eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Las farmacias andaluzas dispensarán agujas para insulina con receta del SAS

Un acuerdo sin precedentes hará que en Andalucía se dejen de recoger las agujas en los centros de salud, para terminar con las polémicas en torno a la escasa calidad de las mismas

Las provincias de Sevilla y Málaga serán los primeros bancos de prueba de esta idea, que luego se extenderán a toda Andalucía

El médico extenderá una receta, y el paciente, en la farmacia, podrá elegir qué marca y modelo de agujas se lleva, en función de sus necesidades

- PUBLICIDAD -
Una niña se inyecta insulina con una pluma convencional.

Una niña se inyecta insulina con una pluma convencional.

La Junta de Andalucía y los diabéticos andaluces han firmado la paz en la "guerra de las agujas", alcanzando un acuerdo sin precedentes que permitirá que se terminen con las quejas suscitadas en las últimas semanas sobre la escasa calidad de las agujas que se utilizan para la administración de la insulina.

La Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía (FADA) ha anunciado un acuerdo con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) mediante el que se podrán retirar de las farmacias las agujas para el suministro de la insulina, que hasta ahora solo se podrían obtener en los centros de salud.

De esta forma, la FADA se ha congratulado de que se haya solucionado parte de "una lucha para que las agujas que se dispensan en los distintos centros de salud de cada localidad sean de una calidad tal que no produzcan los hematomas que venimos viendo en distintos pacientes, que no se rompan, como ha ocurrido en algún que otro caso y sean indoloras".

El acuerdo es importante por varias razones, pero sobre todo porque equipara las agujas para la insulina a un medicamento normal. Esto es que el paciente, ya en la farmacia, podrá elegir la aguja que más le convenga, igual que ahora se puede elegir un laboratorio concreto para un ibuprofeno. El médico extenderá la receta, y el paciente elegirá las agujas, huyendo de las dolorosas que han provocado la polémica.

Eso, después de que el SAS haya llegado a un acuerdo con las farmacias para que sean estas y no los centros de salud los que dispensen las agujas a los pacientes. Se conseguirá, entre otras cosas, que no haya que hacer ya colas en los centros de salud para retirar las agujas en enfermería, ya que la tarjeta sanitaria se encargará de todo.

Apuran el programa informático

Para llevar a cabo la acción, se está desarrollando un programa informático para tal fin, "de manera que el sanitario que nos asista nos prescribirá el tipo de agujas y el número de estas que necesitamos para seguir nuestro tratamiento, y con esa receta iremos a las farmacias a pedir la aguja de la marca comercial que queramos siempre que sean del diámetro y longitud que se nos haya prescrito".

Dicho programa se han comprometido a tenerlo operativo para finales de mes, según la FADA, que destaca que "si no ocurre así, se dará orden al departamento de enfermería del centro de salud pertinente para que facilite al paciente la receta manualmente y éste pueda ir con ella a recoger sus agujas a la farmacia que quiera".

Se trata de una experiencia piloto, que se iniciará en las provincias de Sevilla y Málaga, con lo que el proyecto se pondrá en marcha en estas dos provincias inicialmente, para pasar al resto de la Comunidad progresivamente. En estas dos provincias son donde se habían producido la mayor cantidad de quejas por parte de usuarios de estas agujas por la escasa calidad de las agujas que se están suministrando.

"Desde la FADA nos sentimos orgulloso del éxito conseguido y damos las gracias a todos aquellos que en mayor o menor medida ha hecho que esto sea posible", indica la misma asociación, que espera que ahora se cumplan los plazos y antes de que se inicie octubre se comience a aplicar el acuerdo en la práctica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha