eldiario.es

Menú

La Caja Negra La Caja Negra

Los amantes de las sevillanas se rebelan contra la Bienal por obviarlas en su programación

Los defensores de este género aseguran que no entienden que una parte indiscutible del flamenco no entre en la programación año tras año

Juan Luis Calceteiro, presidente de 'Sevillanas por el mundo', lamenta que la Bienal no sea un reflejo de la repercusión internacional de este estilo y de las cientos de academias para bailarlas que hay en el mundo

- PUBLICIDAD -
Manifestación en apoyo a las sevillanas el pasado 8 de noviembre en Sevilla.

Manifestación en apoyo a las sevillanas el pasado 8 de noviembre en Sevilla. EFE

Para empezar, la definición: la Sevillana "es una canción folklórica que se ha aflamencado y que procede de la Seguidilla manchega". Lo explica la web del Centro Andaluz del Flamenco, que añade que "tiene un compás de 3/4, de los que el primero es fuerte y los dos siguientes son flojos".

Para seguir, parece claro que las sevillanas son parte del flamenco, pero la mayor fiesta del flamenco en España, la Bienal de Sevilla, parece resistirse a incluir este estilo musical en su programación, reservada al flamenco más "normal". Lo que ha sido una queja más o menos velada en los últimos tiempos se ha convertido este año en un clamor de autores, intérpretes y productores, personificados en el presidente de la asociación 'Sevillanas por el mundo', Juan Luis Calceteiro -Juani-.

La voz de Calceteiro es algo más que autorizada. Es miembro fundador de Cantores de Híspalis, con lo que ello conlleva a la hora de hablar de este estilo musical, y se expresa con claridad sobre este tema en una charla con eldiario.es/andalucia. Para empezar, lamenta que se hayan obviado las sevillanas otro año más, después de que "hace años hubiese un espectáculo llamado 'Y Sevilla', con algunos grupos, pero han pasado muchos años y antes pasaron muchos también, y las sevillanas siguen siendo la asignatura pendiente de cada una de las directivas que pasa por la Bienal".

"Estamos hartos de recordar a la gente que organiza la Bienal que las sevillanas forman parte de la cultura de esta tierra", ha dicho, para poner el ejemplo de que "nuestra asociación hizo una manifestación y congregó a 3.000 personas, con lo que podemos afirmar que gente que disfruta las sevillanas hay, pero los que dirigen los vericuetos de la música piensan de otra manera".

"Son más livianas, pero son flamenco"

Ha admitido que las sevillanas "son más livianas que otros palos del flamenco, la puede cantar gente del pueblo, gente que no se dedica a la música, y a lo mejor el flamenco en según qué palos requiere de otras cualidades pero la cuestión es que hay que mirar más al fondo, porque es verdad que hay sevillanas comerciales, pero hay intérpretes maravillosos que cantan sevillanas flamencas igual que cualquier flamenco".

Así, ha puesto como ejemplo grabaciones protagonizadas por Manuel Lombo, "entre otros flamencos que han grabado sevillanas maravillosas, pero es la lucha que tendremos, que siempre tendremos, y no sabemos cuando vamos a ganar".

No obstante, ha señalado que es "una opinión que se extiende, que seguimos con la misma indignación cada dos años, de ver que la bienal no programa nada", cuando, sin embargo, "sales del país, y en cualquier sitio que digan estoy estudiando flamenco o que hay una academia de flamenco, se refieren a una academia de sevillanas o que estudian sevillanas", ha terminado.

Su opinión la comparten compañeros de profesión como la cantaora Rocío Díaz, que incluso tiene un espectáculo que defiende a este género, llamado 'Son sevillanas'. "Las sevillanas flamencas no se pueden perder, las nuestras, las de siempre", dice la cantaora al defender su estilo.

"Ignora al palo más representativo de Sevilla"

Una de las voces alzadas en estos días contra la Bienal es la del compositor Rafael Castañeda, autor de temas para Amigos de Gines, Duendes de Sevilla, Pascual González y Cantores de Híspalis o Sombra y Luz y Lolita Valderrama, así como promotor y organizador del Encuentro 'Gente de las Sevillanas', con la periodista de COPE Mariani Molina y los Hermanos Martínez Bizcocho.

Castañeda asegura "con todos mis respetos a los aficionados al flamenco (yo también lo soy), que no concibo que, una edición más, la Bienal ignore a un palo del flamenco, y precisamente el más importante y representativo de Sevilla". "Mal por la organización, mal por las instituciones sevillanas, mal por los medios de comunicación y mal también por aquellos 'artistas' que, cuando las sevillanas estaban en la cúspide y daban juego suficiente para sacar buenas tajadas de dinero, se subieron al carro de este género. Ahora ninguno da la cara, ninguno dice nada, nadie propone, todos callan".

Por eso, "como amante y defensor de las sevillanas", dice "adiós a la bienal", igual que Javier Montiel, uno de los más firmes defensores de este género y promotor de la ruta que recorre los rincones de la ciudad dedicados a El Pali, ha creado el hastag #bienalsinsevillanasbienalsinsevillanos, porque "si no cuentan con nuestro cante, que no cuenten con nosotros".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha