Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Un crispado debate en el Congreso activa la investigación al PP por la Kitchen

Un crispado debate en el Congreso activa la investigación al PP por la Kitchen
Madrid —

0

Madrid, 1 oct (EFE).- La comisión de investigación sobre la Operación Kitchen, que afecta de lleno al PP por la presunta implicación de exaltos cargos del partido, ha comenzado este jueves su andadura en el Congreso con un debate en el pleno bronco y crispado, plagado de acusaciones y referencias a casos de corrupción.

Tras los trámites formales que tienen que seguir estas comisiones antes de que vean la luz (la calificación por la Mesa y el aval de la Junta de Portavoces), se ha producido este jueves, en el pleno, el debate y la votación para su constitución. Como estaba previsto, el apoyo ha sido mayoritario.

Un total de 206 votos a favor ha propiciado que durante los próximos días tenga lugar el acto de constitución de la comisión, que es la formación de la mesa y la elección de su presidente, vicepresidentes y secretarios. Esto puede suceder la semana que viene.

Será entonces cuando se conozca qué dirigentes en ejercicio y qué exdirigentes acudirán a dar su testimonio, entre los que podrían figurar Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría o Jorge Fernández Díaz.

Todos son ex altos cargos del PP y del Gobierno, aunque los planes de los grupos parlamentarios proponentes, el PSOE y Unidas Podemos, apuntan también a Pablo Casado, líder actual de los populares, e incluso a su número dos, Teodoro García Egea.

El reglamento del Congreso hace obligatoria la asistencia si la mayoría de la futura comisión tramita la citación por conducto de la Presidencia de la Cámara.

Unidas Podemos ha dejado ya claro que quiere que Rajoy y Casado comparezcan, en tanto que el PSOE ha optado por esperar a la constitución de la mesa para desvelar a quiénes llamará.

A tenor de la envergadura de los dirigentes que los grupos barajan como comparecientes, el PP teme que la comisión sea "un show" destinado únicamente a hostigar al partido, en versión de fuentes de la dirección parlamentaria.

Por ello, el popular ha sido el único de los grandes grupos que se ha opuesto en el pleno de este jueves a que la comisión se ponga en marcha. Se le ha unido Foro, la formación asturiana.

Dentro del mismo bloque de oposición, Vox se ha abstenido y Cs, como ha reiterado su portavoz adjunto, Edmundo Bal, ha votado a favor.

Sus posiciones han resonado en un debate áspero y tumultuoso en ocasiones, ya desde la primera intervención del diputado del PSOE Felipe Sicilia.

Intervención que ha sido un correlato de lo que hasta la fecha se conoce sobre la Operación Kitchen; según ha recalcado, Casado "no es ajeno".

"Esperamos que dé explicaciones", ha puntualizado acto seguido, en lo que puede ser un anticipo de una futura comparecencia.

Sicilia ha insistido en la gravedad de la Kitchen porque se trata de "una trama de corrupción" (el diseño de un entramado parapolicial para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas) destinada a tapar "otra trama de corrupción", la Gürtel.

Ha instado al Partido Popular a demostrar ya este jueves que "no son una trama, sino un partido" y a apoyar la comisión.

No ha sido el caso, como se ha encargado de corroborar la diputada del PP Ana Belén Vázquez. Además de defender a su formación y de rechazar la investigación a un Gobierno de hace nueve años, ha contraatacado a PSOE y a Unidas Podemos, y así, ha enumerado los ERE o la financiación "ilegal" de la formación de Pablo Iglesias.

Vázquez ha recalcado que la comisión es "una farsa" destinada a "tapar" la gestión de la pandemia de "un Gobierno miserable" y ha insinuado que las conclusiones de los trabajos ya están hechas.

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, le ha contestado así: "La diferencia entre su partido y el mío es que ustedes tienen a gente en la cárcel y sus denuncias contra mi partido han sido archivadas, así que antes de hablar de la financiación de mi partido, lávense la boca con jabón".

La diputada del PP ha abogado por esperar al desenlace de la investigación judicial en marcha, algo en lo que ha coincidido la representante de Coalición Canaria, Ana Oramas.

Oramas, con todo, ha expresado su estupor por el tono del debate y ha parafraseado una afirmación célebre de Mafalda, el personaje creado por Quino, fallecido ayer miércoles: "Paren este Congreso que yo me bajo".

Edmundo Bal ha reconocido sentir "vergüenza" por las acusaciones que se han cruzado PSOE y PP, más pendientes de "la corrupción ajena que de la corrupción propia".

Portavoces como Aitor Esteban, del PNV, ha rechazado el emplazamiento a esperar a que los tribunales dicten sentencia antes de proceder a la investigación parlamentaria; son planos diferentes, ha explicado, ya que en el Congreso se pretende dirimir las responsabilidades políticas, si las hubo.

El PNV ha apoyado la comisión, al igual que JxCat, EH Bildu, la CUP, BNG, Más País, Compromís y casi todas las fuerzas regionalistas.

Y ERC, cuyo portavoz, Gabriel Rufián, ha acusado al PP de ser "una maquinaria de corrupción"; le ha advertido de que "la basura siempre flota".

Vox se ha abstenido, tal y como ha manifestado su secretaria general parlamentaria, Macarena Olona. Su grupo será muy activo en la comisión porque considera que aquello sobre lo que versa es "grave", pero, ha añadido, no la respalda porque PSOE y Podemos "carecen de legitimidad" para promoverla.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2020 - 14:15 h

Descubre nuestras apps

stats