La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin anuncian que han decidido “interrumpir su relación matrimonial”

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo.

elDiario.es / Agencias


37

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin han decidido, “de común acuerdo, interrumpir su relación matrimonial” después de que la pasada semana se conociera el vínculo del exduque de Palma con otra mujer, según aseguran ambos en un comunicado remitido a EFE en el que subrayan que el compromiso con sus cuatro hijos “permanece intacto”.

Caso Nóos: los ocho folios perdidos con los que arrancó el calvario judicial de la familia real

Caso Nóos: los ocho folios perdidos con los que arrancó el calvario judicial de la familia real

“De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin”, reza el texto del breve comunicado en el que formalizan su decisión.

Los exduques de Palma, quienes se casaron el 4 de octubre de 1997 en Barcelona, no dan más detalles sobre los términos de su separación, propiciada por las fotografías publicadas el pasado miércoles en las que se veía a Urdangarin paseando de la mano con Ainhoa Armentia, compañera de trabajo en un bufete de Vitoria. Las imágenes fueron difundidas por la revista Lecturas después de que se tomaran el pasado 11 de enero en una playa cerca de Bidart (Francia), donde la familia Urdangarin tiene una residencia de verano.

La última vez en que se le vio junto a la infanta Cristina fue a finales de año en la estación de esquí de Baqueira (Lleida), donde pasaron unos días junto a sus hijos.

Cristina de Borbón, de 56 años, trabaja para la Fundación La Caixa y sigue residiendo en Ginebra (Suiza). Urdangarin se incorporó a trabajar como consultor en el bufete Imaz&Asociados de Vitoria el 4 de marzo de 2021, tres días después de su traslado a la cárcel provincial de Álava una vez que pasó al régimen abierto.

El exduque de Palma fue condenado a 5 años y 10 meses por corrupción en el caso Nóos e ingresó en la prisión de mujeres de Brieva (Ávila) en junio de 2018, con lo que se convirtió en el primer miembro de la familia del rey, apartado después, en ser encarcelado. En enero de 2021 fue trasladado al Centro de Inserción Social (CIS) de Alcalá de Henares (Madrid) y a los pocos días recibió el tercer grado penitenciario.

En abril de 2013, el juez imputó a la infanta por primera vez en el caso. Tras un recurso de la Fiscalía Anticorrupción, el 7 de enero de 2014 el juez José Castro la volvió a imputar y la Audiencia de Palma confirmó después la citación como investigada por cooperar supuestamente en dos delitos fiscales cometidos por su marido. El 11 de junio de 2015 el Rey Felipe VI revocó el título de Duquesa de Palma que su padre había dado a su hermana tan solo dos semanas antes de que la Audiencia de Palma confirmara que tendría que sentarse en el banquillo.

En el juicio, la Audiencia de Palma absolvió a la infanta Cristina como cooperadora necesaria en dos delitos fiscales cometidos por su marido en 2007 y 2008 pero la condenó a una multa de más de 265.000 euros como responsable a título lucrativo por el 'caso Nóos'. Por su parte, Urdangarin fue condenado a seis años y 3 meses de cárcel y multa de 512.553 euros por delitos de prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales relacionados con la actividad de la citada entidad sin ánimo de lucro.

El 12 de junio de 2017 la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo decidió rebajar en cinco meses la sentencia contra el ya exduque hasta los 5 años y 10 meses, y también decidió rebajar a la mitad la multa dictada contra la infanta Cristina de 265.088 a 136.950 euros.

La separación de Cristina de Borbón se une a la de su hermana, infanta Elena, quien acordó “el cese temporal de su convivencia matrimonial” con Jaime de Marichalar en noviembre de 2007.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats