Pablo Casado ordena al PP "reivindicar el legado de Juan Carlos I" y situar su fraude fiscal en el "ámbito particular"

Pablo Casado y Teodoro García Egea, este lunes, durante la reunión del Comité de Dirección del PP.

El PP va a seguir defendiendo la figura del rey emérito y su legado pese al escándalo originado al reconocer el propio Juan Carlos I su fraude fiscal y abonar a Hacienda 678.393,72 euros por cantidades que había ocultado procedentes de la supuesta donación de un millonario mexicano. En el último argumentario que la dirección de Génova ha distribuido entre sus cargos, al que ha tenido acceso elDiario.es, se les alecciona con que la postura del partido es la de "respeto" por una decisión que sitúan "en el ámbito particular del rey emérito". Con ese hilo argumental se han venido expresando estos días todos los dirigentes del PP para contrarrestar las críticas y los "ataques" que consideran que están lanzando Unidas Podemos y "los socios separatistas" del Gobierno contra la institución monárquica para acabar con ella.

El primero en poner públicamente en valor el papel jugado por Juan Carlos I durante la Transición y los años posteriores ha sido el propio líder del PP, Pablo Casado, que el pasado miércoles destacó del rey emérito su papel como "pieza clave" para alcanzar la democracia y las "libertades" en España y en el diseño de la Constitución. "Los asuntos que haya hecho de forma privada entran dentro de otro poder del Estado, que será el que tenga que dilucidar si hay alguna responsabilidad", aseguró Casado, en referencia a la investigación que está realizando la Fiscalía sobre esas cuentas opacas del rey emérito.

El líder conservador viajó este viernes a Badalona para respaldar al alcalde de su partido tras el incendio de un edificio ocupado por un nutrido grupo de inmigrantes, que acabó con la vida de al menos tres de ellos. Durante la visita, Casado insistió en su mensaje: "Me quedo con el legado del rey don Juan Carlos, por la democracia, por la Transición y como artífice del periodo constituyente". "Desde el PP defendemos el legado de don Juan Carlos y la acción actual de don Felipe VI", añadió, manifestando a continuación su "absoluto rechazo a los vídeos y declaraciones que están haciendo" partidos como Podemos o los independentistas sobre el papel de la monarquía.

El anuncio por parte del abogado del rey del abono de la supuesta cantidad defraudada con la donación millonaria y las tarjetas opacas es un hito en la estrategia de Juan Carlos I respecto a otros escándalos y que está vinculado a la posibilidad de que en este caso acabara imputado. Pese al salto cualitativo en la gravedad de la conducta del monarca, el PP no se ha movido de su posición por episodios anteriores. El pasado mes de agosto, los populares también vieron correcta la decisión del rey emérito de abandonar España, cinco meses después de que se conociera que un fiscal suizo había acreditado que Arabia Saudí le había entregado 65 millones de euros en 2008, una presunta mordida vinculada a la obra del AVE a La Meca. Según opinaron entonces en el PP, Juan Carlos I demostraba con su decisión de marcharse "su lealtad a España, a la monarquía parlamentaria y al rey Felipe VI", señalando de nuevo que su papel en estos años de democracía había sido "determinante y decisivo".

En esa defensa del anterior monarca, los populares se han negado también a que el Congreso abra cualquier tipo de investigación sobre sus negocios por considerar que el Parlamento no tiene como misión controlar a esa institución, opinión que comparten también el PSOE, Ciudadanos y Vox. Igualmente han rechazado que se cree un Registro Patrimonial de bienes de la familia real, como existe en otros países.

Una de las más firmes defensoras de la figura de Juan Carlos I es la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que este jueves realizaba en la Asamblea de Madrid unas controvertidas declaraciones para manifestar su respeto por el rey emérito. Según Ayuso, no se puede considerar a Juan Carlos i como "un ciudadano más", mientras sostenía que "todos los ciudadanos tienen derecho a regularizar su situación con Hacienda cuando consideran en tiempo y forma". "Por supuesto que la ley es para todos la misma pero no todos son iguales ante la ley. Le voy a decir otra cosa, el rey Juan Carlos no es como usted, para empezar es un gran embajador de este país durante muchísimos años", afirmó durante el Pleno de la Asamblea como réplica al portavoz de Más Madrid.

En la polémica también ha sentado cátedra el alcalde y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, que este viernes intentaba aclarar las palabras de su compañera de partido. A su juicio, se cogió "aisladamente la frase". "La presidenta piensa que todos los españoles somos iguales ante la ley", zanjó. En cuanto a la regularización tributaria del rey emérito aseveraba que "no merece mayor reflexión" porque "es un derecho reconocido en el ordenamiento jurídico". "No es ni la primera ni la última persona en España que hace regularización fiscal", manifestaba el alcalde madrileño ante la prensa tras la presentación de la programación navideña. Martínez-Almeida dejaba luego patente su "admiración y gratitud por la gigantesca obra que hizo (el rey) por España en su reinado (..) al margen que la opinión que a cada uno le pueda merecer la regularización".

El Gobierno miente también sobre los muertos en la pandemia y la inmigración

En ese argumentario interno distribuido este viernes entre los cargos del partido, la dirección del PP destaca que ellos son "la solución a los problemas frente a la deriva del Partido Sanchista", al tiempo que critica "la mentira como seña de identidad de este Gobierno". Entre esas "mentiras" insisten en señalar que" el Gobierno oculta la realidad de los muertos a consecuencia de la Covid". "Uno de cada tres muertos por Covid no existe para el Gobierno", dicen, sacando a relucir "los casi 19.000 fallecidos más respecto de la cifra oficial contabilizados por el INE hasta mayo (45.684), que el Gobierno sigue ocultando y que no se debieron a un accidente de tráfico enorme como en su día dijo Fernando Simón, que sigue en su puesto a pesar de su falta de respeto a los miles de muertos por la pandemia", añade el argumentario. "Todos ellos murieron, como los más de 70.000 fallecidos que aún hoy el Gobierno se niega a reconocer en su totalidad, como consecuencia del covid-19. Y no son un desvío menor, como sostiene Illa sin que se le caiga la cara de vergüenza. Son personas con nombres y apellidos, con familias, a las que debemos honrar, respetar y decir la verdad. España no merece un gobierno que mienta", zanjan en su argumentario.

En el mismo documento, y muy en la línea de Vox, añaden como otra "mentira" del Gobierno el "hacernos creer que los masivos trasladados de inmigrantes desde Canarias son en realidad personas que viajan a España como si fuesen turistas, que se pagan su billete y se pueden mover sin problemas por la Península, pese a que la mayoría de las comunidades autónomas y municipios se encuentran confinados perimetralmente" . "Pero no es un cuento como quiere hacer creer este Gobierno", insisten, "es un drama, en el que cientos de personas, algunas infectadas por la Covid, deambulan por las calles abandonadas por el Ministerio del Interior a su suerte y repartidas por todo el territorio nacional". "No es que pidamos, de nuevo, la dimisión de Marlaska; es que el ministro, junto con otros muchos de sus compañeros de gabinete, tenían que haberse ido a su casa hace tiempo", sentencian.

Etiquetas
Publicado el
11 de diciembre de 2020 - 22:37 h

Descubre nuestras apps

stats