La gerencia sanitaria de Ávila traslada a una médica que se unió al alcalde de un pueblo para reivindicar una atención primaria digna

Ambulatorio de Pedro Bernardo

Carmen Moraga


0

Bélgica Zambrano ha sufrido en estos últimos meses dos accidentes laborales. El primero le provocó un esquince en el cuello, pero continuó trabajando. El segundo agravó su dolencia y entonces sí tuvo que estar de baja unos días. Bélgica Zambrano es la médica de Pedro Bernardo, un bonito municipio de Ávila de 850 habitantes situado en plena Sierra de Gredos y conocido como “El Balcón del Tiétar”. Al ser uno de los destinos turísticos de Castilla y León, en verano, sobre todo, su población se triplica y la doctora cree que el horario que le asignaron, de 10 a 14h de la mañana, es insuficiente para atender dignamente a toda la población. Aunque en realidad su jornada es mucho más complicada: la doctora, debe iniciar el trabajo en la localidad cercana de Lanzahíta, de donde depende su centro de Salud. Allí permanece de 8 de la mañana a 10 “sin hacer nada”, según afirma, para posteriormente irse a Pedro Bernardo en donde pasa consulta hasta las dos de la tarde. Una vez acaba, vuelta a Lanzahíta para estar allí entre las 14 y las 15h. “Es un horario absurdo y una pérdida de tiempo, porque con tantas idas y venidas hurtas a la Sanidad y a tus pacientes cerca de cuatro horas diarias de trabajo, entre unas cosas y otras”, lamenta la doctora a esta redacción.

Por eso comenzó todo un peregrinaje de peticiones ante varias instancias para que la dejaran cumplir un horario continuado únicamente en Pedro Bernardo, el Centro de Salud para el que fue contratada hace cinco meses. En su lucha fue apoyada por el alcalde del municipio, David Segovia Muñoz, que desde el principio pensó que “era mucho más razonable la petición de la doctora”. De modo que la ayudó a hacer gestiones con ese fin al comprobar que era la propia Zambrano la que deseaba romper con esa dinámica y estaba dispuesta a ampliar el horario. “No se entiende que un médico esté sin hacer nada de de 8 a 10 horas cuando podía estar pasando aquí consulta toda la mañana”, considera el regidor.

Sin embargo, sus insistentes peticiones han terminado con el peor final que se podía imaginar: la Gerente de Atención Primaria de Avila, Ana Arconada, ha decretado su traslado a otro centro de salud de la zona a partir del uno de julio.

Su decisión fue transmitida a Bélgica Zambrano por videollamada en la que, como toda explicación, le comunicaron que su puesto en el centro de Salud de Pedro Bernardo debía ser ocupado por otra doctora que tenía mayores derechos sobre la plaza. La doctora recibió la noticia con estupor y tristeza. No duda en considerar que se trata de “un boicot” contra ella y una represalia por elevar su queja a varias instancias de Castilla y León, una autonomía gobernada ahora en coalición por el PP y Vox.

Dos horas en el centro de Lanzahíta, “sentada, sin nacer nada”

Bélgica Zambrano, de origen ecuatoriano y nacionalidad española, comenzó a pasar consulta en Pedro Bernardo el pasado mes de febrero cubriendo la plaza que había estado sin titular un largo periodo de tiempo. La Junta de Castilla y León la contrató por un año con la intención de renovarla después en el puesto, pero “esto no se ha cumplido” y la médica ha sido cesada en su puesto, lamenta el alcalde. Zambrano procede de Castilla-La Mancha -vive en Talavera de la Reina (Toledo)- y desde entonces va y viene a diario a su centro de trabajo.

El problema y su queja son los horarios que le asignaron, al igual que a sus otros compañeros de centros de salud de la zona: de 8 de la mañana a 10 trabaja en el centro de Lanzahíta, dos horas durante las cuales dice que está “sentada, sin hacer nada” aunque teóricamente debía dedicar ese tiempo a hacer “cursos de reciclaje y charlas de formación”. “Pero desde que comencé mi trabajo no se ha convocado nada y pierdo esas dos horas. No hago nada”, lamenta. Luego recorre en su coche los doce kilómetros de distancia que hay hasta Pedro Bernardo, en donde pasa consulta desde aproximadamente las 10 de la mañana hasta las dos de la tarde, para regresar de nuevo a Lanzahíta y terminar allí su jornada a las tres de la tarde.

La doctora elevó un escrito a la Gerencia de Atención Primaria de Ávila para que la dejaran trabajar de 8 a 15h únicamente en Pedro Bernardo para atender correctamente a sus habitantes y a todos aquellos que acuden a pasar las fiestas o la temporada de verano. Incluso llegó a pedir asesoramiento a la dirección del Colegio de Médicos de Ávila. Pero no ha habido manera, todos sus intentos han sido baldíos.

Ante esta situación, el propio alcalde cucharero -gentilicio con el que se conoce a los habitantes del pueblo por la habilidad artesana demostrada para la fabricación de husos y cucharas de madera-, [un edil en la actualidad no adscrito, proveniente del XAV, una escisión del PP], decidió hace varias semanas intervenir y abanderar las protestas para lograr que la médico ampliara su horario. A él se unió el regidor de Lanzahíta , José Miguel Gómez. Los dos regidores, cuenta Segovia Muñoz, solicitaron también a la Gerente provincial, Ana Arconada, esa ampliación de horario, pero se lo denegaron con el argumento de que el que tienen actualmente [de 10 a 14 h] es suficiente y sería sentar un precedente ya que otros municipios exigirían entonces lo mismo. Además, les recordaron que durante las dos hora que los médicos están en el centro de Lanzaíta deben hacer “cursos de reciclaje”. Sin embargo, doctora Zambrano insiste una y otra vez a esta redacción en que “no hay ni charlas ni cursos dentro de un cronograma mensual o semanal”.

Es más, según Zambrano, fue ella, además, quien solicitó al llegar que se impartiesen esas charlas médicas en el Centro de Salud de Lanzahíta. Y aunque en un primero momento le contestaron “que eso eran cosas de ciencia ficción”, posteriormente la designaron responsable de Educación Continuada. Tras confeccionar un calendario al efecto e impartir la primera charla , finalmente le indicaron que no podía continuar con ellas “hasta después del mes de octubre”.

Una tensión que fue en aumento

La propia doctora fue también la que solicitó a primeros de junio, en un correo electrónico, a la Gerencia del Servicio de Salud que “reconsideraran” su horario, explicando los dos accidentes que había sufrido. Pero la Gerente le responde y le comunica que “no autoriza” su petición, convocándola a una reunión presencial unos días después con todo el equipo de Atención Primaria de Lanzahíta y la Dirección Médica de Atención Primaria, una cita a la que Zambrano no pudo acudir al estar de baja.

El caso fue elevado, según explica el regidor de Pedro Bernardo, hasta el Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, José Francisco Hernández, -que acaba de ser ratificado en el cargo tras concurrir a las recientes elecciones autonómicas-, a quien le comunica la situación. Su respuesta, según la versión de Segovia Muñoz, fue que “cuántas más hora de consulta, mejor”. Esto dio pie a que el regidor anunciara en las redes sociales del Ayuntamiento de Pedro Bernardo la ampliación del horario de la consulta de 8 a 15h.

La doctora “muy contenta por la noticia” llama entonces a la administración del centro de salud y pide que le abran la agenda de su ordenador de 8,00 a 15,00. “Pero, para su sorpresa, se lo deniegan diciendo que necesita autorización de Gerencia de Ávila”, explica el alcalde.

El ambiente se fue caldeando a medida que pasaban los días. En otra tensa reunión celebrada el pasado martes del Consejo de Salud de la zona, en la que participan los alcaldes de los municipios afectados; la directora médica y gerente de Atención Primaria; la directora del Centro de Salud de Lanzahíta, y varios representantes sindicales, entre otras personas, el regidor de Pedro Bernardo advierte a Arconada que quiere las “pruebas de esos cursos de formación y reciclaje” ya que la doctora insiste en decir que durante esas horas “no hace nada”. También lamenta la situación laboral de los sanitarios, con contratos y “sueldos precarios” y duras jornadas de trabajo.

La notificación del traslado a otro centro de salud de la provincia por parte de Arconada le llegó a Zambrano este viernes y provocó a la doctora una crisis de ansiedad por la que tuvo que ser atendida en el hospital.

Este lunes, a la 13,30h, el propio alcalde ha convocado en la puerta del ambulatorio de Pedro Bernardo una concentración en apoyo a la médica “para que siga entre nosotros”, concentración que ha notificado previamente por escrito a la Delegación y Subdelegación Territorial de la Junta de Castilla y León. En el comunicado también se indica que el Ayuntamiento ha impulsado una recogida de firmas para mandarlas a Gerencia de Ávila “para protestar por su cese y que no la quiten de su puesto en Pedro Bernardo”.

“Ahora tenemos que estar todos juntos y luchar por la sanidad porque queremos a nuestra médica, por el compromiso y atención que tiene hacia todos los pacientes cucharer@s. ¡Os esperamos a todos a la 13:30 en la puerta del consultorio de Pedro Bernardo nos faltéis!”, pide el regidor a los vecinos.

A su vez Bélgica Zambrano ha pedido que se lea esta carta tras la concentración en su apoyo:

“En realidad no soy el objetivo principal de esta convocatoria que voluntariamente se ha generado , una comunidad agradecida y con el principio de defender sus derechos a tener una mejor calidad de atención sanitaria .

Pero difamar contra alguien que percibe fallas de un sistema que desea mejorar ser proactivo es un acto de persecución . Y ante ello estoy en mi justo derecho a mantener mi buen accionar y hacer respetar la honra de mi nombre .

He solicitado a las respectivas direcciones administrativas el horario de atención de 8 de la mañana a 3 de la tarde para la atención en centro médico de Pedro Bernardo, solicitud que justifico debido a la densidad población de dicha comunidad en procura de una mayor cobertura y mejorar la atención brindada a los pacientes pero dicha solicitud me fue negada y seguidamente cambiándoseme de lugar de trabajo diferente para el que fui contratada y utilizándose métodos administrativos no muy claros aún .

Generando así un malestar en la comunidad, tiempo durante el cuál he venido desempeñándome como médico de este centro en mención hemos desarrollado diferentes actividades formativas que han involucrado a la comunidad llegando a mantener una empatía que hoy usted ve reflejada en este grupo extraordinarios de pacientes. Le quedó a bien agradecer por vuestra deferencia y felicitar a la comunidad por su valentía a defender sus derechos y el gesto de solidaridad para con mi persona“, finaliza la carta de la médica, que desea y espera que su caso se resuelva y la dejen atender ”dignamente“ a la población de Pedro Bernardo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats