eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Las primeras horas del metro de Granada dividen a los viajeros

El precio del billete para los pensionistas, que no sean gratuitos los transbordos o que el recorrido completo se acerque a la hora, principales críticas de los primeros pasajeros del metropolitano

Por el contrario, se muestran mucho más contentos universitarios afincados en la periferia de la capital y habitantes de Armilla, Maracena y Albolote por los que pasa la línea 1 del metro granadino

- PUBLICIDAD -
Dos convoyes del metro, minutos antes de estrenarse por primera vez en Armilla

Dos convoyes del metro, minutos antes de estrenarse por primera vez en Armilla

Dos décadas de proyecto y diez años de obras después, el metro de Granada ya es una realidad para la capital y los municipios de Armilla, Maracena y Albolote que coronan las zonas del área metropolitana a las que llega. Este jueves 21 de septiembre han empezado a rodar a pleno rendimiento los primeros convoyes del metro granadino. Lo han hecho a partir de las 12 del mediodía y ante una expectación elevada especialmente en los dos finales de ruta de la línea 1 que se ha estrenado: Armilla y Albolote. En ambos lugares se ha hecho complicado acceder al metro sin formar parte de una marea humana que esperaba estrenar el nuevo medio de transporte.

Los casi 16 kilómetros de recorrido con los que cuenta el metro se han hecho, al menos en este primer día, en el entorno de los 50 minutos tanto de ida como de vuelta. Lo que traducido en velocidad media se acerca a los planes del Gobierno andaluz que pretende que la máxima que se alcance ronde los 21 km/h. No obstante, este jueves, el metro lo ha tenido fácil debido al amplio despliegue policial que se ha puesto en marcha especialmente en Granada capital con agentes regulando las intersecciones con el tráfico rodado. Está por ver si ese dispositivo se mantendrá en el tiempo.

Satisfacción por los vehículos

En lo que han coincidido todos los viajeros es en la comodidad que han notado a la hora de subirse al metro. La mayoría han puesto en valor que la belleza y los buenos acabados de cada convoy y el hecho de que se pueda viajar en él sin mayores molestias incluso cuando hay un gran número de personas como ha sido en estos viajes inaugurales. También ha destacado, aunque solo para los viajeros más avispados, la ausencia de cualquier tipo de megafonía que indique cuál de las 26 paradas es la que viene a continuación. Si bien el sistema está preparado para ello, al menos en las primeras horas, no ha funcionado.

El precio y el tiempo, principales quejas

Aunque el precio del billete es igual que los de los metros de Sevilla y Málaga (1.35 euros por viaje u 82 céntimos si se tiene tarjeta del consorcio metropolitano), en Granada no ha terminado de convencer a las personas mayores. Ellos han sido los principales protagonistas de esta jornada al subirse en mayor número y por eso se quejan de que no tengan descuento. Algunos viajeros como Encarna ponen su mirada en que "por ese precio no me compensa cogerlo si ya tengo un autobús que hace lo mismo". Se refiere a aquellas personas que viviendo en el área metropolitana ya cuentan con autobuses de línea regular con descuento por el que pagan poco más de 50 céntimos.

"Lo vamos a usar cada vez que se tercie" asume Antonia, también pensionista, mientras se queja de que no haya descuentos para ella. Además, como María o Alba, universitarias, no comprende que los transbordos dentro del metro no sean gratuitos "cuando fuera de Andalucía sí que lo son". Raúl, es otro de los jóvenes que piensan utilizar el servicio para ir a su academia o centro de estudios. Para él, durante los primeros días viajar en metro "debería ser gratis para ir acostumbrándose a él".

Interior del metro en su viaje inaugural con pasajeros

Interior del metro en su viaje inaugural con pasajeros

No obstante, las mayores protestas han venido a cuenta del tiempo. En dos sentidos. El que tiene que ver con los horarios del metro y el que tarda el propio transporte en hacer el recorrido completo de 16 kilómetros y 26 paradas (3 de ellas subterráneas). En cuanto a lo primero, Alicia, vecina de Armilla, que trabaja en uno de los hospitales del centro de Granada, se queja de que "hay personas que trabajan también sábados y domingos y sin embargo el metro empieza esos días a las 7 y media de la mañana con lo que a mi no me da tiempo". Pues el horario es de 6 y media a 11 de la noche de lunes a jueves, hasta las 2 de la mañana los viernes y sábados y vísperas de festivo y comienza a circular a las 7 y media de la mañana tanto sábado como domingo.

Sobre el tiempo total de recorrido, hay diferentes opiniones. Muchos sostienen que tardar casi una hora en hacer ese trazado parece excesivo cuando en un vehículo privado se puede hacer en menos de la mitad del tiempo. "Cojo mi moto y voy y vengo tres veces de Armilla a Albolote" sostiene Juande.

Un alivio para universitarios y vecinos del área metropolitana

"Que abran el metro es una gran noticia en mi casa" explica Joaquín, un estudiante universitario que suele hacer su vida por la zona del campus de Fuentenueva por el que el metropolitano pasa de lleno. A él, como a otros tantos jóvenes, la apertura del metro les parece una buena idea. "El precio es más barato que el del autobús normal" (los urbanos y metropolitanos no bajan del 1.50 euros) apunta María que para confirmarlo ya había hecho dos veces el trayecto en apenas una hora. Ella vive en el Zaidín y le parece un acierto que hayan abierto el metro precisamente en fechas en las que dan comienzo las clases.

Pero sin duda, según el pulso de los viajeros que han estrenado el metropolitano granadino, la mejor noticia de la puesta en marcha se la han llevado los vecinos de Armilla, Albolote y Maracena. La mayoría de ellos se alegran de no tener que coger ni autobús ni coche para viajar al centro de Granada. A modo de ejemplo, Alba se sorprende porque "se tarda muy poco en ir desde el centro comercial Nevada a la estación de autobuses. Veinte minutos más o menos".

En resumen, la puesta de largo del metro de Granada se ha llevado a cabo con éxito. El número de viajeros ha sido elevado porque en casi todas las paradas había alguna persona esperando incluso antes de que diesen las 12 del mediodía y la frecuencia con la que han viajado los convoyes ha sido mejor de la que se esperaban en un principio los viajeros, alrededor de 10 minutos entre metro y metro por andén cuando Fomento señala que actualmente el ritmo estará en 11 minutos aspirando a rebajarlo a los 8. El dispositivo especial ha logrado este buen ritmo a expensas de ver qué sucederá en los primeros días sin el foco mediático sobre el metro. De momento el objetivo según la Junta es el de alcanzar 11 millones de pasajeros en el primer año y retirar a medio plazo a 3 millones de vehículos de la circulación. Solo el tiempo podrá poner negro sobre blanco esas u otras cifras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha