Rajoy se deshace en agradecimientos a Cospedal: "Es la persona que nunca me ha dicho que no"

Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal, este lunes en el hotel Ritz / EFE

Mariano Rajoy dijo que no iba a deshacerse en elogios ni a utilizar palabras huecas para alabar a Mª Dolores de Cospedal: "No es mi estilo". Pero iba para eso. El presidente del Gobierno ha presentado a su secretaria general, que intervenía en un desayuno informativo, como una "mujer excepcional", propietaria de un curriculum "que abrumaría a todos" y como la persona que ha asumido todos los retos y sacrificios que él le ha planteado. "Es la persona que nunca me ha dicho que no", resumió Rajoy. Por su parte, ella dejó claro que asume que los sinsabores sobre el caso Bárcenas forman parte de su cargo y que eso incluye "dar la cara y manejarse en situaciones difíciles".

Vídeos: escrache de la PAH en el hotel Ritz, en Madrid

El líder del PP respaldó así a su número dos en el PP, muy cuestionada en las últimas semanas por la gestión del caso Bárcenas. La reaparición de Cospedal llega después de no haber convocado rueda de prensa en Génova el lunes pasado. El anterior fue cuando habló del finiquito de Bárcenas "en forma de simulación".

Rajoy agradeció su lanor y dijo que "sin el sostén del PP", el Gobierno tendría "innumerables dificultades" para hacer entender sus políticas a los ciudadanos. También se consiguió la buscada foto de unidad porque se presentó medio Ejecutivo y casi todo el PP. Asistieron, en total, unas mil personas según la organización.

El nombre de Bárcenas ni siquiera se mencionó en la única pregunta a la que tuvo que contestar sobre el caso del extesorero. El filtrado del moderador fue tal, que Cospedal pudo salir fácilmente del aprieto. Le bastó con decir que no cree que sea cierto que el 80% de los votantes del PP estén convencidos del chantaje al partido y que se alegra "enormemente" de que el caso esté en los tribunales. Como ya hizo el sábado, Cospedal censuró los "comportamientos reprochables, ilícitos o indignos" y llamó a hacer política "de verdad y con valores".

Aguirre, sentada delante de ella, levantó la ceja y esbozó una media sonrisa cuando le preguntaron a Cospedal si el PP de Madrid es como el PSC para el PSOE. "No, por dios! Esta comparación no me va", contestó Cospedal. Las críticas de Aguirre en el penúltimo comité regional quedaron así convertidas en "distintas sensibilidades" dentro de un partido "que tiene claro los referentes importantes".

Mientras ella presumía de su gestión como presidenta de Castilla La Mancha y de haber batido el récord en reducción de déficit, los activistas de Plataforma por la Hipoteca llamaban "ladrones" a todos los políticos, banqueros y empresarios que entraban en el hotel Ritz. exigían una solución para el problema de los desahucios y la falta de alquileres asequibles. Las protestas obligaron a que el presidente y Soraya Saénz de Santamaría salieran del hotel por la puerta de atrás. Como comentaba preocupado Manuel Cobo, mano derecha de Gallardón: "No son buenos tiempos".

Etiquetas
Publicado el
11 de marzo de 2013 - 13:23 h

Descubre nuestras apps

stats