sus gastos y va al margen de los sueldos que se pagan a concejales y alcaldes.

En ayuntamientos como el de Madrid, donde Vox tiene cuatro concejales, van a recibir 32.696,25 euros por los siete meses que pasará en la corporación durante el año 2019, en otro municipio más pequeño como el de Getafe (170.000 habitantes) recibirán 10.500 euros entre junio y diciembre de este año.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha