Bruselas pide invertir 800.000 millones hasta 2050 en energía renovable marina

Proyecto de eólica flotante

800.000 millones en energía renovable marina de aquí a 2050. Es lo que pide invertir la Comisión Europea para cumplir el objetivo de la UE de neutralidad climática para 2050. La estrategia del Ejecutivo comunitario presentada este jueves propone aumentar la capacidad eólica marina de Europa desde su nivel actual de 12 GW (gigavatios) a al menos 60 GW para 2030 y a 300 GW para 2050. La Comisión Europea tiene como objetivo complementar esto con 40 GW de energía oceánica y otras tecnologías emergentes como la energía eólica y solar flotante para 2050.

"La descarbonización del sector energético a través de energías renovables es uno de los elementos clave del Pacto Verde Europeo", afirma la Comisión Europea: "La energía renovable en alta mar se encuentra entre las tecnologías con mayor potencial de ampliación, dado el gran número y variedad de cuencas marinas en la UE y la constante caída de los costes de las nuevas instalaciones. La ampliación de la generación de energía renovable en alta mar aumentaría el uso directo de la electricidad en un espectro más amplio de usos finales en nuestra economía. También apoyaría la electrificación indirecta a través de hidrógeno renovable y otros gases descarbonizados".

Según Bruselas, "el desarrollo de energías renovables en alta mar es una verdadera historia de éxito en Europa. Aunque las instalaciones renovables en alta mar todavía se concentran en algunas cuencas marinas, la actividad industrial que las sustenta se alimenta de un gran número de empresas repartidas por los países y regiones de la UE, incluidas las regiones del interior y sin litoral. Por ejemplo, los componentes de las turbinas eólicas se fabrican en Austria, República Checa y regiones del interior de España, Francia, Alemania y Polonia". En este sentido, la Comisión Europea entiende que "el océano Atlántico de la UE tiene un alto potencial natural para la energía eólica marina flotante y un buen potencial natural para la energía de las olas y las mareas: "Francia, España y Portugal también han establecido una buena cooperación regional nivel para el suroeste de Europa sobre interconexiones".

El crecimiento que busca Bruselas se basará "en el enorme potencial de todas las cuencas marítimas de Europa y en la posición de liderazgo mundial de las empresas de la UE en el sector", afirma Bruselas, que quiere "crear nuevas oportunidades para la industria, generar empleos verdes en todo el continente y fortalecer el liderazgo mundial de la UE en tecnologías de energía marina".

Para promover la ampliación de la capacidad energética en alta mar, la Comisión Europea "fomentará la cooperación transfronteriza entre los Estados miembros en la planificación y el despliegue a largo plazo".

Esto requerirá "la integración de los objetivos de desarrollo de energías renovables en alta mar en los planes espaciales marítimos nacionales que los Estados costeros deben presentar a la Comisión Europea antes de marzo de 2021". La Comisión Europea calculará que se necesitará una inversión de casi 800 000 millones de euros de aquí a 2050 para cumplir los objetivos propuestos, "alrededor de dos tercios para financiar la infraestructura de red asociada y un tercio para la generación de energía en alta mar. La mayor parte de este dinero provendrá de inversiones privadas. Esta estrategia tiene como objetivo proporcionar certidumbre a los inversores y aliviar el riesgo percibido mediante el despliegue específico de fondos públicos. Las medidas que incluyen la revisión futura de las directrices sobre ayudas estatales y la directiva de la UE sobre energías renovables proporcionarán un marco completamente actualizado para desplegar energías limpias de forma rentable".

Proporcionar un marco legal claro y de apoyo. Con este fin, la Comisión también ha aclarado hoy las normas del mercado de la electricidad en un documento de trabajo de los servicios adjunto y evaluará si se necesitan normas más específicas y específicas. La Comisión velará por que las revisiones de las directrices sobre ayudas estatales en materia de protección energética y medioambiental y de la Directiva sobre energías renovables faciliten el despliegue rentable de las energías renovables mar adentro.

En este sentido, la Comisión Europea "anima a los Estados miembros a utilizar el mecanismo de recuperación y resiliencia [los fondos europeos de reconstrucción] y a trabajar junto con el Banco Europeo de Inversiones y otras instituciones financieras para apoyar las inversiones en energía marina".

La estrategia del Ejecutivo comunitario, además, "subraya la necesidad de mejorar la capacidad de fabricación y la infraestructura portuaria, y de aumentar la mano de obra capacitada". La Comisión, además, dice tener "previsto establecer una plataforma dedicada a las energías renovables en alta mar dentro del Foro Industrial de Energía Limpia para reunir a todos los actores y abordar el desarrollo de la cadena de suministro".

"La energía renovable marina es un mercado global en rápido crecimiento, especialmente en Asia y Estados Unidos, y ofrece oportunidades para la industria de la UE en todo el mundo", afirma Bruselas, que se compromete a "apoyar la adopción mundial de estas tecnologías".

La energía eólica marina produce electricidad limpia que compite y, a veces, es más barata que la tecnología existente basada en combustibles fósiles. Las industrias europeas están desarrollando una gama de otras tecnologías para aprovechar el poder de los mares para producir electricidad verde. Desde la energía eólica marina flotante hasta las tecnologías de energía oceánica como el oleaje y las mareas, las instalaciones fotovoltaicas flotantes y el uso de algas para producir biocombustibles.

La estrategia de energía renovable en alta mar favorece el despliegue de turbinas eólicas marinas (tanto de fondo fijo como flotante).

Si bien la estrategia de la Comisión Europea subraya las oportunidades en todas las cuencas marítimas de la UE (el Mar del Norte, el Mar Báltico, el Mar Negro, el Mediterráneo y el Atlántico) y para determinadas comunidades costeras e insulares, los beneficios de estas tecnologías no se limitan a las regiones costeras, sino que abarca a zonas del interior donde la fabricación y la investigación ya apoyan el desarrollo de la energía en alta mar.

Etiquetas
Publicado el
19 de noviembre de 2020 - 12:02 h

Descubre nuestras apps

stats