La Comunidad de Madrid cierra los centros educativos para frenar los contagios de coronavirus

40 profesoras interinas han presentado reclamaciones

La Comunidad de Madrid cierra los centros educativos durante 15 días a partir del próximo miércoles 11 de marzo para intentar frenar los contagios de coronavirus en la región. La suspensión abarca desde las escuelas infantiles y los colegios a los institutos y las universidades. La medida que está prevista hasta el 26 de marzo, podrá prorrogarse "en función de la situación epidemiológica", ha confirmado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Solo habrá asistencia sanitaria en educación especial.

La suspensión la ha anunciado la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario, que se ha celebrado en la tarde de este lunes en la Real Casa de Correos, y tras comunicarse a los representantes de los grupos parlamentarios a los que ha agradecido su apoyo. "La evolución del coronavirus obliga a la Comunidad de Madrid a tomar medidas extraordinarias", comenzaba su comparecencia la presidenta regional.

"El Gobierno ha autorizado algunas restricciones que siento comunicarles pero que son imprescindibles. Pedimos la colaboración de la población y especial cuidado para el sector de mayor riesgo, que son los mayores. No ha sido fácil tomar estas decisiones pero entendemos que la salud pública esta por encima de todo", afirmaba Ayuso.

La medida afecta a más de 1,2 millones de alumnos sin universidades más otros casi 291.000 en la enseñanza superior. Los docentes en la comunidad son casi 102.000 en los centros de enseñanza obligatoria y bachillerato más otros 39.000 trabajadores en los campus entre profesores, investigadores y personal administrativo.

El Ministerio de Sanidad se había reunido este lunes con los servicios de Salud Pública de la Comunidad de Madrid tras comprobarse que los casos confirmados de coronavirus habían pasado de 202 a 469 en 24 horas. En las últimas horas informó los contagios ya asciende a 578, 17 de ellos fallecidos. 72 pacientes están ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El Gobierno regional esperará a evaluar cómo afecta a la movilidad en la región el cese de la actividad educativa para analizar si es necesario "tomar otras decisiones" y establecer alguna restricción en materia transportes, medida que descarta "de momento".

En lo que si incidirá el impacto del coronavirus es en la organización de la Sanidad en la región. El incremento de casos de COVID-19 en la Comunidad de Madrid ha obligado al Ejecutivo autonómico a reorganizar el Servicio Regional de Salud ante la presión que el coronavirus está aplicando a un sistema con sobrecarga: el SERMAS ha contratado 300 sanitarios para intentar paliar el embudo creado por la llegada de personas que sospechan tener la enfermedad.

Ayuso anunciaba que en los próximos días se suspenderán o retrasarán algunas las cirugías quirúrgicas programadas, las consultas externas no preferentes, las pruebas diagnósticas no preferentes y los ingresos programados. Fuentes sindicales añaden que "todo aquello que no sea urgente es susceptible de ser suspendido, pero no quiere decir que se vaya a hacer. Dependerá de las necesidades".

La presidenta madrileña ha avanzado que se habilitarán camas de reserva de hospitales, centros de apoyo y se instalaras nuevas camas y unidades Covid-19. Se fomentarán los servicios de telemedicina para las residencias en casos positivos y se establecerá un plan específico de urgencia y de unidades de cuidados intensivos.

La crisis del coronavirus sobrecarga la sanidad de la Comunidad de Madrid. La exigencia derivada de la gestión del brote de COVID-19 está saturando los ya presionados recursos sanitarios por el incremento de personas que acuden a los hospitales y centros de salud con sospechas de estar enfermos.

Esa presión se ha dejado notar ya en el hospital Infanta Elena de la localidad de Valdemoro donde se ha detectado uno de los focos de contagio interno centrado en un centro de mayores municipal. La Unidad de Cuidados Intensivos del centro hospitalaria se llenó el viernes pasado (no solo atiendo infectados severos de coronavirus) y los casos graves fueron trasladados a partir de entonces a otros servicios en Collado Villalba y la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Paralelamente, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba este lunes un "plan de choque" frente al coronavirus, y su impacto económico, para el que contará con los agentes sociales en su elaboración, es decir, los sindicatos y la patronal. Sánchez ha mandado un mensaje de "serenidad" ante la epidemia, que ya cuenta con 999 infectados en España, y ha garantizado la colaboración entre las diferentes administraciones.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2020 - 19:59 h

Descubre nuestras apps

stats