eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El arzobispo de Madrid critica a Hacienda por comparar el PP con Cáritas

"Me parece muy mal" ha dicho Carlos Osoro

"Si se retira lo que hace Cáritas nadie reconocería" la ciudad, ha justificado

El sucesor de Rouco Varela insiste en que "no va a haber mujeres sacerdotes", aunque abre la mano a los homosexuales: "Yo veo personas"

Osoro apuesta por una Iglesia cercana a la calle y "sin cristianos de salón"

Osoro apuesta por una Iglesia cercana a la calle y "sin cristianos de salón"

"Me parece muy mal". El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha mostrado este miércoles su disgusto ante la "curiosa" comparación llevada a cabo por la Agencia Tributaria entre las donaciones a Cáritas y la financiación del Partido Popular. El sucesor de Rouco Varela quiso, desde el principio, diferenciarse de su antecesor, dejando claro que "la Iglesia no hace política" e insistiendo en la necesidad de construir "una sociedad de la convivencia, en la que entremos todos", aunque no escatimó esfuerzos en defender la tarea social de Cáritas, mucho más evidente que cualquier otra "caja B". "Si se retira lo que está haciendo Cáritas de Madrid, no sé lo que pasaría. No se conocería Madrid".

El arzobispo hizo estas declaraciones durante su intervención en el Fórum Europa –ante la atenta mirada de la delegada del Gobierno Cristina Cifuentes y el candidato socialista a la alcaldía de la capital Antonio Carmona–. Osoro ha condenado la pederastia y, además, ha denunciado la "emergencia educativa". Al tiempo que se mostraba cauto ante el futuro electoral y  defendía a los gays no supo abrir la puerta entornada del Papa Francisco respecto al papel de la mujer en la Iglesia.

"Naturalmente que la mujer tiene que tener un protagonismo en la Iglesia en las responsabilidades en las que puede tener", dijo Osoro, quien se agarró a la tradición católica para establecer que las mujeres no pueden ser ordenadas. "No va a haber mujeres sacerdotes. Pero no por eso la mujer es menos importante", concluyó.

Educación como problema político

El arzobispo ha reclamado que la educación, "mientras esté bajo la determinación del que dirija el gobierno en cada momento, no la afrontaremos como merece". "La educación no puede ser un problema político, no puede estar a expensas de los cambios políticos, esto es un desastre", añadió.

Citando al cardenal Tarancón –Rouco ya no apareció en momento alguno–, Osoro pidió "olvidar las armas del clericalismo y el anticlericalismo" y "poner al hombre en el centro, reconociéndole como valor absoluto, sin sacrificarlo a ningún programa".

Con todo, Osoro quiso dejar claro que "la Iglesia no hace política, respeta la laicidad, pero ofrece las condiciones para una sana política", que "trasciende el juego político e ideológico". "La Iglesia es abogada de la justicia y los pobres al no identificarse con ningún interés".

Doctrina clásica y apertura al mismo tiempo

Osoro mezcló preceptos clásicos con toques de la nueva mirada que el papa Francisco ha ido deslizando. Así, reiteró que "para el aborto no hay supuestos. No vale ningún supuesto", y respecto a las peticiones de que la Religión desaparezca de las aulas, incidió en que "no creo que volvamos a dictaduras, sean de un signo o de otro. La religión es espacio de libertad".

Por otro lado, sí insistió en que "los pederastas no pueden estar en la Iglesia, porque rompen vidas. Es hacer un escándalo en un niño, en lo más profundo de su vida, que le dura para siempre. Esto es terrible, no se puede consentir", señaló sobre los abusos sexuales del clero, defendiendo la "actuación clara, evidente, tajante", del papa Francisco en este asunto.

Finalmente, y sobre la relación de la Iglesia con los homosexuales, apuntó que "cuando miro, yo veo personas. Hijos de Dios. Y es lo que veo en todos. Cuando me acerco a una persona no le califico o descalifico. Y esta es la gran tarea del arzobispo de Madrid, y creo que de todos los obispos. La gran tarea es hacer posible que los hombres y mujeres de este mundo vivan con el título más importante que se les ha regalado: hijo de Dios, y por eso, hermano de todos los hombres".

Al final de su intervención, el arzobispo de Madrid recordó la situación que sufren los cristianos perseguidos. "¿Se han dado cuenta con lo que nos ha pasado con el ébola? Eso llevaba muchos años. Sólo cuando nos afecta a nosotros es cuando salimos a por ello", cuestionó.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha