Abascal vuelve a Vistalegre criticando la exhumación de Franco: "Quieren desenterrar a un muerto contra la voluntad de la familia"

Santiago Abascal en el acto de Vox 'Vistalegre Plus Ultra' en Madrid

"Aquí, en Vistalegre, nació el nuevo Vox". Así comenzó el mitin con el que la formación de extrema derecha ha celebrado el primer aniversario de su irrupción política. El conductor del acto, Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de Relaciones Internacionales del partido, ha hecho un recorrido por las metas alcanzadas por la formación a largo del año transcurrido entre el evento celebrado en octubre de 2018 en este lugar y este domingo, fecha en la que han celebrado su primer aniversario de irrupción electoral.

La Policía desaloja a cuatro activistas de Femen que se han encadenado a Vistalegre para boicotear el acto de Vox

Desde la formación de extrema derecha no han innovado, han repetido las consignas con las que han conseguido hacerse un hueco entre el electorado nacional. Han cargado contra el feminismo, los independentistas catalanes, la inmigración y han defendido la unidad de España, al mundo rural y a la familia Franco, ante la inminencia de la exhumación del cuerpo del dictador en el Valle de los Caídos. El pasado 7 de octubre este partido daba la sorpresa al reunir alrededor de una decena de miles de personas, tras años de irrelevancia política y mediática.

Doce meses después han vuelto a convocar a sus seguidores para celebrar su entrada en instituciones municipales, autonómicas, en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento Europeo. Aunque no han conseguido colgar el cartel de aforo completo, sí han logrado ocupar la mayoría de las butacas, a falta de las filas del gallinero. Al ritmo de sevillanas o canciones de José Manuel Soto los asistentes más madrugadores calentaban el ambiente ondeando banderas de España y comentando con los compañeros de asiento cómo vivieron hace un año la irrupción de Vox. 

A lo largo de dos horas de evento, con un gran despliegue audiovisual y un escenario con una proyección de 360 grados, han tomado la palabra todos los líderes del partido. El último en intervenir ha sido el presidente, Santiago Abascal, que ha cargado contra el PSOE y ha criticado la exhumación del dictador Francisco Franco. Sobre este tema, el diputado de la formación de extrema derecha ha asegurado que es un "debate falsario". Abascal ha continuado su intervención criticando la ley de Memoria Histórica y defendiendo que "hay que respetar a los muertos de cualquier bando que lucharon por España como ellos entendieron que debieron hacerlo".

"El Valle no se toca" han gritado algunos asistentes

"Quieren desenterrar a un muerto contra la voluntad de la familia y evitar a la familia darle sepultura donde ellos quieren", ha incidido, mientras alguno de los asistentes defendían esta postura bajo el grito de "el Valle no se toca". La presidenta de Vox Madrid también ha aludido a la decisión promovida por el Gobierno de Pedro Sánchez, y que cuenta con el visto bueno del Tribunal Supremo. Rocío Monasterio ha defendido que "el sentido común" se ha convertido "en una herejía" en la que se critica la petición de que "no se profanen las tumbas de los muertos". "Seremos los herejía ante el buenísimo imperante y la dictadura progre. Seremos herejes pero defenderemos a España siempre", ha sentenciado.

Con una puesta en escena distendida, en mangas de camisa y emulando a los mítines norteamericanos, Espinosa de los Monteros ha aprovechado para recordar el papel clave jugado por Vox en autonomías como Madrid, donde han conseguido que sus ideas "se respeten" en las negociaciones para formar Ejecutivo.

"Frente a los de España Ahora; España depende; España en marcha, que no sabemos si marchan a la derecha o la izquierda; frente a los neocomunistas de salón, que hablan de Más País y ya sabemos lo que traen, más miseria", ha planteado Monasterio para cargar contra el resto de formaciones, asegurando que "frente a todo ellos, en Vox diremos España siempre". Asimismo, Monasterio ha insistido en que su formación representa al "español de a pie".

Con la campaña preelectoral ya en marcha, Abascal ha criticado duramente a los socialistas. "La historia del PSOE es una historia criminal desde su fundador Pablo Iglesias", ha señalado.

Aunque también ha tenido palabras para PP y Ciudadanos, sus socios en Madrid y Murcia. "No han hecho nada, solo propaganda ideológica. No defendían ninguno de los principios en los que nosotros creíamos", ha apuntado, para indicar posteriormente que Pablo Casado se ha dejado barba "para parecerse a Rajoy".

Como ya hizo Monasterio, el presidente del partido de extrema derecha ha querido dar protagonismo a su formación en la confección de las campañas de sus rivales "¿Os acordais de los lemas de antes? Ahora todos hablan de España y eso es gracias a vosotros", ha apuntado a los asistentes, que estaban entregados a su discurso. 

Ortega Smith asegura que Companys era un "asesino"

Por su parte Ortega Smith ha cargado contra los inmigrantes que llegan a nuestro país, vinculándoles con delicuencia y terrorismo. Asimismo ha llegado a decir que desconoce si "portan enfermedades contagiosas". En una intervención centrada en criticar al independentismo catalán, ha asegurado que este domingo se cumple el aniversario de "otro traidor, el asesino de Lluís Companys, que dio un golpe de estado desde la Generalidad y ordenó el asesinato de 8.000 españoles".

Con esta demostración de fuerza, los de Santiago Abascal enfilan las elecciones del 10 de noviembre aglutinando en Madrid a seguidores de toda España, mientras las encuestas apuntan que esta formación tocó techo el pasado 28 de abril.

Hace un año en Vistalegre Vox puso fin a su "travesía por el desierto", de esta forma aluden los dirigentes del partido a sus años de irrelevancia electoral. El periplo terminó en los comicios del 26 de mayo tras obtener representación municipal, autonómica y europea.

El partido ha tenido a los asistentes esperando en largas colas antes de entrar al recinto. Entre los temas de conversación, algunos seguidores comentaban descreídos las proyecciones electorales, otros recordaban que no venían a Vistalegre desde un mitin de José María Aznar en el año 2004 tras la victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero. Los más madrugadores también descalificaban a las activistas de Femen que se habían encadenado esta madrugada al Palacio. Cuando llegaron la mayor parte de asistentes ya no estaban porque la Policía ya les había desalojado.

Etiquetas
Publicado el
6 de octubre de 2019 - 13:33 h

Descubre nuestras apps

stats