El coste del tratamiento de cáncer de mama se multiplica por tres si no es precoz

Revisión de una mama.

El tratamiento de un tumor de mama se multiplica por tres si se aborda en estado avanzado en lugar de en las fases más tempranas. Curar un cáncer es un proceso largo y caro. Y retrasar su diagnóstico más. La paralización de las pruebas precoces que han sufrido las mujeres de la Comunidad de Madrid por el intento del Gobierno regional de renegociar a la baja los contratos con las clínicas concertadas ha frenado siete meses (de marzo a septiembre) los diagnósticos a 30.000 mujeres.

El Gobierno de Madrid reconoce que lleva meses sin hacer mamografías preventivas

El Gobierno de Madrid reconoce que lleva meses sin hacer mamografías preventivas

La Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria asegura que en España "una de cada 10 mujeres sufrirá algún tumor". La tasa anual es de 61 casos nuevos por cada 100.000 habitantes.

Un estudio pormenorizado de gastos asociados al tratamiento de los carcinomas mamarios refleja que abordar la enfermedad detectada in situ cuesta unos 7.800 euros por paciente mientras que cuando se llega a una fase IV (muy avanzada) esa cantidad se dispara a los 22.000 euros. El análisis, realizado por el Instituto Catalán de Oncología (ICO) para compararlo con otros tumores en 2008, indica que los tumores en fase I requieren, de media, 10.128 euros, los de estadio II 13.079 y los del III 18.976. Según sus conclusiones, la cirujía supone el 41% del gasto y la quimioterapia el 37%, de media.

Otro informe, firmado en 2005 por el Hospital de Mar y el propio ICO, ya avisaba de que, por ejemplo, la quimioterapia para un cáncer en estadio I demandaba apenas 1.200 euros mientras que los estadios avanzados se disparan a 7.500 (III) o 16.400 (IV), con todos los efectos colaterales que esto supone.

El cáncer de mama en mujeres supuso 567.208 días de baja laboral registrados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social en 2010. Según el INSS, cada día de Incapacidad Temporal que abona se cifró en 26,03 euros por lo que la enfermedad ya desarrollada se llevó en ese ejercicio 14,7 millones de euros.

Los programas de detección precoz (cribado del cáncer de mama en terminología médica) son objeto de estudio desde hace décadas. Ya en 1996, un texto de la dirección de Sanidad Pública de la Generalitat de Cataluña cifraba el coste por mujer revisada en su programa bianual en 3.000 pesetas (18 euros). Otra revisión en el sistema sanitario aragonés una década después lo colocaba en 30 euros para la primera revisión "a lo que se sumaría 33, 45 o 78 euros, dependiendo del tipo de técnica" si se hacía necesario un "recribado".

Asociaciones de mujeres afectadas como la tinerfeña Ámate, señalan además que una paciente tiene que soportar otras cargas económicas que muchas veces no se tienen en cuenta y señalan dos ejemplos: una prótesis mamaria o un sujetador especial. No son artículos de bajo coste. Pueden oscilar desde los 140 a 300 euros.

El programa atascado en Madrid (DEPRECAM) se sustenta sobre todo en las revisiones que realiza la Asociación Española contra el Cáncer de manera itinerante por las localidades de la región. La Comunidad de Madrid delega las mamografías por 11,3 millones de euros con la previsión de realizar 420.000 pruebas en cuatro años: 26,9 euros por mamografía. La parte de las clínicas concertadas supone un millón de euros al año. El consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, se ha defendido asegurando que las mujeres que deberían haber pasado por DEPRECAM en este periodo "lo harán este año".

Etiquetas
Publicado el
9 de octubre de 2013 - 15:33 h

Descubre nuestras apps

stats