Los ministros nombrados por Sánchez en la última remodelación del Gobierno son los menos conocidos después de un año

Foto de familia del Gobierno tras la remodelación de julio de 2021.

A ocho de cada diez españoles no les suenan los nombres de las ministras de Ciencia, Diana Morant; Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez o Justicia, Pilar Llop. Y menos de tres de cada diez conocen a los titulares de Universidades, Joan Subirats y Educación, Pilar Alegría, así como a la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, a pesar de que es la cara visible del Ejecutivo desde hace más de un año en todas las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros.

Los sucesivos barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hechos públicos desde la última remodelación del Ejecutivo, anunciada por el presidente, Pedro Sánchez, en julio de 2021, reflejan que los nuevos ministros nombrados entonces siguen siendo, 12 meses después, los menos conocidos por la ciudadanía. A ellos se suma Subirats, que está al frente de la cartera de Universidades en sustitución de Manuel Castells desde diciembre, casi medio año después de los cambios en el Gobierno de julio.



La única excepción es la del titular de Presidencia, Félix Bolaños, que también fue designado por Sánchez hace apenas un año y cuyas apariciones mediáticas y peso político, con presencia en prácticamente todas las negociaciones de calado del Gobierno, han hecho que ya sea conocido por el 56,1% de los españoles. Aunque se sitúa en la parte baja de la tabla también logra un grado de conocimiento mayor que sus compañeras nombradas en julio de 2021 el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, al que ya reconoce, según el CIS, el 37,1% de los ciudadanos. Él es el que logra una mayor evolución desde su elección hace algo más de un año, ya que en el primer barómetro en el que se incluyó su nombre lo conocía solo el 18,3% de la población.

Morant es, por contra, la que se encuentra más estancada en cuanto al conocimiento ciudadano. En octubre de 2021, la primera vez que el CIS preguntó por ella tras ser nombrada ministra de Ciencia, apenas era conocida por el 9,1% de los españoles. Y nueve meses después, en el último barómetro hecho público por el instituto que dirige José Félix Tezanos, su grado de conocimiento llega al 12,3%.



A Raquel Sánchez le reconocía en octubre de 2021 el 12,2% de los ciudadanos y, el pasado julio, el 14,7%. Pilar Llop ha pasado de ser conocida por el 15,4% de los españoles, hace nueve meses, a tener un conocimiento del 20,7% el mes pasado. Y Pilar Alegría ha evolucionado del 20,8% de octubre al 25% de julio. Isabel Rodríguez, por su parte, ha escalado del 23,1% de conocimiento del primer barómetro tras su designación como portavoz del Gobierno al 28,6% actual. Por contra, su predecesora como portavoz, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha caído varios puestos al pasar del 71,7% de grado de conocimiento cuando era la cara visible del Gobierno al 59.9% de julio.



En ese mismo periodo, de octubre de 2021 a julio de 2022, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha conseguido desbancar a la ministra de Igualdad, Irene Montero, como la ministra más conocida del conjunto del Gabinete. Según el último barómetro del CIS a ambas les separa, sin embargo, solo una décima, ya que Díaz es conocida por el 91,6% de los españoles y Montero, por el 91,5%. Les sigue el titular de Consumo, Alberto Garzón, con el 86,1% de grado de conocimiento; el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, conocido por el 85,9% de los españoles y la titular de Defensa, Margarita Robles, al que conoce el 82,5%.



En los últimos meses Robles ha sido la ministra mejor valorada por la ciudadanía en todos los barómetros del CIS, aunque desde abril ha sufrido una caída, coincidiendo con el escándalo de las escuchas de Pegasus conocido precisamente hace cuatro meses y la prolongación de la guerra en Ucrania que ha llevado aparejado el debate sobre el incremento del gasto militar. Si en abril, los ciudadanos le daban una nota media de 5,8 sobre diez, ahora obtiene un 5,2, aunque sigue encabezando el ranking. Le sigue muy de cerca Yolanda Díaz a la que los españoles dan, de media, una nota de 5, en el límite del aprobado.

El resto de ministros suspende, según el último CIS, siendo especialmente llamativa la caída de la titular de Economía, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, que llegó a tener una nota de 5,5 en abril y a la que ahora los encuestados dan un 4,9, coincidiendo con la crisis inflacionaria y las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania. Entre el 4 y el 4,7 se sitúan el resto de los ministros socialistas, también los nombrados en la última remodelación del Gobierno, de julio de 2021. El peor valorado de los miembros del Ejecutivo elegidos por el PSOE es el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska.



En la parte baja de la tabla de valoración se llevan situando los últimos nueve meses el ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón –que ha pasado del 4 de octubre al 3,9 actual–, la titular de Igualdad, Irene Montero, que se sitúa, según el último estudio, en el 3,7 y la peor valorada, la ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, a la que en octubre de 2021 los ciudadanos daban un 3,9 y ahora la valoran, de media, con un 3,5.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats