El Gobierno salva el decreto de los fondos europeos por la mínima con la abstención de Vox y entre reproches de sus socios

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

Aunque por la mínima –170 votos a favor, 126 en contra y 52 abstenciones–, el Gobierno ha conseguido este jueves sacar adelante en el Congreso de los Diputados la convalidación del real decreto de medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que establece las disposiciones generales precisas para facilitar la programación, presupuestación, gestión y ejecución de las actuaciones financiables con los fondos europeos, de los que España recibirá 140.000 millones de euros. 

La convalidación del decreto que establece las herramientas para canalizar los fondos europeos, y que se tramitará como proyecto de ley, ha estado en manos de la posición final de EH Bildu hasta prácticamente el último momento. Finalmente, el voto afirmativo de la formación de la izquierda abertzale y la abstención de la extrema derecha de Vox ha facilitado la aprobación.

PP, Ciudadanos, ERC y Junts han rechazado el texto. Los republicanos catalanes, aliados parlamentarios de la coalición, anunciaron su voto en contra irreversible este miércoles y, como otros socios del Gobierno, reprochan la falta de diálogo de Moncloa. El real decreto cuenta con el voto a favor de PSOE y Unidas Podemos, a los que se suman el resto de socios de la investidura y Presupuestos como el PNV, EH Bildu y Más País, que, no obstante, durante el debate de este jueves han lanzado duros reproches contra el Ejecutivo principalmente por no haber negociado el real decreto con los partidos de la oposición. 

Durante su intervención en el Pleno, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, había considerado los fondos europeos como "claves para la recuperación de España", aunque ha asegurado que "mal invertidos" pueden retrotraer al país "a años de derroche, propaganda e ineficiencia". El parlamentario ha arremetido contra la gestión del Gobierno por "privar a todos los grupos de cualquier participación" en el decreto y por aplicar, según él, el "rodillo" de su mayoría en una norma "partidista" que "no guarda ni estética ni ética". "Este mecanismo tan opaco es el camino más corto a la corrupción y nosotros estaremos vigilantes. Los españoles no se merecen menos", ha advertido desde el atril.

Pese a este discurso, sin embargo, el propio Espinosa ha confirmado después su abstención, que ha permitido al Ejecutivo convalidar el decreto con una mayoría ajustada, argumentando que lo que quiere la formación de extrema derecha es que "los fondos lleguen cuanto antes a los españoles". También ha precisado que "no ha habido ninguna negociación" con el Gobierno para propiciar su abstención. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, no ha querido especificar si ha conversado con la extrema derecha para lograr su voto en blanco, pero sí ha aprovechado para cargar con dureza contra el PP por su 'no': "Resulta literalmente inenarrable e incomprensible que el PP no haya sabido estar a la altura ni siquiera del preámbulo". "Se ha colocado en la destrucción más absoluta", ha denunciado.

PP y Ciudadanos se han revuelto contra Vox por su abstención en la votación. El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha llamado al partido de extrema derecha "socio" del Ejecutivo. Además, distintos dirigentes del PP han mostrado sus críticas a Vox, formación gracias a la que gobiernan en comunidades y ayuntamientos, por su abstención en el decreto que se ha debatido este jueves en el Congreso. "El Gobierno no tenía los apoyos necesarios para aprobar su Real Decreto... Hasta que llegaron VOX y BILDU y salvaron el sistema clientelar que el Gobierno impone en el reparto de los fondos europeos. Luego vendrán con mociones de censura, pero VOX es un salvavidas para Sánchez", ha escrito en su cuenta de Twitter el secretario general del PP, Teodoro García Egea.

En otro mensaje, García Egea consideraba que "VOX y BILDU garantizan la legislatura de Pedro Sánchez dándole todo el poder sobre 140.000 millones de euros. Primeras imágenes de la pegada de carteles en Cataluña", añadía, acompañando su mensaje con un fotomontaje de los carteles de la campaña del PSOE en las que aparece una foto de Santiago Abascal.

Durante el Pleno, la diputada del PP Elvira Rodríguez había defendido el rechazo al decreto con el principal argumento de que será Moncloa quien concentre buena parte del poder en el reparto de los fondos. "Discrecionalidad, falta de transparencia y concentración de las decisiones es un cóctel letal propicio para el clientelismo y la corrupción", ha advertido Rodríguez. 

Pero al Gobierno le han llovido las críticas por parte de los partidos que han anunciado su 'sí y que son normalmente sus socios parlamentarios, especialmente el PNV. Idoia Sagastizabal, la diputada que ha intervenido durante el debate sobre el decreto que se ha producido en un pleno extraordinario el Congreso, ha censurado que la norma se aprobara en el Consejo de Ministros sin “el diálogo y el consenso” con el conjunto de las fuerzas parlamentarias. A los nacionalistas vascos no les “gusta” un real decreto que, a su juicio, “refleja una gestión centralizada y dependiente del Gobierno” que, además, no se corresponde con la “cogobernanza” que defiende el Ejecutivo. 

El PNV pide al Gobierno que "cambie el modus operandi"

No obstante, ha anunciado el ‘sí’ de su grupo al considerar que si no salía adelante la convalidación se estaría mandando “un mensaje de inestabilidad”. “Una vez más, mi grupo se pone en clave de responsabilidad ante un decreto que no nos gusta”, ha asegurado Sagastizabal, que ha acusado al Gobierno de actuar “como si tuviera mayoría absoluta” y de no contar “con nadie”. “Cambien el modus operandi. Cambien el chip. Hoy, una vez más, les sacaremos las castañas del fuego. Pero no se puede pedir siempre a la misma parte que ceda porque la paciencia de mi grupo también tiene un límite”, ha advertido. 

En la misma línea, el portavoz de EH Bildu en el Congreso, Oskar Matute, ha reprochado al Gobierno que en el “proceso” de convalidación del real decreto ”ha faltado transparencia”. “No es normal que cada día nos levantemos con unas exigencias de la Unión Europea que nadie más que el Gobierno conoce”, ha añadido, además de asegurar que en la actuación del Ejecutivo “ha faltado cogobernanza”.

En todo caso, Matute se ha mostrado dispuesto a que EH Bildu sea “resolutivo y decisivo” en la votación de este jueves, en la que ha votado que sí, “para mejorar la vida de la gente”. Por eso ha anunciado que la formación independentista no bloquearía el real decreto, además de por haber logrado “el compromiso de las fuerzas que sostienen al Gobierno” para que el decreto” se modifique en fase de enmiendas en dos cuestiones: transparencia y control del seguimiento de los proyectos, además de que se aumente la dotación presupuestaria para los ayuntamientos”. Posteriormente Matute ha precisado el sentido del voto favorable a la convalidación que iba a servir para salvar su aprobación, aunque Vox ha dado mayor margen a la votación.

María Muñoz Vidal, la parlamentaria de Ciudadanos que ha intervenido en el debate, se ha preguntado asimismo si “este real decreto ley es tan importante” para el Gobierno “por qué no lo han abordado con las fuerzas políticas”. En ese sentido, Muñoz ha criticado que “las decisiones” sobre el destino de esos 140.000 millones de euros contemplados para España en los fondos europeos las vayan a tomar, “en última instancia” el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Consejo de Ministros”. “A estos fondos quieren ponerles una pegatina y hacerse una foto como con las vacunas”, ha denunciado. 

Ciudadanos tiende al Gobierno "una mano responsable" pese a su 'no'

Para Ciudadanos, PSOE y Unidas Podemos “se vuelven a equivocar de socios” en la tramitación de los fondos europeos. Y por ello Muñoz ha realizado “un llamamiento a la responsabilidad del Gobierno”. ”No podemos apoyar este decreto, no podemos votar a favor”, ha insistido, aventurando su 'no', que ha sido confirmado después en rueda de prensa por el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal. “Pero si se convalida trabajaremos en su tramitación como proyecto de ley”, había matizado antes Muñoz Vidal. La parlamentaria ha vuelto a tender “una mano responsable” al Ejecutivo, al que, no obstante, le ha lanzado una advertencia: “No vuelvan a equivocarse de socios. Seamos ejemplo de moderación y entendimiento”.

"Lo mejor para España hubiera sido acordar una mejor ejecución de los fondos europeos. Una fórmula con garantías y controles para asegurar que el dinero se invierte donde hace falta. Pero Vox ha decidido entregar la caja del dinero a Sánchez e Iglesias sin ningún tipo de control", ha añadido horas después del debate la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en un tuit.

En el turno en contra intervino Elvira Rodríguez, la máxima responsable económica del Partido Popular, la principal fuerza de oposición al Gobierno. La también diputada justificó su decisión en “la discrecionalidad, falta de transparencia y concentración de las decisiones” por parte del Gobierno acerca de los fondos europeos. “Este real decreto no solo no resuelve nada, sino que, además, lo complica todo”, lamentaba ella a primera hora, durante una entrevista en RNE. 

“Como en la pandemia, a ustedes les da lo mismo, baste ver al candidato Illa sin solución de continuidad del fracasado ministro Illa, sin el más mínimo reproche ni rendición de cuentas”, le ha espetado al Gobierno la portavoz del PP. Además, ha criticado que “las decisiones sobre los fondos” se vayan a tomar en Moncloa, y ha calificado de “mero postureo” la referencia a que el jefe del gabinete económico “realice el seguimiento del Plan y mantenga informado de modo directo y continuo” a Sánchez. En ese sentido, Rodríguez ha criticado que “a finales de enero” no se conozca el plan del Ejecutivo para repartir los fondos y no se sepa “cuáles son los medios y con qué efectivos y con qué criterio se está conformando”.

Aunque con una argumentación antagónica, también ha defendido su rechazo al real decreto del Gobierno el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. A su juicio, los planes económicos del Ejecutivo van a beneficiar a “grandes empresas” y no a pymes o autónomos. “El Gobierno quiere ponérselo aún más fácil a estos poderes fácticos”. Para Rufián, el real decreto “está escrito para gente como Florentino Pérez y no para trabajadores autónomos”. “No se vendan antes de tiempo”, le ha advertido al Ejecutivo, al que también ha criticado por su ”terrible centralización”. Para ERC, el real decreto ha sido “dictado y redactado por los lobbies y las grandes patronales”.

Durante el pleno de este jueves el Gobierno ha logrado además, con distintas mayorías, la convalidación de otros cuatro reales decretos: el que regula la nueva relación con el Reino Unido tras el Brexit –en el que no ha habido ningún voto en contra–, el de las medidas de apoyo al sector turístico y la hostelería, el de medidas urgentes para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad social y económica en el ámbito de la vivienda y en materia de transportes, así como el de medidas financieras de apoyo social y económico y de cumplimiento de la ejecución de sentencias.

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2021 - 13:22 h

Descubre nuestras apps

stats