La portada de mañana
Acceder
El Gobierno planea reformas legales del Constitucional y el CGPJ para el fin del bloqueo
Estafada por una criptosecta: “Captan a enfermos de cáncer y les sablean miles de euros”
OPINIÓN | 'Y un día las noticias desaparecieron de los medios', por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El nivel crítico del río Paraguay acorrala a los barrios pobres de Asunción

El nivel crítico del río Paraguay acorrala a los barrios pobres de Asunción

EFE

Asunción —

0

El río Paraguay alcanzó hoy los 6,85 metros de altura a su paso por Asunción, un nivel crítico que ha acorralado a los vecinos de los barrios más pobres de la capital paraguaya, que se han visto obligados a abandonar de nuevo sus hogares situados junto al cauce para asentarse en la vía pública.

De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por la Secretaría Nacional de Emergencia (SEN), son cerca de 10.000 las familias afectadas en Asunción, lo que representa a unas 50.000 personas.

Los residentes de zonas como el Bañado Sur, La Chacarita o Trinidad son los más afectados por las fuertes inundaciones que han anegado sus casas, mientras el nivel del río sigue creciendo y se aproxima a los 8 metros de altura que marcan el estado de catástrofe.

Los vecinos de las zonas daminificadas reconocen que la crecida ha tenido peores consecuencias que la última gran crecida del río que provocó la salida de más de 8.260 familias (41.300 personas) de sus casas en octubre del año pasado, hace seis meses.

En esta ocasión, la subida del río ha alcanzado algunas zonas del Bañado Norte, a las que no había llegado el agua en la anterior inundación, como el refugio de La Esperenza, donde residen 16 familias desde hace cerca de dos años.

Los refugiados permanecían en ese lugar a la espera de que el Gobierno les ofreciera definitivamente una vivienda digna, después de que sus hogares fueran expropiados para la construcción de la Costanera Norte, una circunvalación situada junto al margen del río.

“Lastimosamente en el refugio no alcanzaba el agua anteriormente pero este año vino medio enojadito el río y nos alcanzó y tuvimos que ser reubicados otra vez por la crecida del río”, explicó a Efe el líder de la comunidad, Luis Masiel.

Las familias se han instalado ahora en casetas de madera con urinarios portátiles, a escasos metros de la Costanera, por donde circulan miles de vehículos diariamente.

Masiel lamentó que el Ejecutivo todavía no les haya dado una alternativa definitiva, a pesar de que rechazaron una “indemnización” por sus terrenos expropiados, a cambio de recibir una vivienda oficial en un lugar próximo.

“Rechazamos la indemnización para darle una vida digna a nuestras familias”, añadió el líder de la comunidad, quien recordó que la “burocracia en el traspaso de terrenos” entre la Municipalidad y el Gobierno está retrasando su “sueño de una vivienda”.

En el refugio viven familias como la de Eugenio Ortiz que junto a su mujer y sus tres hijos ha sufrido un cambio de vida desde que el Ejecutivo les cambio de residencia.

Ortiz espera que el Gobierno tome su situación “como ejemplo” cuando acometa la obra de la Costanera Sur, en el otro extremo de la ciudad, de forma que “ponga en un lugar seguro” a los habitantes de esos barrios para que “no suceda más esto”.

Ovidio Macareño, otro de los vecinos de La Esperanza movilizados por las inundaciones, explicó a Efe las “pérdidas” materiales que genera cada crecida del río y el “sacrificio y esfuerzo” que supone para los vecinos.

Macareño anunció que si el Ejecutivo no ofrece una respuesta pronto continuarán manifestándose de forma diaria y cerrando el tráfico en la Costanera para visibilizar sus reivindicaciones.

“No tenemos otro lugar a donde ir porque la mayoría de los que estamos aquí trabajamos humildemente. Nos cuesta vivir en otra parte, adaptarnos a otra zona. Por eso, estamos reclamando que la vivienda se nos haga en la zona mismo”, agregó.

El Gobierno de Paraguay anunció a principio de semana un proyecto para la construcción de unas 5.000 viviendas oficiales en las zonas que resultan habitualmente afectadas por las inundaciones.

La propuesta contempla la construcción de 1.800 viviendas en la Costanera Norte, 600 en el barrio San Blas, 600 en el barrio Bozano y cerca de 2.000 en Tacumbú, en el Bañado Sur.

Mientras el proyecto permanece anclado a la necesidad de alcanzar acuerdos con la Municipalidad de Asunción para la cesión de terrenos, los habitantes de los barrios más pobres siguen viendo con preocupación el incremento del nivel del río a su paso por la capital.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats