COVID-19

La llegada de cuatro millones de vacunas no aclara el lío de la segunda dosis de AstraZeneca

Cola formada a la entrada del Hospital Zendal de Madrid para aquellas personas menores de 60 años que ya han recibido la primera dosis de Astrazéneca y deciden que se les administre la segunda. EFE/ Víctor Lerena

La mayor remesa de vacunas jamás recibida por España ya ha empezado a repartirse entre las comunidades autónomas. Son cuatro millones de dosis, entre las que destacan un lote de 1,7 millones de Pfizer –y 700.000 que llegan el miércoles–, otro de 1,3 de AstraZeneca, 313.000 de Moderna y 700.000 de Janssen. Johnson&Johnson también ha fallado en su previsión de envíos, por lo que la Unión Europea ha recibido la mitad de lo acordado en mayo y la farmacéutica debería aumentar el suministro para alcanzar los 5,5 millones prometidos a España en junio. 

El origen de los infrecuentes trombos asociados a las vacunas suma certezas pero sigue teniendo muchas lagunas

El origen de los infrecuentes trombos asociados a las vacunas suma certezas pero sigue teniendo muchas lagunas

Pero esta no es la mayor incógnita a la que se enfrenta la estrategia de vacunación. La que todavía queda sin resolver es si habrá suficientes dosis de AstraZeneca a finales de este mes para comenzar a inyectárselas a los mayores de 60 que se vacunaron en abril, mientras que los trabajadores esenciales menores de 55 siguen prefiriendo AstraZeneca antes que Pfizer, en contra de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

El cálculo es el siguiente: 3,2 millones de personas de entre 60 y 69 años han estado recibiendo AstraZeneca desde la primera semana de abril, con lo que a muchos les corresponde la segunda dosis a finales de junio. Mientras tanto, varias comunidades comenzaron la semana pasada a vacunar por segunda vez a los 1,9 millones de trabajadores esenciales menores de 55 que recibieron el primer pinchazo en febrero. La inmensa mayoría, según datos de las consejerías, está optando por AstraZeneca. Si esa tendencia sigue en las próximas semanas, no habría problema: aún quedan 800.000 dosis por administrar de la remesa anterior y España acaba de recibir otra de 1,3 millones. Lo suficiente para culminar la inmunización de este grupo. Además, los que hayan pasado la enfermedad ni siquiera requieren un segundo pinchazo.

Sin embargo, el calendario de entregas de la empresa anglo-sueca es un misterio, y ahora mismo existe una fecha límite: si a finales de junio no hay suficientes segundas dosis para 3,2 millones de mayores de 60, el Gobierno debe improvisar una alternativa como, por ejemplo, ofrecerles Pfizer.

Si finales de junio no hay suficientes segundas dosis para 3,2 millones de mayores de 60, el Gobierno debe improvisar una alternativa. Por ejemplo, ¿ofrecerles Pfizer?

Esto último no es algo que Sanidad descarte. Fernando Simón dijo la semana pasada que "en principio" hay dosis de AstraZeneca para todos los que recibieron la primera, pero que cuentan con que la farmacéutica ha sido "un tanto irregular" en sus envíos y que no pueden "garantizar que lleguen en fecha". El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias mencionó entonces la opción de abrir las segundas dosis de Pfizer a los mayores de 60, como se ha hecho con el colectivo esencial. El problema es que solo una minoría está optando por la vacuna germano-estadounidense. 

"Siendo una decisión individual, entiendo que la gente habrá intentado informarse con las fuentes más solventes. Desde mi punto de vista, esa fuente es la ponencia de vacunas", ha dicho Fernando Simón este lunes, de nuevo en defensa de la decisión del Gobierno de aconsejar Pfizer. "El tema de las segundas dosis se ha utilizado por diferentes grupos políticos, lobbies y medios de comunicación en propio beneficio", ha asegurado el epidemiólogo. "Eso no favorece que la población normal tenga una capacidad de toma de decisión clara, imparcial o aséptica", ha lamentado.

La semana pasada, Galicia anunció que el 87% de sus vacunados preferían AstraZeneca; en Murcia, llegan al 90%; y en Andalucía, al 99%. Este mismo lunes por la mañana, la consejería de Salud madrileña ha desvelado el dato de que el 92% de ciudadanos está eligiendo Vaxzevria (nombre comercial del fármaco de Oxford). Esto ha provocado un choque entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas por no acatar la directriz del Gobierno. De hecho, todas estas empujaron activamente a sus ciudadanos a continuar con AstraZeneca.

Sanidad informó la semana pasada de que habían registrado 20 casos de trombocitopenia en vacunados con el suero británico y cuatro muertes (de las 5.098.148 dosis que se han administrado en España). La Agencia Europea del Medicamento ha recomendado en todo momento terminar la pauta con la misma fórmula, pero el estudio CombiVacs llevado a cabo por Sanidad concluyó que Pfizer también aseguraba los anticuerpos tras una primera dosis de AstraZeneca.

El tema de las segundas dosis se ha utilizado por diferentes grupos políticos, lobbies y medios de comunicación en propio beneficio. Eso no favorece que la población normal tenga una capacidad de toma de decisión clara, imparcial o aséptica

Fernando Simón — Director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias

El misterio sobre la llegada de AstraZeneca a lo largo de este mes se irá resolviendo con el paso de las semanas. De los 12,2 millones de dosis adquiridos de esta vacuna, quedan por llegar 5 y el periodo estipulado es antes del tercer cuatrimestre del año, es decir, antes de septiembre. En cambio, Pfizer se ha comprometido a enviar durante junio 2,7 millones semanales. Esta previsión sirve para tranquilizar a quienes temían quedarse sin dosis de Pfizer para las segundas pautas si además tenían que sumar a los esenciales menores de 55 y ahora, quizá también, a los de 60-69 años.

Este grupo, compuesto por 4,7 millones de personas, está cubierto al 90% con al menos una dosis. No todos recibieron AstraZeneca, pues también hubo quien se puso Janssen y Pfizer, por lo que hay un 16% que y está totalmente protegido. Una estrategia triunfal que se nota claramente en los casos, las hospitalizaciones y los fallecimientos y que sitúa a España a la cabeza de la UE en la protección de los más vulnerables. En cuestión de semanas, la curva en descenso será palpable también en el rango de 50-59 años, que va a experimentar un acelerón en junio gracias al nuevo récord de llegada de vacunas.


La vacunación, por franjas de edad, en cada comunidad

Porcentaje de la población de cada franja de edad que ha recibido al menos una dosis de la vacunación contra la Covid-19 o la pauta completa, sobre el total de habitantes de ese grupo

Fuente: Ministerio de Sanidad

¿Cómo afecta la nueva remesa a los otros grupos?

Este lunes, Sanidad ha informado de que hay 9.221.285 personas con la pauta completa y la mayoría pertenecen a grupos de más edad, como hemos visto antes. Una vez cubierta la población vulnerable, la estrategia del Gobierno es la vacunación masiva: "Vacunar, vacunar y vacunar". El siguiente rango más avanzado es el de los 50-59 años: 7 millones de personas, de las cuales el 58,2% ha recibido por lo menos una dosis y el 11,5% la pauta completa.

La recomendación de Sanidad es usar todo tipo de vacunas, excepto AstraZeneca, para este grupo: Pfizer, Moderna y Janssen. Simultáneamente, esta última se administra a colectivos vulnerables o "difíciles de vacunar", como personas con discapacidad, autismo o enfermedades mentales severas; personas sin hogar, temporeros o migrantes; trabajadores del mar que pasen largas temporadas en embarcaciones; o cooperantes que estén destinados a países de alto riesgo. Ahora mismo, el 19,4% de la población diana está totalmente inmunizada y el 38% ha recibido al menos la primera dosis.

En muchas comunidades ya se están preparando para iniciar la vacunación a los menores de 50, y la intención es que a mediados o finales de julio se pueda llamar a vacunar a los de 30-39. Agosto sería para los veinteañeros. Además, para que las escapadas veraniegas no se interpongan, varias regiones han implementado aplicaciones y webs de autocita. Esto, unido a las enormes remesas de dosis que todavía están por llegar y a la estrategia "masiva" del plan de vacunación, hace que España esté cada vez más cerca del 70% de población vacunada a finales de verano. 

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2021 - 22:23 h

Descubre nuestras apps

stats