Sánchez defiende un tipo mínimo del 15% en sociedades y "una fiscalidad justa" para tener "servicios públicos potentes"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d) y el primer ministro portugués, António Costa, a su llegada a la jornada de clausura del III Foro La Toja-Vínculo Atlántico, este viernes en la localidad pontevedresa de O Grove. EFE/Lavandeira jr

Pedro Sánchez mantiene una férrea defensa de la "fiscalidad justa" como la fórmula para sostener el estado de bienestar en la que incluye la imposición de un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades, que se ha convertido en una de las batallas a nivel interno en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2022. Unidas Podemos aún no ha recibido el 'sí' a la inclusión de esa medida, aunque desde la parte socialista se muestran dispuestos a incorporarlo como un "ajuste" antes de la gran reforma fiscal para la que esperan al informe de los expertos, que tienen de margen hasta febrero para presentar su propuesta.

Sánchez defiende que subir el SMI o crear el ingreso mínimo vital propulsa el "beneficio económico"

Sánchez defiende que subir el SMI o crear el ingreso mínimo vital propulsa el "beneficio económico"

El presidente del Gobierno sostiene que los ciudadanos piden cada vez más recetas socialdemócratas para superar las crisis o enfrentar calamidades como la pandemia basándose en los últimos procesos electorales en Noruega o Alemania. "Necesitamos recursos económicos, una fiscalidad justa y suficiente y estable para sufragar [los servicios públicos]", ha afirmado. "Quien diga que son posibles unos servicios públicos potentes e inversiones públicas para modernizar nuestra economía sin una fiscalidad justa o miente o es que tiene un propósito oculto de desmantelar los servicios públicos", ha rematado.

Y en el marco de esa fiscalidad justa, Sánchez se ha referido a "los avances importantes" que se han producido en el ámbito internacional, especialmente en el marco del G20 gracias al impulso de la Administración Biden, para llegar a un acuerdo que ha definido como "sin precedentes, inimaginable" de que que las grandes empresas multinacionales "paguen impuestos en los países donde operan, y que también establece un impuesto de sociedades de, al menos, el 15%". "Un acuerdo que espero que sea ratificado en la próxima Cumbre del G-20, para que la arquitectura fiscal internacional sea más estable y sea más justa y erradiquemos de una vez y para siempre los paraísos fiscales", ha señalado el presidente en su intervención en la clausura del III Foro de la Toja. Establecer un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades es uno de los compromisos del acuerdo de la coalición en materia impositiva y una de las exigencias del socio minoritario en la negociación de las cuentas del próximo año, cuya aprobación en Consejo de Ministros se está retrasando fundamentalmente por el desacuerdo en la regulación de los precios del alquiler.

Sánchez ha señalado que la solución a algunos conflictos, como el calentamiento global, tiene que venir de la mano de las grandes potencias y ha defendido que la UE se alíe en algunos asuntos concretos para operar como una de ellas. Así, se ha referido al incremento del precio de la luz, que es uno de sus mayores quebraderos de cabeza. España quiere que la cumbre de la UE aborde ese asunto en la próxima reunión de líderes. "Como saben -ha dicho- el Gobierno de España ha presentado ante la Comisión Europea una propuesta para dar una respuesta común a la subida de los precios mayoristas de la energía".

El presidente ha defendido que "si funcionó la compra conjunta de vacunas", la UE debe aumentar su "poder de negociación" haciendo una "compra conjunta" de energía así como impulsando "una reserva estratégica de gas en Europa".

El socialista ha celebrado la sustancial mejora de la situación en los últimos doce meses, desde su última participación en ese foro, y entre los datos que ha puesto en valor es la reducción del paro, que ha asegurado que dará una buena noticia en los datos que se harán públicos el lunes. Aún así, ha asegurado que no quiere caer en la "autocomplacencia" ante lo que ha denominado la "cruda realidad" que ha descrito con algunos datos, como que el 26% de la población está en riesgo de exclusión o que la tasa de pobreza infantil se sitúa en el 27,4%, entre otros.

Por eso, ha vuelto a hacer un alegato en favor de medidas sociales como el Ingreso Mínimo Vital, que ha definido como un nuevo pilar del estado del bienestar, como un mecanismo para generar beneficio económico. "La exclusión social socava el crecimiento económico y la convivencia. Tiene una traslación política porque debilita nuestra democracia y socava la confianza en las instituciones democráticas -ha reflexionado-. Eliminar desigualdades no solo hace fortalecer la convivencia, la confianza en nuestra democracia y las instituciones que nos da la Constitución sino que también impulsa el crecimiento económica". Sánchez ha puesto como ejemplo que "reducir un 10% el abandono escolar podría incrementar la productividad, que es uno de los principales talones de aquiles de la economía española, hasta en un 5%".

Tirón de orejas por la falta de mujeres

En su discurso también ha abogado por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el marco de la cohesión social y ha finalizado dando un tirón de orejas a la organización del Foro de la Toja por la falta de paridad en las jornadas -en las que solo nueve de los más de cuarenta participantes han sido mujeres-.

"Cuando volvemos la vista atrás y observamos las imágenes oficiales de hace 20, 30 o 40 años, hay muchas cosas que nos chocan: la indumentaria, la presencia del tabaco en los espacios públicos… Pero lo más chocante en las fotos oficiales antiguas es que solo apareciera el 50% de la realidad: porque estaban fuera las mujeres. Las mujeres estaban en las fotos familiares, en las imágenes de la vida privada, pero las mujeres no existían en la vida pública -ha dicho al acabar-. Por eso, os agradezco una vez más la invitación a este importante foro en el que siempre he estado presente y al que siempre acudiré y por eso me permito compartir una sugerencia: puesto que aquí se está hablando de futuro, vale la pena que aumente la presencia femenina porque no hay futuro sin mujeres. Porque la verdadera diferencia entre el pasado y el futuro es la ausencia y la presencia de las mujeres".

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2021 - 14:39 h

Descubre nuestras apps

stats