eldiario.es

Menú

Pasaporte Andalucía Pasaporte Andalucía

Ocho restaurantes que son patrimonio de Huelva

Nuestra ruta gastronómica por las capitales de Andalucía nos lleva a Huelva. Aquí tienes ocho recomendaciones para todos los gustos, momentos y bolsillos, con los productos de la provincia como denominador común.

- PUBLICIDAD -
Tataki de atún en Ciquitrake.

Tataki de atún en Ciquitrake.


La Bohemia.

La Bohemia.

La Bohemia · Garci Fernández, 5

www.labohemiahuelva.es

Hace unos años, Diego García difícilmente habría pensado que en 2017 gestionaría uno de los restaurantes más interesantes de Huelva. Porque hasta hace cinco años, cuando se aventuró a abrir La Bohemia, había trabajado como veterinario rural especializado en la calidad alimentaria. "La crisis afectó mucho al campo y decidí dar un giro total a mi vida profesional", explica.

Amante de la cocina, apostó por algo sencillo y tradicional, dando a la casquería un especial protagonismo. Su formación veterinaria le hace conocer muy bien ese mundo y para que cada vez más personas se adentren en él, organiza diferentes jornadas especializadas. "Poco a poco se va abriendo camino y cada vez hay más gente con ganas de probar estos platos", asegura.

Anticuchos de corazón de vaca, mollejas de ternera, rabitos de cerdo con curry o lengua en carpaccio con salsa de trufa son algunas de sus propuestas. Pero hay muchas más, porque la carta va modificándose prácticamente de manera mensual y hay sugerencias diferentes cada día.

En la cocina de La Bohemia también hay platos de procedencia internacional, con gran atención a Portugal, Asia y Latinoamérica. El ceviche de pez espada, el tiradito de atún al ají amarillo, el tom yum de tendones, judía manteca y pasta o el cous cous verde con lechuga de mari y alioli de algas lo atestiguan.


Oreo de rabo de toro y foie en Puro Chup Chup.

Oreo de rabo de toro y foie en Puro Chup Chup.

Puro Chup Chup · Rábida, 6

www.purochupchup.com

Compañeros en la escuela de hostelería de Islantilla, Francisco José Díaz y Juan López acabaron sus estudios con una idea muy clara: desarrollar un proyecto conjunto. Acumularon experiencia en diferentes restaurantes hasta que, en febrero de 2014, llevaron a cabo su sueño. Lo llamaron Puro Chup Chup y se arriesgaron al tratar con innovación y las últimas técnicas culinarias a los productos de la tierra. "Lo que queríamos era una cocina iconoclasta de mercado", cuenta López.

Lo han conseguido gracias a un manejo de los productos rebelde y contestatario, pero siempre mirando de reojo a la tradición. De ahí surgen los 20 platos que, cada día, se inventan en base a lo que encuentren en el mercado esa mañana. En sus bolsas siempre hay pescado, frutas y verduras de temporada, setas y ricos productos como la salicornia. Con ellos plasman sus inquietudes y, de paso, permiten a los clientes repetir diariamente porque la pizarra en la que apuntan sus creaciones cambia a diario.

Por si acaso, tienen una pequeña carta con una decena de platos estables. Falsa lasaña de chistorra y choco, curry de cabrillas con navajas o su especial versión del serranito, que aquí denominan Serranito V.O. y completan con carne ibérica confitada, alioli de albahaca, huevo semilíquido y pan chino al vapor son algunas de las recomendaciones de estos cocineros. Buen provecho.


Lomos de bacalao confitados en salsa de pimientos en Azabache.

Lomos de bacalao confitados en salsa de pimientos en Azabache.

Restaurante Azabache · Vázquez López, 22

www.restauranteazabache.com

En el siglo XX, el restaurante Azabache era un pequeño bar de tapas. De esos en los que sentarse en la barra, tomar un vino de Huelva y disfrutar de pequeños bocados en buen ambiente. La propuesta fue creciendo y, ya en el siglo XXI, Juan Martín, su propietario, decidió trasladarlo a un espacio más amplio, pero en el que permaneciera “ la esencia de barra de tapas mezclada con el remanso y el placer de degustarlas en su salón comedor”, como explica él mismo.

Su cocina se basa en el producto de temporada, "la clave" del establecimiento, como subraya Martín, que este año ha recibido el Premio de la Academia Gastronómica Andaluza 2017. Carnes ibéricas, setas de la tierra y pescados de la costa atlántica onubense forman su extensa carta, aunque siempre hay que escuchar las recomendaciones fuera de carta que explica diligentemente Isa Martín.

Revuelto de alcachofas frescas y jamón, croquetas de carabineros, taquitos de pez espada, rebozado de rape o carrilleras al Pedro Ximénez son algunas de sus recomendaciones.


Coki, en Ciquitrake.

Coki, en Ciquitrake.

Ciquitrake · Rascón 21

www.ciquitrake.com

Con 18 años, Carlos Ramírez comenzó a trabajar en una pequeña bodeguita junto a sus padres en la zona de calle Villa Mundaka. Ahí comenzó su aprendizaje en la cocina, primero con las lecciones de su madre y después de manera autodidacta, porque en aquellos tiempos no había escuelas de cocina. "Siempre he aprendido equivocándome", explica este onubense. Cuando sus progenitores se jubilaron, él se quedó al frente, pero pronto el espacio se le quedó pequeño. Así que se mudó al centro de Huelva para abrir, en febrero de 2008, el restaurante Ciquitrake.

En él, con un comedor y una amplia tarraza para tapear, sigue buscando nuevas fórmulas para dar un toque de distinción a los productos onubenses. "Intentamos dar siempre un giro a la presentación o a la combinación de sabores", subraya Ramírez, que pone como ejemplo platos como el Coki, un cucurucho hojaldrado con melva y cebolleta fresca con alioli coronado con un huevo de codorniz que simula la bola de un helado, recreación de un helado de merengue seco que se vendía en Huelva en los años 70 y 80 que era muy popular entre los niños. Esta hecho con productos de la tierra como la Melva de Isla Cristina.

Su carta también acoge al tataki de atún rojo o los espárragos gratinados rellenos de espinacas y gambas, así como propuestas más clásicas como un cartuchito de boquerones, que en este caso se maceran previamente en vino del Condado de Huelva, sin espinas y fritos en aceite de oliva extra. Para acabar, nunca están de más los bombones de foie y turrón.


Elaboración en Almenta.

Elaboración en Almenta.

Almenta · Marina, 7

Cada mañana, José Almenta se acerca al Mercado del Carmen en busca de producto fresco. Es la materia prima que utiliza para los platos que elabora en el restaurante que lleva su apellido como nombre: Almenta. Abrió a finales de abril del 2016 y en poco más de un año ya es toda una referencia en Huelva.

Este chef define su cocina como "cien por cien onubense con toques actuales". Toques actuales que ha ido aprendiendo gracias a su experiencia en restaurantes de las Islas Canarias, Madrid, Toledo, Girona o Mallorca. Tras esta gira gastronómica, apostó por crear Almenta Cultura Fresca en su localidad natal: Bollullos del Condado. Y, más tarde, dio el salto a la capital.

Entre sus propuestas más atractivas se encuentran platos como el Ajoblanco de piñones del entorno de Doñana con cigalitas y berries del Condado de Huelva, Lomo de pescado de lonja con arroz marinero de manitas de cerdo y gracilaria o Pluma cien por cien ibérica de bellota con praliné de almendra salada. Si hay ganas de más, en el restaurante también organizan diferentes actividades, como catas de vinos y aceites, catas-maridaje y talleres de cocina. El saber no ocupa lugar.


Tortilla en Bar Restaurante Juan José.

Tortilla en Bar Restaurante Juan José.

Restaurante Bar Juan José · Villa Mundaka, 1

www.bar-restaurantejuanjose.es

Hay restaurantes con cartas enormes, otros que no tienen y también hay lugares donde saben que sus clientes ni la van a mirar. Es el caso del bar restaurante Juan José, en cuya cocina tienen claro que cada día van a elaborar muchas tortillas de patatas. Se dice que es una de las mejores de España y basta echar un vistazo a las listas publicadas por medios especializados para ver que esta riqueza gastronómica onubense siempre aparece entre las primeras. O que hasta El Comidista se acerca a Huelva para conocer los secretos de la receta que, eso sí, incluye cebolla.

María Corrales comenzó a hacer estas tortilla hace más de 40 años, siempre caracterizadas por ser jugosas, anchas y consistentes. Su equipo elabora diariamente entre 20 y 30 unidades, con 16 huevos cada una y cerca de una tonelada de patatas semanales. A pesar de las cifras, sobra muy poco: las tortillas son devoradas por clientes y turistas, que acuden al lugar con devoción para probarlas.

Eso sí, merece también la pena dejar hueco para terminar el menú tapeando los ricos pescados y mariscos del local.


Bar Pappis, en Huelva.

Bar Pappis, en Huelva.

Bar Pappis · Conde López Muñoz, 4

Al puro estilo vasco, diversas bandejas con ricas tapas y montaditos se extienden en el mostrador del Bar Pappis. Con 36 años cumplidos, este es uno de los restaurantes más habituales para practicar esa estupenda práctica nacional que es el tapeo, donde reina la sencillez y se trabaja para que siga siendo un lugar de toda la vida.

No busques glamour, porque no lo hay; pero tampoco hace falta. Este es uno de esos lugares a los que se va por convicción, por entender que la tradición tiene aún mucho que decir en un mundo gastronómico dominado por la vanguardia. La bola de rape o la hamburguesa de chocos, langostinos y mahonesa son sólo dos de los ricos bocados del bar Pappis, donde también hay san Jacobos caseros, huevos de choco a la cazuela, revuelto de bacalao al Douro, hojaldres de carne con setas, solomillo al Pedro Ximénez relleno de pasas y piñones... y mil y un montaditos que surgen de combinar ingredientes como el atún, la carne ibérica, los langostinos, el bacalao o el jamón serrano.

La carta es tan amplia que cuesta elegir: quizás por eso sea necesario repetir visita a este pequeño establecimiento onubense.


Creaciones de Acánthum.

Creaciones de Acánthum.

Acánthum · San Salvador 17

www.acanthum.com

Acánthum es el único restaurante con estrella Michelín de la provincia de Huelva, que consiguió en 2016 y ha mantenido en 2017, además de dos soles Repsol. Su chef es Xanty Elías, que define su filosofía como una " cocina creativa con la alianza de la excelencia de los productos onubenses y que, a través de la pasión y la dedicación, busca ofrecer una experiencia gastronómica en cada bocado".

Desarrolla una propuesta gastronómica cien por cien onubense que se desenvuelve en una amplia gama de sabores y texturas. Todo ello gracias a la experiencia de Elías, que ha pasado por diversos fogones, entre los que destacan los de Arzak, donde trabajó dos años.

"La cocina de Acánthum consiste en mostrar sensaciones y sentimientos a través de los alimentos, conseguir que cada plato, cada bocado, exprese qué es el restaurante y su entorno, su historia", aseguran en el restaurante. Por eso, la recomendación es apostar por el menú degustación 525 Sinergias, un homenaje al 525 aniversario del descubrimiento de América, con una serie de platos que tratan de contar la historia de Juan Quadrado: el cocinero de una de las Carabelas en el primer viaje de Cristóbal Colón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha