La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

El presidente de la Eurocámara advierte de que "no cabe la glorificación de ninguna dictadura" tras una campaña revisionista de Hermann Tertsch

Silvio Berlusconi y Hermann Tertsch, en la Eurocámara.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli (PD/S&D), ha respondido este miércoles a la campaña lanzada por el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch contra el proyecto de ley de memoria democrática del Gobierno español, a favor de la "santa cruz del Valle de los Caídos" y en una línea revisionista tanto de la dictadura como del Gobierno republicano.

El grupo de Memoria de la Eurocámara condena la defensa de Hermann Tertsch del legado del Valle de los Caídos: "Sería delito en Alemania o Italia"

El grupo de Memoria de la Eurocámara condena la defensa de Hermann Tertsch del legado del Valle de los Caídos: "Sería delito en Alemania o Italia"

Sassoli, en respuesta a una carta del grupo de Memoria Histórica de la Eurocámara en la que denunciaban los comentarios de Tertsch, ha afirmado: "El Gobierno de la República Española, legítimo, constitucional y democráticamente elegido fue derribado por un golpe de estado. Quien dirigió aquel alzamiento, el general Franco, fue un dictador y su régimen practicó la persecución y eliminación sistemáticas de sus adversarios políticos. Achacar a los partidos que apoyaron aquel gobierno de 'destruir la democracia y las libertades' no es opinable, es una falsificación de la historia".

"Cuenten, en consecuencia, tanto con mi compromiso con la defensa de la libertad de expresión de todos y cada uno de los miembros de esta casa como con la seguridad de que en el ejercicio de la misma no cabe la glorificación de ninguna dictadura", concluye Sassoli.

Hermann Tertsch envió hace unas semanas un correo electrónico a todos los eurodiputados y a sus colaboradores sobre los "alarmantes acontecimientos en España". En un texto plagado de inexactitudes y falsedades sobre el anteproyecto de ley de Memoria Democrática, que en ningún caso adjunta en su mensaje, Tertsch compara "la profanación de la tumba [de Franco]" con la persecución de los cristianos en los años treinta del siglo pasado", cuando, afirma, "socialistas, comunistas y anarquistas en España asesinaron a más de 12.000 sacerdotes y monjas, decenas de obispos y altos clérigos".

El eurodiputado de Vox defiende que el "Parlamento Europeo debería pedir al gobierno de izquierda radical en España que deje de intentar imponer los mitos y mentiras del comunismo como verdad oficial y ponga fin a su intento de reprimir la verdad y de iniciar el enjuiciamiento judicial de los hechos históricos".

A consecuencia de aquel mensaje del eurodiputado de Vox, el grupo de Memoria Histórica del Parlamento Europeo envió una carta al presidente de la institución, David Sassoli, en la que muestran su "absoluto rechazo al mensaje franquista publicado la semana pasada por el eurodiputado Hermann Tertsch, del partido de extrema derecha y neofranquista VOX". Así, consideran que el texto "no cumple con el acervo comunitario sobre memoria democrática y protección de víctimas y que proviene de un partido que no condena el franquismo, que participa en actos de glorificación y banalización de esta dictadura".

El escrito enviado al presidente del Parlamento Europeo estaba suscrito por todos los integrantes del grupo de Memoria Histórica: Clara Aguilera (PSOE/S&D); Pernando Barrena (EH Bildu/GUE); Izaskun Bilbao (PNV/Renew); Toni Comín (Junts/No Inscritos); Manu Pineda (IU/GUE); Clara Ponsatí (Junts/No Inscritos); Carles Puigdemont (Junts/No Inscritos): Sira Rego (IU/GUE); Diana Riba i Giner (ERC/Verdes); Jordi Solé (ERC/Verdes); Miguel Urban (Anticapitalistas/GUE); Ernest Urtasun (Catalunya en Comú/Verdes); Idoia Vilanueva (Podemos/GUE); Ana Miranda (portavoz del BNG y ex eurodiputada).

"El mensaje enviado la semana pasada sería castigado como delito en Alemania o Italia si se refiriera a Hitler o Mussolini", afirmaba la carta enviada a Sassoli: "En España, por la inadecuada aplicación del acervo comunitario en memoria, el neofranquismo opera con total impunidad, y este es uno de los aspectos que el nuevo borrador de la Ley de la Memoria, criticado por el eurodiputado Hermann Terstch, pretende corregir".

Y este miércoles, Sassoli respondía con contundencia "No cabe la glorificación de ninguna dictadura".

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 17:24 h

Descubre nuestras apps

stats