La portada de mañana
Acceder
Zapatero, a Madina: "Al verte en el hospital supe que el diálogo era mi deber"
Las claves de los fondos públicos de pensiones que prepara Escrivá
Opinión - Obligados a subvencionar la desigualdad, por Rosa María Artal

Rivera guarda silencio sobre los pactos con Vox y Girauta dice que se han reunido con ellos "para tomar café"

Rivera rechaza volver a reunirse con Sánchez y le urge a negociar con "sus socios"

Albert Rivera ha guardado esta mañana silencio ante su grupo parlamentario sobre la reunión a tres bandas que se está celebrando en Murcia entre su partido, el PP y Vox para desbloquear la investidura del dirigente conservador Fernando López Miras. El líder de Ciudadanos, que ha hecho una intervención en abierto ante su nuevo grupo, ha obviado este asunto mientras el exportavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, se refería a ese encuentro como una simple "reunión de café", asegurando que en ningún caso iba a ser "para negociar un acuerdo programático". "Lo que si podemos es hacernos una foto", ha añadido Girauta, como también se la han hecho con la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, para negociar asuntos en el Congreso.

También José Manuel Villegas ha negado que la reunión haya estado dirigida para "negociar" nada sino únicamente para "explicar" al partido de Santiago Abascal el acuerdo de gobierno que han firmado los 'populares' y su formación. "Según ha dicho, se han sentado "para solicitarles que dejen de bloquear la situación, de hacerle el juego al PSOE y a Podemos, y permitan que haya ese gobierno en el que estará Cs", porque ese pacto "ya está cerrado".

En su intervención ante sus diputados y senadores Rivera se ha explayado sobre las leyes y las iniciativas que Ciudadanos va a presentar en la Cámara en esta legislatura y ha vuelto a criticar a Pedro Sánchez por dilatar los tiempos y no cerrar su investidura para formar de inmediato Gobierno. Al tiempo, le ha acusado de "no mover un dedo para negociar su Gobierno" y de creerse que es "el rey", "el Jefe del Estado, que hace consultas". "No confundamos los papeles".

Además, ha reiterado su negativa a acudir a una nueva entrevista con el presidente del Gobierno en funciones para hablar de su investidura: "Que jueguen otros, nosotros no vamos a participar ni del teatro ni de su juego ni vamos a perder el tiempo", ha reiterado. "Le toca al señor Sánchez formar gobierno". "No se puede ser presidente del Gobierno sin querer trabajar. En España, no, en España hay que trabajar. Pero aquí trabajan todos menos el señor Sánchez", ha lamentado.

Rivera ha señalado que si a él el rey le hubiera encomendado formar Gobierno -"¡Ojalá lo hubiera hecho!, ha exclamado-, "de inmediato habría formado un comité negociador con nuestro socios preferentes" para poner en marcha la legislatura. De paso, ha criticado a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, por no convocar sesiones de control, como le ha pedido Ciudadanos por escrito.

El líder de Cs ha vuelto a señalar que su partido estará en la oposición "liderando esas sesiones de control y la legislación" y con la mano tendida al Gobierno pero solo para cerrar pactos de Estado. "Es que le voy a llamar yo [a Sánchez], si hace falta", ha adelantado, para cerrar esos grandes acuerdos en temas como la despoblación o la educación.

"España necesita una oposición fuerte y firme. Lo que quisiera Sánchez es que la oposición fuera o friki o radical o corrupta y nosotros no somos nada de eso. Somos un partido limpio, moderado y somos un partido de Estado", ha zanjado, pidiendo a sus parlamentarios que "trabajen" y recibiendo de ellos una cerrada ovación.

Etiquetas
Publicado el
4 de julio de 2019 - 13:00 h

Descubre nuestras apps

stats