El viento y los incendios obligan a más evacuaciones por toda España en el fin de semana de fiestas

Un coche de la Guardia Civil en el recinto del Medusa Festival en Cullera.

Las fuertes rachas de viento registradas este fin de semana y los incendios que siguen avanzando en diferentes puntos del país han obligado a evacuar a miles de personas de sus localidades, y también han llevado a suspender conciertos y otros festejos programados entre el sábado y el domingo. Los festivales de música en la Comunidad Valenciana, pero también otros interiores como el Sonorama Ribera, siguen de cerca las previsiones meteorológicas para evitar incidentes como el de Cullera, donde falleció un joven en medio de un festival de música electrónica. En la provincia de Zaragoza, más de 1.500 vecinos han tenido que ser desalojados y, en Galicia, la atención sigue puesta en Ourense, donde continúan las labores de extinción de seis incendios. 

Un muerto y 32 hospitalizados por los estragos del viento en el Festival Medusa de Cullera que ha sido cancelado

Un muerto y 32 hospitalizados por los estragos del viento en el Festival Medusa de Cullera que ha sido cancelado

La peor parte se la llevó la localidad valenciana de Cullera en la madrugada de este sábado. Un reventón cálido azotó diferentes puntos de la Comunidad Valenciana y se cebó especialmente con este municipio en el que, durante todo el fin de semana, se iba a celebrar el festival de música electrónica Medusa. A las 4:00 de la mañana del sábado, fuertes rachas de viento oscurecieron el cielo e hicieron que varias estructuras, tanto de la entrada del recinto como del escenario principal, se vinieran abajo causando un fallecimiento y 17 heridos. El viento arrambló con todo en apenas unos minutos y la organización del festival suspendió el evento de manera definitiva poco después de lo sucedido.

Los eventos meteorológicos extremos se producen todos los veranos y pueden darse en cualquier punto de España, según Daniel Santos, meteorólogo del Centro Meteorológico de Dinamarca e investigador de la Universidad Complutense de Madrid. “Si las condiciones meteorológicas incluyen un aire muy cálido y la precipitación se evapora en la bajada, lo que se genera es una tormenta seca”, explica Santos.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), por su parte, confirmó este sábado que las rachas fuertes de viento y las bruscas subidas de temperatura habían sido “probablemente reventones convectivos”. A las 02:00 horas de la madrugada del sábado, en el aeropuerto de Alicante-Elche, se superaron los 40 grados y los vientos de 80 kilómetros por hora.

“Las tormentas llevaban precipitación y algún rayo en el interior, pero, al acercarse al litoral, la lluvia se iba disipando y apenas se registraban rayos. En el litoral prácticamente no ha llovido o bien chubascos débiles”, apuntaba la agencia.

Después de lo sucedido en Cullera, las escenas de desalojos por fuertes rachas de viento se han repetido en Aranda de Duero, Castellón, Villena y Calpe. Más que replantear la manera en la que se realizan los festivales de verano, Santos cree que lo que hay que hacer es tener en cuenta son los avisos de la AEMET y actuar en consecuencia. “No se trata de prohibir o regular de otra manera, sino de tener en cuenta la previsión meteorológica para tomar medias de protección”.

Eso mismo sucedió este sábado durante el festival de música indie Sonorama Ribera. La organización decidió desalojar una parte de su zona de acampada por el aviso de fuertes rachas de viento, que ya había quebrado varias ramas de los árboles. Por otro lado, también se  retrasó el inicio de todas las actuaciones, y no fue hasta las 21:00 horas cuando se reabrió la zona de camping y del recinto del festival. Además, la organización del festival de Aranda de Duero decidió marcar aquellos árboles que podían estar más secos y entrañar peligro. El aviso por fuertes vientos estuvo activo desde las 13:00 hasta las 20:00 de la tarde.

En la Comunidad Valenciana, este sábado, 5.000 personas fueron desalojadas del festival Rabolagartija. Los bomberos tuvieron que desalojar la zona de camping por prevención, después de que el aire hubiera tirado algunos toldos. También a lo largo del sábado, se suspendió el concierto de Leiva en el SOM Castelló y el Calpe Pop Festival. El concierto de Marta Sánchez de este domingo en Calpe todavía no se ha suspendido a la espera de la evolución meteorológica.

Cuando la tormenta esta encima, recuerda Santos, hay que buscar un lugar seguro y firme donde resguardarse, como puede ser una casa, y alejarse de los aleros de los edificios y de los árboles, que pueden llegar a quebrarse. Aunque, cuando la nube está encima, es difícil saber si tan solo se va a producir una tormenta de verano o un reventón.

“Hay algunas cosas que se notan, pero es complicado”, reconoce Santos. “En un reventón seco, lo primero es darte cuenta de que hay una tormenta y luego que hay una temperatura excesivamente alta”. Tal y como sucedió en Cullera. Algunos de los asistentes explicaron que notaron algo así como una “tormenta de arena”, un “aire que quemaba” o una especie de “humo negro”. Después, empezaron a ver cómo las estructuras se precipitaban sobre la gente, una de ellas procedente del escenario principal.  

Amenazado el monasterio donde se encuentra el Ecce Homo de Borja

Los incendios tampoco han dado tregua durante este fin de semana festivo. En Zaragoza, un incendio ha obligado a evacuar varias localizadas de la provincia aragonesa. Un fuego declarado en el término municipal de Añón de Moncayo ha obligado a poner a salvo a esta población, a los residentes de una urbanización cercana y a los vecinos y visitantes de las localidades de Alcalá de Moncayo, Vera de Moncayo, El Buste, Ambel, Bulbuente, Trasmoz y Talamantes.

El fuego también amenaza a dos santuarios, el de Veruela y el de la Misericordia de Borja, lugar en el que se encuentra el famoso Ecce Homo, repintado por Cecilia Giménez hace ahora diez años. 

En total, más de 1.500 vecinos han sido evacuados y los trabajos de extinción continúan. Desde la pasada noche, permanecen sin suministro eléctrico los municipios de Lituénigo, Litago, Añón de Moncayo, Talamantes, Vera de Moncayo, San Martín de Moncayo, parte de Borja y El Buste por una avería eléctrica. 

En Galicia, las labores de extinción continúan sobre seis incendios que afectan principalmente a la provincia de Ourense. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats