Los pediatras hacen un llamamiento a las familias: "El coronavirus no puede hacer que las cosas graves se consulten tarde"

Vacuna, médico, atención, consulta, pediatra

Aunque todos los ojos miren al coronavirus, el resto de patologías siguen estando ahí. Lejos de la obviedad, varios pediatras están estos días alentando a los progenitores y cuidadores de niños y niñas a no dejarse llevar por el temor ante la COVID-19 y contener demasiado una llamada o una visita al centro de salud o a Urgencias por dolencias que, si se alargan en el tiempo, pueden volverse graves.

La directriz principal durante el estado de alarma es salir de casa lo mínimo posible y es clave no saturar los centros sanitarios, muchos en situaciones límite por la presión asistencial que reciben. Sin embargo, ello no implica que haya que dejar de consultar cuestiones que lo requieran, avisan varios pediatras. "Padres y madres: las enfermedades diferentes al coronavirus siguen existiendo. Si vuestro hijo tiene un problema de salud grave, no demoréis en ir al hospital", decía uno de ellos en Twitter este miércoles.

Para Eider Oñate, pediatra y responsable de Infectología Pediátrica del Hospital Donostia de San Sebastián la advertencia no es injustificada. "Precisamente hemos atendido a una niña de dos meses que tenía malestar general y estaba vomitando y, los progenitores, por miedo al coronavirus, estuvieron atrasando la consulta lo máximo posible. Habían estado aguantando todo el día en casa y su estado se agravó", explica.

La sanitaria lanza un mensaje de tranquilidad y apunta a que la intención, en ningún caso, es "alarmar" a las familias, pero al mismo tiempo prefiere adelantarse y "concienciar de que seguimos tratando y atendiendo a los niños y niñas igual que antes". El coronavirus, que tiene una menor incidencia y desarrolla síntomas más leves en los menores, centra toda la atención, pero acudir al médico "si la situación lo requiere" y manteniendo las medidas de protección adecuadas "es imprescindible": "Estamos aquí igual que antes".

"Están viniendo menos"

A Irene Maté, pediatra en un centro de salud de la Comunidad de Madrid también le preocupa que la emergencia sanitaria acabe agravando dolencias, no solo en niños o niñas, también en adultos. Sin embargo, las criaturas dependen de un tercero para decidir en qué momento acudir. Su experiencia también certifica que el mensaje es clave porque ha detectado una disminución importante de pacientes respecto a antes de la declaración del estado de alarma. Esto implica que patologías que  habitualmente se solucionan con una visita al pediatra en Atención Primaria, pueden estar llegando agravadas al Hospital La Paz o el Niño Jesús, donde Madrid ha centralizado ahora las Urgencias Pediátricas.

"Yo creo que están viniendo menos porque tienen miedo y pavor a salir a la calle y a acudir a un centro sanitario", explica esta pediatra en conversación con eldiario.es. Sin embargo, "el coronavirus no puede hacer que cosas graves se consulten tarde", añade. La sanitaria agradece "que la gente esté preocupada y esté pensando en esto", pero "hay que encontrar un equilibrio: ni acudir por cuestiones que no son necesarias ni dejar de ir". En general, los centros de salud priorizan la atención telefónica, pero no implica que no se pueda acudir.

Todo ello en un contexto de reorganización de la asistencia sanitaria, que está provocando en algunos lugares como Madrid el cierre de estos servicios, por lo que la puerta de entrada más sencilla para muchos pacientes se restringe. No obstante, se redirige a los usuarios a otros de base. Por otro lado, en muchos casos los teléfonos están saturados. Por eso, desde la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha exigen aliviar la sobrecarga de los teléfonos y mecanismos de información y califican "el cierre mayoritario" de centros de salud de "error". A pesar de que entienden que la unificación de recursos puede ser "necesaria" exigen a la Comunidad de Madrid que "se mantenga una atención adecuada, tanto en situaciones urgentes como en consultas no demorables".

Desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, por su parte, se suman al llamamiento a las familias y aseguran que en los centros de salud "se siguen atendiendo" todas las patologías "siguiendo los procedimientos de seguridad establecidos". "Los pediatras seguimos al pie del cañón y atendiendo a nuestros pacientes", señala la asociación, que pone el foco en el "papel fundamental" de estos sanitarios con las familias, sobre todo durante el aislamiento domiciliario.

Qué no hay que dejar pasar

No hay un catálogo cerrado y concluyente sobre qué hacer y cómo actuar ante cada síntoma y circunstancia concreta, pero las pediatras resumen algunas dolencias comunes de niños y niñas ante las que hay que acudir sí o sí al médico. "La clave es si presentan mal estado general", señala Oñate como punto de partida.

La fiebre en menores de un mes o si la fiebre cursa con otros síntomas, como manchas rojas en la piel que no desaparecen al estirar la piel, adormecimiento del menor, abombamiento de la fontanela o dolores de tripa continuos y localizados en un punto, hay consultar de forma urgente, coinciden las pediatras. También la dificultad respiratoria si el niño o niña tiene los labios azules o cambios de color en la piel. Si tiene fiebre, dolor de cabeza, vómitos y dificultad para llevar la barbilla hacia el pecho, es decir, rigidez de cuello, puede ser una meningitis, que debe atenderse urgentemente. 

También es importante que los pediatras vean a los menores cuando la fiebre es mantenida durante varios días (más de tres) y no baja, les supuran los oídos o tienen fiebre si tienen menos de tres meses. Por otro lado, si vomitan constantemente o tienen diarrea, la boca seca o no conseguimos que beban, deben acudir a Urgencias. No obstante, estas son solo algunas pistas y situaciones frecuentes, por lo que las pediatras recomiendan que, en caso de duda, los progenitores o cuidadores llamen al centro de salud. También en tiempos de coronavirus.

Etiquetas
Publicado el
28 de marzo de 2020 - 21:18 h

Descubre nuestras apps

stats