Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Los pájaros pirómanos de Australia

Imagen de Mayukhghose - CC BY-SA 4.0

En muchos ecosistemas el fuego es una parte clave del ciclo natural. En lugares como la sabana africana o las planicies tropicales del norte de Australia, coronadas por una espesa capa herbácea, los fuegos creados por relámpagos u otros fenómenos naturales pueden convertirse en gigantescas conflagraciones que se extienden a lo largo de decenas o centenares de kilómetros arrasando la vegetación y expulsando a los animales.

Lo que nadie esperaba es descubrir que esos incendios tienen ayuda; que el fuego es propagado deliberadamente. Y no por humanos, sino por pájaros: aves pirómanas que usan el fuego a su favor.

En Australia los guardabosques que vigilan en el verano austral los incendios están atentos a la presencia de los llamados ‘halcones de fuego’; varias especies de aves rapaces que suelen sobrevolar la primera línea de un incendio para aprovechar el pánico de los animales que huyen del fuego y cazarlos.

Desde hace siglos los aborígenes australianos afirman que estas rapaces no sólo utilizan el fuego, sino que lo extienden transportando trozos de madera ardiendo para crear nuevos frentes de fuego, pero los ornitólogos pensaban que eran leyendas sin fundamento.

Y sin embargo en un análisis recién publicado parece confirmarse que al menos tres especies de rapaz australiana han sido observadas haciendo precisamente esto: incendiando la maleza para aprovecharse del fuego.

Un equipo de etnólogos ha entrevistado a decenas de testigos presenciales aborígenes, bomberos y trabajadores de la sabana que han visto cómo estas aves recogen maderas ardientes y las transportan, a veces ayudando al fuego a cruzar ríos, por ejemplo; lo cual no sólo tiene implicaciones ornitológicas (pájaros que utilizan el fuego), sino también prácticas a la hora de combatir o al menos contener los incendios que a menudo arrasan enormes porciones del territorio australiano.

Los testimonios sugieren que los pájaros actúan de este modo cuando el fuego queda limitado por obstáculos naturales, como ríos, o cuando se estabiliza por la intervención humana.

Uno de los más activos e inteligentes resulta ser el milano negro, un pariente australiano de los que habitan en la Península. Los informes confirman las leyendas aborígenes sobre el origen del fuego, que para ellos fue regalado a la humanidad por los pájaros de fuego; una parte vital de las leyendas del Tiempo de los Sueños.

Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Etiquetas
Publicado el
5 de abril de 2018 - 22:21 h

Descubre nuestras apps

stats