Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Pedro Sánchez en la Cumbre de Clima: “Todavía tenemos una oportunidad de salvar el planeta”

Pedro Sánchez durante su discurso en la COP28 de Emiratos Árabes Unidos.

Raúl Rejón

6

Jornada de discursos políticos en la Cumbre del Clima de Emiratos Árabes. El salón plenario de Dubái ha visto una sucesión de jefes de Estado y Gobierno hablando de la crisis del clima. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado sus tres minutos para afirmar que con “los esfuerzos colectivos” que se esperan en esta COP28 “todavía tenemos una oportunidad de salvar el planeta”. Y ha admitido que “estamos muy lejos de completar el Acuerdo de París”

Sánchez ha anunciado que España aportará 20 nuevos millones de euros al reciente fondo para pérdidas y daños que los países más vulnerables ya padecen por los fenómenos extremos como las sequías o los huracanes. Y ha insistido en repetir los mensajes que ha traído la Unión Europea hasta este petroestado: “Hay que acabar con la producción y consumo de combustibles fósiles para la energía, hay que triplicar las renovables y doblar la eficiencia energética”.

Los gobernantes europeos han insistido toda la jornada en estas ideas. Desde la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que ha pedido “abandonar progresivamente” estos combustibles fósiles hasta el primer ministro neerderlandés, Mark Rutte, que ha dicho: “Los jóvenes de mi país esperan que cumplamos los compromisos y eso significa abandonar los combustibles fósiles” hasta el presidente francés, Emmanuel Macron –que ha llegado una vez pasado su turno y, al intervenir, ha cuadriplicado el tiempo asignado a cada compareciente–.

Pedro Sánchez también ha hablado de que es necesario “trabajar en un esquema internacional de impuestos con el principio de quien contamina paga” y de incluir “objetivos climáticos en las políticas económicas y fiscales”.

Brasil e India: la voz del sur

Entre los políticos más esperados en este segmento de “alto nivel” estaba el presidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva. Su mensaje principal ha abordado la idea de que “debe lucharse a la vez contra la pobreza y el cambio climático” para recordar que el Sur Global espera el dinero de los países más ricos. No ha tocado para nada el asunto del petróleo –tiene en casa la gran empresa Petrobras– y sí la deforestación amazónica: “Hemos reducido un 50% en diez meses lo que ha permitido almacenar 250 millones de toneladas de carbono”.

Antes que Lula ha hablado el primer ministro indio Narenda Modi. Modi ha intervenido previamente a que se iniciaran los discursos, en una posición privilegiada otorgada por la organización emiratí de la COP y sus palabras han dejado ver la fricción que se avecina: “Hay que dar a los países en vías de desarrollo un parte justa del presupuesto de carbono”. Esto significa que puedan gastar más de ese presupuesto, es decir, emitir más CO2 del volumen total que se calcula compatible con limitar el calentamiento global en “bastante menos” de 2ºC.

Modi no ha reparado en señalar que “una pequeña parte de la humanidad ha explotado la naturaleza durante siglos y la mayoría de la humanidad sufre las consecuencias, en especial, el Sur Global”. Y ha presentado a India como “un modelo de desarrollo que equilibra economía y ecología”. Modi obligó a aguar en la COP26 de Glasgow la primera referencia internacional a los combustibles fósiles en una sesión plenaria final que arrancó las lágrimas del presiente de la COP el inglés Alok Sharma.

Sobrevolando los discursos estaba la violencia desatada en Gaza donde este viernes Israel ha reanudado los bombardeos tras las jornadas de alto el fuego. Tanto el presidente israelí Isaac Herzog –que no ha aparecido pese a mantenerse en el orden del día– como el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, –que salió de la lista de intervinientes en el último minuto– se han ausentado del primer segmento. Sin embargo, el rey de Jordania, Abdullah II, sí ha aprovechado su turno para hablar de “las tragedias humanitarias” y mencionar que “los palestinos están afrontando una amenaza inmediata con más de 1,7 millones de desplazados. La destrucción masiva de la guerra es aún más severa que la del cambio climático”. El primer país que debía hablar, Arabia Saudí, no ha aparecido.

Guterres cita a Bob Dylan

Como ya en cada asamblea climática, las palabras más contundentes han sido las del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien ha afirmado que “conseguir el objetivo del 1,5ºC solo se conseguirá si, al final, dejamos de quemar todos los combustibles fósiles. No reducirlos, no mitigarlos, sino abandonarlos”.

Y luego ha utilizado una cita del cantante norteamericano Bob Dylan en su canción Los tiempos están cambiando (The times they are-a-changing): “Déjenme enviar un mensaje a los líderes de las compañías de combustibles fósiles. Vuestra antigua carretera está envejeciendo rápidamente. No os empecinéis en un modelo de negocio obsoleto. Liderad la transición a las renovables”.

Etiquetas
stats