La portada de mañana
Acceder
España puede vacunar a todos los mayores de 60 en mayo si llegan las dosis
Entrevista - Illa: "Lo normal sería que Aragonès diese un paso al lado"
Opinión - El enemigo entra por la pantalla, por Rosa María Artal

La Ruta del Císter en Lleida y Tarragona, siguiendo el GR-175

Monasterio de Santa María de Poblet

Viajamos a la Edad Media. Cuando muchas de las cosas importantes que marcaban la historia tenían lugar en los monasterios. En el siglo XII, tras su creación en Francia, la Orden del Císter se expandió por toda Europa. En ese momento la situación era delicada en la península ibérica. La Corona de Aragón conquistaba la llamada "Catalunya Nova" a los musulmanes de las taifas de Tortosa y Lérida, y para repoblar el territorio ganado los reyes aragoneses pusieron varios monasterios a disposición de los monjes cistercienses.

Tal fue la expansión que los cistercienses llegaron a tener en Catalunya once residencias masculinas y trece femeninas. Y los tres monasterios de los que te vamos a hablar, el de Santes Creus, el de Santa María de Poblet y el de Vallbona de les Monges, sirvieron para defender la frontera conforme los territorios musulmanes se desplazaban hacia el sur. Hoy estos tres monasterios son el mejor legado de la Orden del Císter que hoy en día podemos visitar en Catalunya. 

Un Gran Recorrido que enlaza los tres monasterios cistercienses más importantes de Catalunya

El GR-175 es una ruta circular de 105 km que pasa por la comarca de Urgell, en Lleida, y por la Conca de Barberà y la comarca del Alt Camp, en Tarragona, con un único objetivo: unir los tres monasterios cistercienses más importantes de Catalunya. Ha sido diseñada para ser recorrida a pie o en bicicleta todoterreno, está completamente señalizada en ambos sentidos y cuenta con todas las infraestructuras necesarias para hacernos más cómodo el recorrido. Al ser circular podemos comenzarla en el punto que más nos convenga y, si no disponemos del tiempo necesario para recorrerla por nuestro propio pie, siempre podemos hacer una alternativa por carretera con la que unir los monasterios en coche. 

Los de Santes Creus, Santa María de Poblet y Vallbona de les Monges son monasterios que se mueven entre el románico y el gótico. Para ir de uno a otro atravesaremos paisajes llenos de historia y patrimonio, siempre en un ambiente de desconexión, naturaleza, silencio y tranquilidad. Sobre todo cuando se recorre a pie o en bicicleta. Eso sí, dependiendo de nuestro estado físico no debemos dejar de tener en cuenta que nos enfrentaremos a un desnivel acumulado en subida de 2.500 metros.

A lo largo del camino vamos a encontrar muchos otros puntos de interés que bien merecen una visita, como el municipio de Montblanc, que tiene el conjunto urbano medieval mejor conservado de toda Catalunya, amurallado y con 17 torres; L’Espluga de Francolí, donde visitar la iglesia vieja de San Miguel, sus cuevas y el Museo de la Vida Rural; el interesante Columbario romano de Vila-Rodona, del siglo I y a diez minutos en coche del Monasterio de Santes Creus; o el Santuario del Tallat, que a sus 787 metros de altitud hace de mirador con su estructura gótica original del siglo XIII.

  • Monasterio de Santes Creus

El monasterio de Santes Creus data de 1158 y es una de las joyas medievales de Catalunya. Se encuentra en la comarca de Alt Camp, en un valle cerca del río Gaiá. Combina estilos de diferentes periodos, comenzando por la fachada románica, siguiendo por su gran vitral gótico y terminando con los retablos del siglo XVII. El gran rosetón que preside el muro exterior del presbiterio es una de sus señas de identidad. Cuenta con dos claustros, siendo el mayor de ellos encargado por Jaume II en 1313. El monasterio está adscrito al Museu d'Història de Catalunya y se puede visitar. Además en él se realizan actividades culturales y educativas para toda la familia. Si quieres, aquí puedes hacer una visita virtual

  • Monasterio de Santa María de Poblet 

El monasterio de Santa María de Poblet está considerado uno de los mejores ejemplos de la arquitectura religiosa en Catalunya y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1992. Una joya histórica y arquitectónica en la que aún vive una comunidad de monjes. Fue fundado en 1129 pero gran parte del edificio que hoy podemos contemplar es del siglo XIV. Además de su iglesia, su claustro y su sala capitular es interesante conocer sus tres hileras concéntricas de murallas en las que destacan dos puertas, la Daurada y la Barroca, así como las dependencias en las que los monjes siguen haciendo su vida. El fondo documental de su biblioteca tiene un alto valor histórico. Puedes hacerte una idea con esta visita virtual.

  • Monasterio de Vallbona de les Monges 

El monasterio de Vallbona de les Monges se trata de un cenobio cisterciense femenino fundado en el siglo XII, concretamente por Ramón Berenguer IV alrededor de 1173. Vamos a encontrar elementos de estilo románico, gótico y renacentista, como en su propio claustro de los siglos XII-XV. Su iglesia de Santa María es un magnífico ejemplo del estilo de transición del Císter con su planta de cruz latina, su única nave con cubierta de crucería ojival y de crucero pronunciado. Desde el siglo XIII tiene una escuela monacal y hoy en día aún es posible participar en los actos litúrgicos de la comunidad. Cuenta además con una hospedería abierta a todo el que busque unos días de tranquilidad y desconexión, con comidas caseras elaboradas con productos del huerto del propio monasterio. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats