Sánchez rectifica y enviará armas bilateralmente a Ucrania

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez interviene en la sesión plenaria en el Congreso este miércoles.

Irene Castro


127

Pedro Sánchez rectifica y enviará armamento a Ucrania. El Gobierno había defendido hasta ahora que la ayuda de armas se entregara canalizado a través de la UE, pero ha justificado el cambio en la presión que han ejercido algunos grupos, entre ellos el PP. “Como veo que hay grupos que ponen en cuestión el compromiso del Gobierno de España; y para mí y para el Gobierno es tan importante la unidad, les anuncio que España entregará a la resistencia ucraniana, material militar ofensivo”, ha afirmado en su comparecencia en el Congreso. Podemos, cuyos ministros no han aplaudido el anuncio de Sánchez, ha reconocido que no comparte la decisión del presidente minutos después de que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, asegurara que “todas las medidas para parar esta guerra van a ser compartidas por el Gobierno”. A Díaz le comunicó Sánchez a última hora del martes la decisión y a la ministra y líder de Podemos, Ione Belarra, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares. En su réplica, Sánchez ha admitido los “matices” que ha mostrado el socio minoritario y ha defendido que cree que se “equivocan” con el rechazo al envío de armas.

El PP aprovecha la crisis de Ucrania para reclamar a Sánchez que amplíe el presupuesto militar

El PP aprovecha la crisis de Ucrania para reclamar a Sánchez que amplíe el presupuesto militar

Hasta este mismo martes, el Gobierno defendía limitar su contribución al armamento a los 40 millones de euros que le corresponden a través del fondo europeo de ayuda a la paz después de que la UE decidiera movilizar 500 millones de esa bolsa para Ucrania. El presidente ha defendido que esa es la postura que le parece “adecuada” y ha insistido en que es lo que ha solicitado el alto representante de la UE, Josep Borrell, que dijo este martes que el envío no podía ser un sumatorio de aportaciones individuales de los países.

España era uno de los pocos países que limitaba su contribución a ese fondo. La mayoría de países del entorno habían anunciado el envío extra de armas. Hasta este martes Moncloa defendía que su posición era “coherente”. Pero sin que hayan pasado siquiera 24 horas, Sánchez da un giro al guion ante la presión del resto de países y también de la oposición, que atribuía a las diferencias en el seno de la coalición la decisión de no enviar armamento bilateralmente a Volodímir Zelenski. Moncloa siempre ha negado que haya diferencias en el Gobierno. No obstante, Podemos cuestionó desde el inicio los “aspavientos belicistas” que veía en los socialistas e incluso la canalización del envío de armamento a través del fondo europeo de apoyo a la paz, pero había suavizado su posición precisamente por moverse en los márgenes de la UE.

Sánchez ha reconocido que Unidas Podemos está en contra del envío de armas de forma bilateral y ha insistido en que ha virado su posición por los reproches que habían lanzado algunos partidos. “Considerarán que no es acertado y creo que en esto se equivoca”, ha dicho el presidente en su réplica en el Parlamento. “Ucrania tiene estatuto de país agredido, están combatiendo de forma desigual”, ha dicho Sánchez que ha reprochado al portavoz del grupo confederal, Pablo Echenique, que no exija a Putin una “mínima de la guerra” que es cesar los ataques cuando se abre un canal de negociación. “Compartiendo su preocupación, que no podemos contribuir a una escalada verbal que nos lleve a escenarios superiores de belicosidad, creo que España tiene que contribuir a ayudar a Ucrania a nivel europeo y a nivel bilateral”, ha sostenido.

Sánchez apuesta por declarar Rusia paraíso fiscal

Hoy el “no a la guerra” es el “no a la guerra de Putin”, ha afirmado el presidente. Sánchez ha defendido las medidas que ha ido tomando la UE para intentar frenar a Putin, como las sanciones financieras, la exclusión de los bancos rusos del sistema SWIFT o la prohibición de sobrevolar el espacio aéreo europeo por parte de las compañías rusas, entre otras. El presidente del Gobierno ha anunciado que impulsará en el seno de la UE y de la OCDE que se declare a Rusia un paraíso fiscal para seguir imponiédole un cerco económico al incluir a Putin en la “lista negra” de paraísos fiscales.

El presidente ha reiterado que la UE se enfrenta a una crisis larga con Vladimir Putin y que tendrá importantes consecuencias en la economía europea. Ha explicado que las sanciones afectarán a las exportaciones a Rusia, así como las inversiones de empresas españolas y a la recepción de turistas de ese país; pero también ha avisado de que habrá “interrupciones bruscas” de importaciones de Ucrania en materiales como cereales, aceite de girasol o productos agropecuarios. Para garantizar la oferta de esos productos, Sánchez ha dicho que pedirá a la Comisión Europea que active sus resortes.

Plan Nacional de respuesta al impacto de la guerra

Así, ha advertido de que habrá que hacer “sacrificios”. Y es en ese punto en el que ha reclamado “unidad” al conjunto del Congreso para “mitigar el impacto de la guerra”. Por eso ha anunciado la puesta en marcha de un “Plan Nacional de Respuesta al impacto de la guerra”. “El Gobierno ya está en ello”, ha defendido sobre el plan que quiere que sea “abierto y dinámico” para que los grupos parlamentarios, los gobiernos autonómicos o los agentes sociales puedan hacer aportaciones. El primer eje de ese plan será un “pacto de rentas”, que ha definido como “un gran acuerdo de país que proporcione confianza y estabilidad, tanto desde la perspectiva de los costes salariales como desde la moderación de los márgenes y beneficios de las empresas”. “Todo ello con el objetivo de evitar caer en una espiral inflacionaria que mine el poder de compra de las familias, de los ahorradores y ponga en riesgo la recuperación económica”, ha expresado.

Aunque el principal golpe se producirá en el mercado energético, en el Ejecutivo están convencidos de que la repercusión será menor en España que en otros países puesto que solo importa el 4,6% del petróleo y el 8% del gas de Rusia. “El impacto directo será limitado, y puedo garantizar que la seguridad de suministro está garantizada, pero en todo caso el impacto sera importante en nuestro pais y la economia europea”, ha señalado Sánchez, que ha reconocido que habrá “subidas importantes de precios mayoristas de los mercados de gas y crudo” con lo que ve factible que “los precios se mantengan altos y volátiles en el futuro, con el impacto directo en el índice de precios al consumo y, por tanto, sobre el poder de compra y el bienestar de la ciudadanía”.

Para tratar de amortiguar esos efectos, Sánchez ha asegurado que se prolongarán hasta el 30 de junio las medidas adoptadas cuando comenzó a dispararse el precio minorista de la energía, como la reducción del IVA, la suspensión del Impuesto al Valor de la Producción de Electricidad, el Impuesto Especial sobre la Electricidad al mínimo del 0,5% y la minoración temporal del beneficio extraordinario que obtienen las centrales de generación de gas no emisoras.

“Debemos estar unidos en la respuesta que, tanto en Europa como en España, demos a las consecuencias económicas y sociales de este conflicto bélico, un conflicto belico no deseado, no buscado por Europa. Pero que va a encontrar la respuesta unida de toda España y de toda Europa”, ha concluido Sánchez.

El PP aplaude el giro de Sánchez

El PP ha aplaudido el giro de Sánchez. “Esperemos que este cambio sea desde ahora la hoja de ruta del Gobierno de España”, ha dicho la portavoz, Cuca Gamarra, que considera que el envío de armas a Ucrania es un “deber moral” y le ha pedido que explique en qué se va a concretar. “Usted pide unidad estamos dispuestos a trabajar con ella y por ella”, ha afirmado Gamarra tras haber reprochado de nuevo a Sánchez el reparto de los fondos europeos al exigirle que dé a las comunidades lo que “les debe”. “Son 129.000 millones más que en los cuatro años de Rajoy los que hemos transferido [a las comunidades]”, le ha recordado el socialista. 

“Solo hay un culpable, que es Putin”, ha dicho el líder de Vox, Santiago Abascal, que no ha desaprovechado la ocasión para señalar como “cómplices” en el Gobierno. “Putin nunca se habria atrevido a desencadenar esta guerra criminal si no fuera porque la Comisión Eurpea, con sus dos grandes partidos, han dejado nuestro continente en un estado de absoluta debilidad”, ha dicho el dirigente de la extrema derecha. Tanto PP como Vox han exigido a Sánchez el aumento del gasto militar. El presidente aseguró este lunes que será del 1,22% del PIB en 2024.

Sánchez ha reprochado al líder de la extrema derecha su discurso xenófobo. “Cada vez que me pide la dimisión, lo llevo con orgullo, algo estaremos haciendo bien”, ha ironizado: “Es triste que use una crisis de tal calibre para plantear un discurso xenófobo donde hay refugiados de primera y segunda categoría”. “Esta crisis les pone ante el espejo”, le ha dicho a Vox, antes de concluir que el debate ha servido para “recordar que hay un partido xenófobo”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats