eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La Policía Local de Huesca se incorporará al Sistema de Seguimiento Integral en los casos de violencia de género

El Consistorio oscense pedirá al Gobierno central que aumente la dotación presupuestaria respectiva hasta los 120 millones

En Huesca hay un único caso considerado de riesgo “alto” que está siendo estudiado por los Cuerpos de Seguridad del Estado y dos más en Zaragoza

"España es un país machista, repugnantemente machista", apunta la concejala de Cambiar Huesca Carmen García

- PUBLICIDAD -
Minuto de silencio en el Ayuntamiento de Huesca por el último asesinato machista.

Minuto de silencio en el Ayuntamiento de Huesca por el último asesinato machista. Huesca

El Ayuntamiento de Huesca considera la violencia machista uno de los problemas capitales de la sociedad y para frenarla ha puesto en marcha una serie de acciones que salieron adelante en el último Pleno principal. El Consistorio firmará un acuerdo de colaboración con el Ministerio del Interior para incorporar la Policía Local al denominado Sistema de Seguimiento Integral en los casos de violencia de género. Además, aprobó una moción presentada por el equipo de gobierno con la que insta al Gobierno central a modificar en los Presupuestos Generales del Estado la asignación destinada en el programa 232 C Violencia de Género para aumentarla hasta los 120 millones de euros en lo que se refiere asimismo a las políticas de igualdad.

Enfrentados en numerosas cuestiones, los grupos municipales alcanzan en este punto un desacostumbrado consenso. Y eso que la primera de las mociones la había presentado el Partido Popular y la segunda, PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede a petición de la Coordinadora 8 de Marzo, una asociación feminista ubicada en la capital. La gravedad de la situación ha impulsado un acuerdo casi absoluto, con ligeras divergencias en los matices y discursos en los que las cifras evitan emplear demasiados adjetivos. Como señala el concejal socialista Manuel Rodríguez, “ojalá de allí hubiese salido una declaración institucional, sin necesidad de debate”.

En plena puesta en marcha de un plan integral de Estado al que se pide “la misma celeridad que tuvo el Pacto Antiterrorista”, los políticos oscenses definen el escenario con crudeza. Carmen García, concejala de Cambiar Huesca, sostiene que “España es un país machista, repugnantemente machista. Ninguna mujer se libra de sufrirlo con independencia de su ideología. No ejercemos la igualdad que preconizamos porque las estructuras sociales no lo permiten”.

El Sistema de Seguimiento Integral en los casos de violencia de género, el denominado Sistema VioGén, fue impulsado en 2007 por el Ministerio del Interior y entre sus objetivos se encuentra hacer una predicción del riesgo, realizar el seguimiento y la protección a las víctimas en todo el territorio nacional o efectuar una labor preventiva emitiendo avisos y alarmas cuando se detecte alguna incidencia que pueda poner en peligro la integridad de la víctima.

238 casos están “activos”

Se busca establecer una tupida red que permita el seguimiento y protección de forma rápida, integral y efectiva de las mujeres maltratadas y sus hijos. Según los datos ofrecidos por el Sistema VioGén el pasado 30 de junio, en Huesca hay un solo caso seguido con un nivel de riesgo “alto” y dos más detectados en Zaragoza. Ninguno en Teruel. 238 casos se encuentran “activos” y 1.382 “inactivos”. Los únicos ‘peros’ que el Ayuntamiento de Huesca pone a este sistema residen en que sitúe la acción policial por encima de la educación a todos los niveles, como apunta la también concejala Mary Romero (Aragón Sí Puede).

No se ha producido en Aragón ningún asesinato machista en lo que va de año. En 2016 se produjeron tres y en 2015, uno. El año más crudo en lo que va de siglo fue 2005 con cuatro mujeres muertas. Los datos de la violencia machista en todo el país señalan que unas 70 mujeres son asesinadas al año de promedio; 30 lo han sido ya en los primeros meses de 2017. Solo cuatro de ellas habían denunciado y 23 niños han perdido a su madre. De 40.500 denuncias presentadas, 38.000 fueron de mujeres, según el Observatorio del Consejo General del Poder Judicial. 62 de los enjuiciados en el primer semestre del año eran menores de edad. El Ayuntamiento de Huesca cree que la cuantía para este año sigue siendo inferior a ejercicios pasados y se necesitan 120 millones para hacer frente a “este problema tan arraigado en la sociedad patriarcal”, en palabras de Romero.

Para García, “nosotras, las mujeres, ponemos las asesinadas”. Y los datos del Foro Económico Mundial de 2016 concluyen que España es uno de los 74 países del mundo en el que han caído los índices de igualdad, lo que afecta sobre todo a la categoría de oportunidades y participación económica. “La mujer se aleja de la toma de decisiones”, denuncia la concejala, “solo ganamos, y por goleada, en los contratos a tiempo parcial. La mujer sufre un expolio continuo de sus derechos”.

“Queda mucho por hacer”

Algunas de las medidas necesarias serían mejorar la respuesta policial y judicial y la prevención en el ámbito educativo, sanitario y publicitario, así como en los medios de comunicación. “El asesinato de una mujer es la cúspide de un terrible problema social y cultural que sufre nuestro país”, considera Romero. El Ayuntamiento aboga por desterrar “conductas machistas”. Un Pacto de Estado “se reivindica por la urgencia y la necesidad de las mujeres asesinadas o que están a punto de serlo y se necesita activar todos los recursos del Estado, que siguen por desarrollarse. Queda mucho por hacer”, juzga Mary Romero.

Enrique Novella, de Ciudadanos, apuesta por “implicar también a la Diputación Provincial de Huesca y al Gobierno de Aragón”. Huesca se sumaría a un pacto nacional a gran escala “sin enfrentamientos partidistas”. Otro concejal, el socialista Manuel Rodríguez, aprueba “el buen sentido de sumarnos a esta campaña de varias asociaciones de todo el país. La lucha debe ser real y eficaz, no puede quedarse solo en palabras. La violencia machista no conoce ideologías, la ejercen individuos que pagan sus frustraciones asesinando a las personas que más quieren y a las que tienen cerca. No queremos una víctima más”.

Para la popular Marta Escartín, “esta lacra no se resuelve culpando a ningún partido. Mueren cada año mujeres y los culpables son los asesinos. No debemos sacar rédito político en este Ayuntamiento e ir de la mano es la manera más eficaz de remediarlo”. El PP, que se abstuvo de votar en la segunda de las mociones, argumentó que “primero hay que valorar qué resulta necesario. Quizá 120 millones no son suficientes”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha