Wattpad, la red social donde los jóvenes se enganchan a leer o escribir historias

Imagen promocional de Wattpad.

En no pocas ocasiones nos aferramos a ciertos estereotipos a la hora de tener conversaciones cotidianas. Acudimos a ellos para pulsar el botón de next en charlas aparentemente inocentes, sin darnos cuenta de que añadimos sedimentos plagados de prejuicios que alimentan ideas falsas sobre la realidad. Así, “los jóvenes ya no leen como antes”, o “los adolescentes escriben fatal” son frases que se deslizan con bastante facilidad entre adultos. 

No hay vacaciones de las redes sociales

No hay vacaciones de las redes sociales

El mundo es un lugar complejo porque esos mismos adultos que criticamos a quienes pronto nos sucederán en el liderazgo del sentido común, somos los mismos que en ocasiones demostramos en WhatsApp una terrible falta de comprensión lectora, no entendemos el significado de un meme o nos indignamos con un Tiktok que nos parece absurdo. Nadie niega que haya muchos retos que abordar en nuestra educación y que tampoco hay que romantizar a nuestra ciudadanía más joven. Pero hay ocasiones donde hay hechos que demuestran que debemos revisar dichos estereotipos.

Wattpad es una red social que demuestra que hay jóvenes y adolescentes que sí leen y escriben. Lo que pasa es que los adultos no lo sabíamos o no estamos mirando donde hay que mirar.

Wattpad anuncia en su web con orgullo que cuentan con un total de 94 millones de usuarios mensuales, que la media de tiempo que permanecen en la plataforma es de una hora y que el 90% de dicha comunidad pertenecen a la generación Z. También declaran “La inclusividad no solo es una palabra de moda. El 48% del equipo directivo está formado por personas racializadas y hay un 50% de mujeres contratadas. La diversidad de gente crea diversidad de historias”. 

Además, después de varias rondas de inversión, la empresa que ostenta la red social ha creado su propia editorial para publicar libros nacidos en la plataforma o un acuerdo de fusión con Webtoon, otra conocida plataforma dedicada al desarrollo de historias gráficas popular entre la gente más joven. BTS, el conocido grupo de K-Pop acaba de anunciar un acuerdo con la plataforma en la que narrarán historias exclusivas. Y existen también varios precedentes de historias nacidas en Wattpad que terminaron convirtiéndose en una serie de Netflix. Después de The Kissing Booth y After, esta semana Netflix españa anunciaba la adaptación de “A través de mi ventana”, novela escrita por la escritora Ariana Godoy, que consiguió 177 millones de lecturas en la plataforma. 

Lo cierto es que este nivel de infiltración no se consigue de la noche a la mañana. Wattpad no es precisamente nueva como plataforma. Nació en 2006 y a lo largo de todos sus años ha recibido la atención de personas consolidadas de la Literatura. De hecho, en en 2012 la escritora de ciencia ficción Margaret Atwood firmaba una columna de opinión en The Guardian titulada “Por qué Wattpad funciona” y donde declaraba:

“Me metí en problemas hace un tiempo por decir que pensaba que Internet conducía a una mayor alfabetización (la gente me regañaba por la gramática impactante que se puede encontrar online), pero estaba hablando de los fundamentos: simplemente, no puedes usar la red a menos que puedas leer. La lectura y la escritura, como todo lo demás, mejoran con la práctica. Y, por supuesto, si no hay lectores y escritores jóvenes, en breve no habrá lectores mayores. La alfabetización estará muerta y la democracia, que muchos creen que va de la mano con ella, también estará muerta”. 

Cristián Olivé, profesor de Lengua y Literatura, autor de “Una educación rebelde” y divulgador de contenidos y estrategias vinculadas a la innovación educativa, compartía en un hilo en el que muchos adultos descubren lo que hace tiempo que muchos adolescentes y jóvenes ya saben: que hay una red social donde leen y escriben historias que les apasionan. En muchos casos se trata de fan-fics (ficciones escritas a partir de los universos narrativos más conocidos como Harry Potter o Crepúsculo, por ejemplo). 

Olivé comienza por desmontar la tesis del estereotipo que da pie a esta crónica: “Según los estudios los adolescentes leen más que los adultos (...) El hábito lector está mucho más asentado de lo que nos pensamos en los adolescentes. Y por tanto ese prejuicio es muy habitual porque como adultos tendemos a despreciar o minimizar lo que realizan los jóvenes”. 

Olivé cree que este prejuicio va más allá de la lecto-escritura: “Con el argot juvenil, con las palabras que utilizan los jóvenes, sucede lo mismo. Tenemos la tendencia de juzgarlas de forma negativa, olvidándonos de que nosotros cuando éramos jóvenes también utilizábamos un lenguaje propio que nos identificaba y nos recordaba que pertenecíamos a un grupo (...) y las redes sociales han derribado las fronteras geográficas. Y un adolescente de Barcelona puede estar usando una expresión muy típica de Puerto Rico, porque la persona que ve en Twitch o en Youtube es de allí (...) Que la lengua evolucione me parece un buen síntoma”, comenta Olivé. 

“Yo desde mi perspectiva de profesor lo tengo en cuenta para demostrarles que el aprendizaje de mi asignatura de Lengua y Literatura también está presente en las redes sociales que consumen. Para elaborar un vídeo de Youtube también hacen falta unas estrategias lingüísticas (...) O analizar cómo escribimos en WhatsApp para ver qué imagen proyectamos también es importante para que entiendan que lo que aprendemos en el aula tiene una aplicación en la realidad”, concluye Olivé, dejando claro la importancia que para él tiene conectar el aula con lo que sucede fuera de ella. 

Eso mismo es lo que hay en Wattpad. Un espacio plagado de historias de todo tipo que combaten el estereotipo de que adolescentes y jóvenes no leen ni escriben. ¿Cómo serán las historias que capturarán nuestra atención en los próximos años? Quizás ya estén publicadas en un rincón escondido de Internet.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats