Rajoy frena las ansias de los que ya aspiran a ser candidatos

Rajoy aborda hoy con el PP los planes electorales y  el desafío catalán

Los que tienen prisa en el PP por ser proclamados candidatos a alcaldes o presidentes autonómicos se han encontrado este lunes con un jarro de agua fría. En presencia de Esperanza Aguirre, que ha asistido a la reunión aunque no ha abierto la boca, Mariano Rajoy ha dicho que no hay "ninguna prisa" por decidirlo.

Aguirre carga contra el juez que ha decidido que su caso sea juzgado como delito

Aguirre, sobre su candidatura: "Siempre he estado en manos de la providencia"

De esta forma, el primer comité ejecutivo del partido en el inicio del curso se ha saldado con una intervención de Rajoy y otra de Mª Dolores de Cospedal y los barones se han limitado a asentir. Rajoy ha insistido en que la consulta catalana no se celebrará y que ya tiene "preparadas todas las medidas que hay que tomar", en referencia a los recursos a la ley de consultas y a la convocatoria.

Carlos Floriano ha sido el encargado de resumir el contenido ante los periodistas después de la reunión. El responsable de organización se ha esmerado en echar balones fuera ante las preguntas sobre si Aguirre puede ser candidata a la alcaldía de Madrid y se ha limitado a decir lo mismo que Rajoy: que el plazo "lo marca la ley" y que para eso aún faltan muchos meses. En su entusiasmo, Floriano ha llegado a decir que, para Madrid, "el PP tiene muchos candidatos, empezando por su alcaldesa".

Ante la posibilidad de que el proceso de elección de candidaturas coincida con el juicio a Aguirre por un delito de desobediencia al darse a la fuga con su coche por las calles de Madrid, Floriano ha optado por el silencio y no ha querido opinar sobre lo contraproducente que sería. Antes de entrar a la reunión, Aguirre se ha despachado contra el "tribunal unipersonal" que decidió sobre su juicio y ha dejado caer que su futuro profesional está "en manos de la providencia"

Aunque formalmente no han empezado los contactos con el resto de partidos para hablar del cambio en el sistema de elección de alcaldes, en el PP no dan por perdida la batalla. Los conservadores argumentan la falta de una propuesta concreta con que "no se puede ir con un papel cerrado" y aspiran a conocer las líneas rojas en cuanto al tanto por ciento de votos mínimo que se podría negociar con los socialistas.

Sin embargo, Rajoy ha admitido en presencia de los máximos dirigentes del PP que una reforma así "es complicada y hay que hacerla bien" y en ningún momento les ha asegurado que la llevará adelante si todas las formaciones se oponen.

Otro de los avisos que Rajoy ha lanzado es que la inminencia de las elecciones municipales y autonómicas no puede llevar a los suyos a descuidar la contención del déficit. Según ha reconocido Alberto Fabra a la salida de la reunión, él se ha dado por aludido y varios de los asistentes se han cruzado miradas en ese sentido. Por si no era suficiente, Rajoy les ha dejado claro que "con inaugurar una carretera, no se ganan elecciones".

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2014 - 14:46 h

Descubre nuestras apps

stats