Rajoy asegura sentirse "en forma" para buscar una nueva victoria electoral al frente del PP

Mariano Rajoy en una imagen de archivo

Mariano Rajoy no quiere cerrarse la puerta a una nueva candidatura a la presidencia del Gobierno. Sus intenciones al respecto quedaron claras cuando, tras pactar con Ciudadanos, el PP aclaró que la reforma legal para limitar los mandatos a ocho años no tendría carácter retroactivo y, por lo tanto, no afectaría al líder del partido conservador. En medio del verano, Rajoy ha dado nuevas pistas de sus intenciones y asegura que el PP está muy animado para volver a ganar las elecciones.

El PP admite que sabía que nunca cumpliría el acuerdo de investidura con Ciudadanos

El PP admite que sabía que nunca cumpliría el acuerdo de investidura con Ciudadanos

La frase ha caído sin preaviso durante la rueda de prensa que el jefe del ejecutivo ofreció este lunes tras reunirse con el rey en el Palacio de Marivent. A Rajoy se le pedía una opinión sobre los últimos datos del CIS. El presidente respondió que "las encuestas son encuestas" y aseguró que en el PP "estamos muy animados" y con ganas de trabajar para volver a ganar elecciones: "Me encuentro en forma para hacerlo", aseguró.

La posibilidad de una nueva candidatura del PP con Rajoy al frente es algo asumido en Génova, donde el líder goza de la tranquilidad de carecer de nada parecido a contestación interna. La dirección del PP no ha patrocinado ningún movimiento que haga pensar en la posibilidad de encarar el relevo del presidente.  

Rajoy asegura a quien se lo pregunte que su intención es agotar la legislatura en la medida de sus posibilidades. Sin embargo, las dificultades con las que ha contado para aprobar los presupuestos, además de otros factores como el conflicto con Cataluña o la reaparición de Pedro Sánchez, podrían alterar esos plazos. Si el político gallego decide concurrir a unas nuevas elecciones generales, sería su sexto concurso como candidato.

El último barómetro del Centro de Estudios Sociológicos volvió a situar al presidente en las últimas posiciones en cuanto a valoración de líderes. Con una nota de 2,79 el presidente del Gobierno ocupa el decimosegundo puesto en la lista de mejores políticos, muy por detrás de Sánchez. 

La herida en imagen que acumula Rajoy por los escándalos de corrupción que afectan a su partido no tiene un paralelismo en la vida interna del partido: la formación conservadora se comporta como una roca en la que las únicas disputas internas son las de aquellos grupos que se disputan el favor del líder. 

En este contexto, Rajoy pretende exhibir fortaleza y determinación para seguir al frente del proyecto. Sin un escenario claro de nueva contienda electoral, sería aventurado dar por sentada una nueva entrega de Rajoy en forma de candidatura. Por si esa circunstancia llega antes de lo esperado, Rajoy ya va avisando: "Estoy en forma".

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2017 - 20:00 h

Descubre nuestras apps

stats