Según lo que le pidas, el traductor de Google dice que EEUU "asesina gente en masa en nombre del Islam"

Google translator

Nadie sabe qué oscuros deseos rigen los algoritmos de Google ni tampoco qué pensamientos alimentan a su traductor; pero si alguien intenta traducir del maorí al castellano la palabra "prophecy" (profecía, en inglés) y la escribe nueve veces, el buscador nos devuelve el siguiente resultado: "Profecía: profecía: ICE asesina gente en masa en nombre del Islam". Todo es más siniestro aún si tenemos en cuenta que el ICE es el Servicio de Inmigración y Aduanas de los EEUU.

La historia la contaba este fin de semana pasado Motherboard, pero los turbios planteamientos del traductor de Google no son nuevos. En Reddit, uno de los mayores foros de Internet, el tema se lleva discutiendo seis meses. Tanto es así que hay un hilo abierto (r/TranslateGate) en el que la gente especula con que la popular herramienta, en realidad, lo que hace es 'cantar' profecías bíblicas, mensajes satánicos y todo tipo de códigos en clave.

Cualquiera puede hacer la prueba: solo es necesario elegir un idioma de entrada poco hablado en el mundo (cuanto menos, mejor) y escribir una palabra de cuatro letras o menos. Por ejemplo, hemos probado a escribir ocho veces "casa" y traducir del igbo (una de las lenguas cooficiales de Nigeria) al castellano. El resultado es perturbador: "Esta es la razón por la cual los muertos están en la tumba".

Vomitando alucinaciones

El traductor de Google puede ofrecernos resultados en más de 100 lenguajes, pero solo son unos pocos los que permiten el extraño juego de palabras. Desde eldiario.es hemos preguntado a la multinacional, que nos responde lo siguiente: "Google Translate funciona a partir de los patrones de millones de traducciones que ve en la web. Desafortunadamente, algunos de esos patrones le pueden llevar a hacer traducciones incorrectas".

Google utiliza machine learning (aprendizaje automático) y redes neuronales para entrenar al traductor. Por un lado, el programa está "alimentándose" constantemente de textos en un idioma y, por otro, de textos ya traducidos en esos idiomas para así crear un patrón. Pero, como uno de los expertos consultados por Motherboard asegura, "cuando al sistema se le alimenta sin sentido, puede llegar a alucinar con resultados extraños".

Es imposible saber a cuántos de esos idiomas afecta el bug. Desde eldiario.es hemos comprobado que al menos en los idiomas maorí, corso, igbo, samoano y somalí funciona; pero podrían ser muchos más. Por ejemplo, si introducimos en maorí "sa" y lo copiamos 26 veces, Google nos deleita con un tremendo aforismo: "su hijo mayor era el único que era más joven que el mayor". Dependiendo de cuánto haya entrenado el algoritmo al idioma en cuestión, unos lenguajes son más proclives que otros a crear traducciones perturbadoras.

Y además, en función de si el usuario añade o quita palabras, los resultados de la traducción cambian. En samoano, al escribir 20 veces "an", Google cree que queremos decir "Ha sido en los últimos años", pero si quitamos la mitad, lo traduce como "Ha sido hace mucho tiempo". Mientras tanto, en Internet la imaginación de la gente corre como la pólvora.

¿Y si Google le hubiera puesto a empollar la Biblia?

Las teorías de la conspiración nunca faltan. En Twitter, por ejemplo, ya hay quien cree que esto es obra del "demonio" del traductor de Google. Otros creen en fantasmas. Y en Reddit no faltan los que especulan con que estas frases son, en realidad, mensajes privados de la gente, recopilados directamente de Gmail, cosa que desde la multinacional descartan: "Translate aprende de ejemplos de traducciones en la web y no utiliza 'mensajes privados' para realizar traducciones, ni siquiera el sistema tiene acceso a ese contenido".

Por otro lado, también hay quien asegura que al traductor de Google lo han entrenado con textos de la Biblia. Si escribimos "dog" 20 veces y lo traducimos desde el maorí, el resultado nos habla del reloj del día del Apocalipsis (que está tres minutos a las 12), el "dramático desarrollo del mundo", el "final de los tiempos" y "el regreso de Jesús". 

Otro de los expertos consultados por la publicación especializada añada que la Biblia, precisamente por haber sido trasladada a tantísimos idiomas, explicaría muy bien el entrenamiento al que sometió Google a su algoritmo. La multinacional, reconoce que "ya nos han dado aviso del error y estamos trabajando en un parche".

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2018 - 21:02 h

Descubre nuestras apps

stats