Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

España buscará aliados y donantes para desplazados en Centro América

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya.

EFE

Madrid —

0

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se ha comprometido este lunes a dar mayor visibilidad y buscar nuevos apoyos económicos y políticos para el MIRPS, un proyecto que aúna a los países centroamericanos afectados por los desplazamientos forzosos.

Así lo ha subrayado González Laya en un acto por videoconferencia en el que ha asumido, en nombre de España, la Presidencia de la Plataforma de Apoyo al MIRPS, Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones al desplazamiento forzado en Centroamérica y México, que coordina los esfuerzos de los países afectados.

La Plataforma se creó en diciembre de 2019 para apoyar los esfuerzos de los países del MIRPS -Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá- para buscar soluciones al desplazamiento forzado y dar protección a quienes lo sufren y apoyo a los países acogedores o de tránsito.

Además de España, la plataforma está integrada por Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Francia, Italia, Suecia, Uruguay, Suiza y organismos como la UE, ACNUR y la Organización de estados Americanos (OEA).

En su intervención, González Laya ha asegurado que España trabajará con “responsabilidad, compromiso y transparencia” y buscará tener un “impacto real para mejorar la situación y la solidaridad global” con las personas y comunidades afectadas por el desplazamiento forzado en América Central y México.

La ministra se ha marcado como “objetivos específicos” de la Presidencia española dar visibilidad a esta crisis, movilizar apoyos públicos y privados y promover el intercambio de buenas prácticas y lecciones aprendidas.

Según González Laya, su acción se desarrollará en cuatro ejes: impulso a la búsqueda de soluciones al desplazamiento forzado en la región en los foros internacionales, tales como Naciones Unidas; interacción con instituciones financieras de desarrollo como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial “para que presten más atención a esta zona”; cooperación y apoyo directo por parte de los miembros de la Plataforma con los países MIRPS; y asociación del sector privado.

Preguntada por si no teme que, en mitad de la pandemia de coronavirus, se produzca una “fatiga de donantes”, la ministra ha asegurado que para España, la solidaridad y la actitud de no dejar a ningún país atrás “es un imperativo”.

En el acto también ha participado el alto comisionado de ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, quien ha subrayado que “no es solo una cuestión de solidaridad sino de interés común”, ya que si no se afrontan las consecuencias del movimiento forzado de poblaciones se agravará la situación económica y de inestabilidad de los países afectados.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha elogiado la colaboración de los miembros de la plataforma para reforzar la capacidad de respuesta de los países acogedores, que “están desbordados” por la presencia masiva de desplazados y para ayudarles a prepararse para la previsible avalancha de nuevos desplazados una vez se abran las fronteras con el fin de la pandemia.

La ministra de Exteriores de El Salvador, que ostenta la Presidencia pro tempore del MIRPS, Alexandra Hill, ha agradecido el apoyo recibido en medio de la “crisis más grande que hemos vivido en nuestra historia”, que sitúa a la población desplazada en una situación “aún más deplorable” y ha realizado un llamamiento a la “solidaridad compartida y global”.

Hill ha señalado que a los “desafíos inmensos” que supone la gestión de decenas de miles de refugiados y desplazados y las exigencias de la pandemia de coronavirus, se suman los desplazados por las recientes tormentas tropicales, que sólo en El Salvador son 12.000 personas más.

Según datos de ACNUR de 2019, cuatro países de Centroamérica están entre los 10 principales países de origen de solicitantes de asilo: Honduras (78.100), Guatemala (56.100), El Salvador (54.300) y Nicaragua (52.000).

Acumulado hasta finales de 2019, alrededor de 890.000 personas de estos países han buscado protección de la violencia y persecución, incluyendo 318.000 desplazados internos (en Honduras y El Salvador), y 570.000 refugiados y solicitantes de asilo (470.000 del norte de Centroamérica y 100.000 de Nicaragua).

Por otro lado, Costa Rica y México están entre los 10 países en donde se presentaron el mayor número de solicitudes de asilo en 2019, con 59.200 y 70.400 respectivamente. Además, Panamá es el noveno país de acogida con mayor número de personas desplazadas en el exterior por cada 1.000 habitantes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats