La Justicia condena a Patrimonio Nacional a reconocer los trienios de un cocinero de la Casa Real

Fachada exterior del Palacio de la Zarzuela. EFE/Paco Campos/Archivo

La Justicia ha fallado a favor de un cocinero de la Zarzuela y en contra de Patrimonio Nacional. El trabajador, que está asignado a la Casa Real aunque su nómina se cargue a este departamento del Gobierno, acudió al juzgado después de que el gerente del Consejo de Administración de esta institución le denegase el reconocimiento de trienios —un complemento retributivo— y la antigüedad por los más de 10 años que había trabajado como militar antes de pasar a formar parte de la plantilla de la Casa Real, así como los 15 años que lleva prestando servicio como personal eventual al servicio de la familia Borbón.

Patrimonio Nacional paga a través de una empresa el mantenimiento de tres piscinas de la Casa Real

Patrimonio Nacional paga a través de una empresa el mantenimiento de tres piscinas de la Casa Real

La sentencia, emitida el 8 de abril y que es firme, considera que la denegación de Patrimonio Nacional es "contraria a Derecho". Sin embargo, no otorga al demandante el derecho a cobrar las retribuciones que le correspondan desde hace más de 20 años. Según exponen los magistrados, el trabajador de Zarzuela recibirá la prestación con efectos retroactivos, pero solo tendrán en cuenta los cuatro años anteriores a la fecha en la que inició la solicitud el reconocimiento de su antigüedad: noviembre de 2014.

En noviembre de 2018 presentó el primer requerimiento, que fue rechazado por la administración pública. La defensa del demandante estimaba en la demanda que Patrimonio Nacional debía reconocer al demandante "una antigüedad de 25 años y 165 días, 10 meses y 10 días, lo que supone el reconocimiento de 8 trienios y una deuda de 13.185,41 euros, más los intereses legales que correspondan". 

Ante el recurso presentado, Patrimonio Nacional solicitó la desestimación alegando que la resolución que denegó las pretensiones del demandante "se ajustó en todo momento a la legalidad". Asimismo, reivindicaba que "en ningún caso se puede reconocer al recurrente una antigüedad a efectos de trienios" durante los años en los que no formó parte de su plantilla ya que no existía "conexión alguna entre su situación administrativa anterior (militar profesional) y su puesto de trabajo como personal eventual (cocinero)".

Para los magistrados, las argumentaciones de la administración pública "no son de recibo". Según exponen, Patrimonio Nacional ha defendido en este procedimiento que "el carácter eventual de la relación que le unía" con el demandante "y el hecho de no haber adquirido el mismo fijeza en el sistema de empleo público como funcionario de carrera" servía para denegarle el reconocimiento de trienios.

En contra de esta alegación, los jueces defienden que tanto el Acuerdo Marco sobre el trabajo de duración determinada como una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea no avalan esta tesis. Defienden que al denunciante "le es aplicable el principio de no discriminación" del citado convenio, que estipula: "El presupuesto para aplicar el principio de no discriminación es que el personal eventual y los funcionarios de carrera se encuentren en una situación comparable".

Ahondando en la misma línea, los magistrados sostienen que durante el tiempo en el que realizó la prórroga de la 'mili' y en el que estuvo trabajando ya como militar profesional deben computarse "a efectos de trienios". "No siendo aceptable la argumentación de la administración consistente en que, al no haber adquirido la condición de 'funcionario de carrera' no se pueden computar dichos servicios, pues dicha solución como hemos expuesto, supondría una evidente discriminación", recoge la sentencia. 

Los magistrados no realizan una valoración de la cantidad que debe otorgar Patrimonio Nacional al demandante, tras la estimación de su recurso. Establecen que la cuantía que le corresponde al profesional que trabaja en las cocinas de Zarzuela "deberá fijarse, caso de discrepancia al respecto, en ejecución de sentencia".

Este trabajador es uno de los profesionales que desempeñan su trabajo para la Casa Real pero su sueldo no repercute en las cuentas de la Familia Real. elDiario.es ha publicado que varias instituciones — ministerios de Presidencia, Hacienda, Defensa o Interior— corren con buena parte de los costes del personal que está al servicio de la monarquía. El Ministerio de Presidencia hace frente a los salarios de 146 trabajadores que desempeñan su trabajo en Zarzuela. En total, este departamento ha destinado 2,5 millones de euros al pago de estas nóminas a lo largo de 2020. Por su parte, Patrimonio Nacional se ha gastado al menos 776.314 euros en pagar las remuneraciones de varias decenas de empleados que prestan su servicio también en las dependencias de la Corona.

Etiquetas
Publicado el
26 de agosto de 2021 - 21:56 h

Descubre nuestras apps

stats