eldiario.es

9

El mejor verano de la historia en las carreteras

220 personas han fallecido en la carretera este verano, un 15% menos que el periodo estival del año pasado, pese al aumento de los desplazamiento

También se ha reducido en un 23% el porcentaje de siniestros en carreteras convencionales respecto al total

La DGT prevé 1.709.400 desplazamientos en Andalucía desde este miércoles por la operación especial '15 de agosto'

La DGT prevé 1.709.400 desplazamientos en Andalucía desde este miércoles por la operación especial '15 de agosto'

220 personas fallecieron en la carretera este verano, un 15% menos que el verano anterior, pese al aumento de los desplazamientos (un 2,96%). Es la cifra más baja registrada hasta la fecha. Repite el dato con 2014, pero entonces hubo un 16% menos de desplazamientos. También se ha alcanzado el mínimo histórico en los siniestros en carreteras convencionales, con un 23% menos, aunque siete de cada diez accidentes mortales se producen en este tipo de vías. Agosto, con 101 siniestros, también ha dejado la cifra más baja desde que hay registros.

“No son buenos datos, no podemos decir que en seguridad vial hay buenos datos: son menos malos que los del año pasado”, ha recalcado el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, encargado de presentar los datos desde la sede central de la DGT este jueves. “No a las copas de alcohol, no al consumo de estupefacientes: son incompatibles con la seguridad vial”, ha incidido sobre el fallecimiento de jóvenes en la carretera por el consumo de estas sustancias. Este verano se han realizado un 12,5% más de controles de alcoholemia, alcanzado el 1,1 millones de pruebas.



Prácticamente la mitad de los accidentes son por salida de la vía (47%), a lo que sigue la colisión frontal (19%) y la trasera o múltiple (12%). “La velocidad con alcohol o distracción sigue siendo un factor común en los accidentes mortales”, recuerdan desde la DGT. La reducción del número de accidentes mortales ha sido paralela a la de fallecidos (14%), aunque ha sido más moderada en el caso de los heridos hospitalizados (10%). Dos de cada diez muertos que viajaban en coche o furgoneta no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

“Estamos trabajando en medidas necesarias para paliar esos fines y seguir definiendo la política en seguridad vial, ha detallado el titular de Interior que, continuaba, “el margen de reducción es todavía de 220 personas”, lamentando que haya habido una media de tres muertos al día. Marlaska ha atribuido la reducción a “la sensibilización y el trabajo en materia de seguridad vial”, señalando a la “reducción en carreteras convencionales”: “No necesariamente por la reducción de velocidad a 90 kilómetros hora, también por el mayor número de guardias civiles controlando las carreteras o el incremento de radares en estas vías”. Según los datos aportados por la DGT, ha habido 300 agentes y 28 radares más, a los que se ha sumado el uso de tres drones de vigilancia.



Así, ha subrayado que “la norma en cualquier materia está para garantizar la seguridad” pero “si no se cumplen, es difícil mantener resultados”. También ha mencionado la “sensibilización de la sociedad” en términos de “corresponsabilidad”.

Por otro lado, lo que sí ha aumentado es la proporción de fallecidos catalogados como ‘vulnerables’ (peatones, ciclistas y motoristas), que han pasado del 30 al 41% del total en solo un año. En cualquier caso, mientras que el número de peatones que han muerto en accidentes se ha reducido a la mitad, ha habido tres ciclistas y siete motociclistas más fallecidos (la mitad de estos últimos, causados por infracción del automóvil). En el caso de las bicicletas, ocho de los 11 conductores no llevaban casco.

En cuanto al cómputo por comunidades autónomas, los muertos han aumentado respecto a 2018 en Andalucía (cinco más), La Rioja (cuatro) y Baleares (dos), mientras que Cantabria, Extremadura y Euskadi han repetido los mismos resultados. A nivel provincial, Álava y Guadalajara han sido las únicas en no registrar ningún siniestro mortal.



Se trata del primer verano de Pere Navarro tras su vuelta a la dirección de Tráfico, que afrontaba el reto de volver a reducir las cifras de siniestralidad. En su anterior mandato, entre 2004 y 2012, el número de muertos en las carreteras al año pasó de 5.399 a 1.903 (un 65% menos). Tras su salida, cuando también se sucedieron distintas crisis internas en la cúpula de la DGT, la reducción de los siniestros se moderó hasta quedar estancada o, incluso, verse incrementada en algunos ejercicios.

Por ejemplo, el verano pasado, los fallecimientos en carretera durante el periodo estival se incrementaron en un 15% respecto al ejercicio anterior: 260 personas perdieron la vida en total, frente a los 220 de este. De hecho, fueron los peores julio y agosto desde 2012. No obstante, la cifra interanual se redujo ligeramente (1,5%).

Navarro ha estado presente en la presentación de los datos de este jueves, aunque no ha intervenido. Eso sí, en una entrevista de noviembre del año pasado con este periódico, el director de la DGT achacaba las cifras del último lustro a “una falta de política de seguridad vial”: “No ha habido medidas significativas para reducir los accidentes y sus consecuencias”. Así, explicaba que “estaba todo encarrilado” y “era un tema de prestigio” de España, pero que fue “perdiendo peso en cuanto a las prioridades y en la agenda política”. “Se entra entonces en una etapa en la que se habla pero no se actúa”, espetó entonces.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha