eldiario.es

Rosa María Artal

Periodista y escritora. En 2008 terminé una larga carrera en TVE. Como presentadora de informativos mis destinos han sido TVE Aragón -en donde comencé-, TD3 de la Primera en el 83, Informe Semanal y Telediario Internacional. En RNE dirigí el programa de las noches de los sábados Dos en la Madrugada. Y colaboré en el de Andrés Aberasturi, La leyenda continúa con El diario de una mujer alta. He publicado varios libros, de literatura y periodísticos. Destaco entre estos últimos, 11M-14M, onda expansiva y España, ombligo del mundo que salió en noviembre de 2008. En el último año promoví, coordiné y escribí un capítulo de Reacciona, el libro de no ficción español más vendido en 2011, y lo mismo con Actúa, su evolución, publicado el 12 de abril. Así mismo, escribí La energía liberada, con una amplia descripción de la crisis, sus causas y sus soluciones.

Siglos de destrozos contra la libertad

Años 50. El escritor y guionista norteamericano Dalton Trumbo sale del cine con su familia. Otro padre le aborda en el vestíbulo –delante de su mujer e hijos- y le pregunta si es la persona que acaban de ver en la pantalla. Trumbo responde que sí y el otro le lanza violentamente el contenido de un vaso a la cara arguyendo que  él ama a su país. El agredido responde: “Yo también”. La proyección incluía una crónica de Hedda Hopper, efímera actriz que triunfaría como gacetillera por su lengua viperina y, sin duda, por su ideología profundamente ultraderechista. Hopper está enarbolando la bandera de la “Caza de brujas” del Macartismo.  Y la arenga ha cuajado en ese “patriota” de cerebro hueco que sin preguntarse nada más increpa y asalta al que le han indicado. Es una escena impactante - por su simbología de todo tiempo- de la película Trumbo. La lista negra de Hollywood (2015) que acaba de estrenarse en España. 

Dalton Trumbo fue uno de aquellos que, como cantara José Antonio Labordeta, “hicieron lo posible por empujar la historia hacia la libertad”. Y el Macartismo  uno de los episodios más erráticos y miserables en la vida de los EEUU, absolutamente impune, por cierto.  Como suele suceder. Se desarrolla en el contexto de la guerra fría, cuando el enemigo a abatir de la época lo han fijado en la Unión Soviética. Fanáticos de extrema derecha, liderados por el senador republicano por el Estado de Wisconsin, Joseph McCarthy, inician un proceso político que el tiempo demostró carente de toda razón y garantías jurídicas. En él acusaron a artistas, intelectuales, periodistas, funcionarios, militares incluso de “ser comunistas” –que no estaba prohibido- y de ejercer “Actividades antiamericanas”.

Seguir leyendo »

Como en el fin del Imperio romano

Se le llamaba Ciudadano Cebrián, recordando al Citizen Kane de Orson Welles. A media voz. Su poder y su soberbia eran inmensos en los tiempos de esplendor de El País. Pero, como escribe Gumersindo Lafuente (que dejó el rotativo por voluntad propia desde la dirección adjunta) la veda se levantó con el ERE en 2012. Nombres míticos que habían construido el prestigio del diario salieron o directamente o en la onda expansiva. Por citar solo algunos, varios ex corresponsales del periódico, alta cualificación en periodismo: Maruja Torres, Javier Valenzuela, Ramón Lobo, Miguel Mora, Enric González o José Yoldi, al que aún le ardía en las manos la exclusiva sobre  los viajes de placer, guardaespaldas incluido, de Carlos Dívar que tuvo que dimitir como presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial.

Luego llegaría la censura de un artículo del historiador Santos Juliá simplemente por mencionar a Enric González en el texto. Se lo borraron sin más y Juliá se fue enfadado, pero regresó. Hasta con la carga antiPodemos de rigor. Miguel Ángel Aguilar fue despedido por responder a The New York Times sobre la libertad de prensa en España. El propio New York Times vio suprimida su colaboración con El País, a raíz de su artículo.

Seguir leyendo »

¿Hablamos?

Muchas voces, políticos implicados incluso, dicen: hablen ustedes, la voluntad de los electores ha sido que dialoguen y se entiendan. La idea de base no la comparto en absoluto: cada cual votó a quien creía que iba a defender mejor sus intereses o los de la colectividad. Y evidenció lo complejo y variopinto de la sociedad española. Cada uno pensó y sigue pensando que es su candidato quien debe prevalecer. No en el caso de Rajoy pero ésa es otra historia. Lo cierto es que probablemente sí hemos perdido como colectivo la capacidad de dialogar y que el hecho se sitúa como uno de los mayores problemas actuales. Raíz de muchos otros. No solo de nuestra sociedad.

Muchos experimentamos ya la sensación de hablar en el vacío o para un grupo de afines que, ni juntos, somos suficientes para hacernos oír. De calar la información, de reflexionar todos sobre lo que ocurre ¿estarían las cosas como están en España? La corrupción teñida ya de tintes mafiosos, emulando al Chicago de los años 30, con estamentos esenciales del Estado chantajeados o captados por la trama. Añadamos los manejos mediáticos. O, como Unión Europea, la barbarie perpetrada contra los refugiados y el crecimiento exponencial de la ultraderecha o fascismo. Cuesta creer que tantos padres se jueguen hasta el futuro de sus hijos, el suyo. O que la sociedad soporte lo intolerable. Quizás es que se producen demasiados soliloquios cruzados que no van a ninguna parte. 

Seguir leyendo »

La cultura de la riqueza y el hombre que recogía calderilla al pie de la ladera

Un taxista me condujo una vez de una ciudad a otra distante más de 70 kilómetros para tomar un tren al volante de un gran Mercedes. Durante el camino me contó con profusión de detalles y una cierta dosis de suspense su teoría sobre la Cultura de la Riqueza. Lo resumo. Él prefería juntarse con los ricos porque “cuando se caían por una pendiente” se soltaban monedas de sus bolsillos. “Los pobres no llevan nada, es mejor arrimarse a quien tiene”.  El chófer aspiraba pues a recoger la calderilla que los ricos perdían. Lo he recordado mucho estos días. Van a ver por qué.

Los papeles de Panamá han generado en algunos países un debate profundo. Por cuanto implican, por las reacciones que provocan y por el futuro que se vislumbra. En el Reino Unido, el diario conservador The Telegraph fue el primero que se lanzó a disculpar las veleidades fiscales de su presidente, David Cameron. “Se oye hablar a menudo de personas que están "atrapadas en la pobreza", pero también es posible quedar “atrapado en la riqueza”. Este es el destino de David Cameron. Él no es un hombre codicioso financieramente, o un maloliente rico, pero proviene de un entorno en el que la riqueza hereditaria es la norma”, firmaba Charles Moore uno de sus principales comentaristas políticos. Qué iba a hacer el pobre David si su mamá –como debiéramos hacer todas las mamás-  le regaló a temprana edad por dos veces 100.000 libras esterlinas: uno se sabe rico y eso tiene unos privilegios y unas normas que guardar. Una pesada carga. 

Seguir leyendo »

A lomos de Panamá para acusar a Podemos

Cada país afectado por las revelaciones de los Papeles de Panamá anda lamiéndose las heridas que le dejan sus corruptos. Evadir obligaciones fiscales no es una conducta honrada. Islandia ha echado a su presidente sorprendido con las manos en la cuenta opaca. Lo ha pedido a voz en grito la ciudadanía, harta de ser despojada por sus próceres. Otros lugares plantean preguntas a sus implicados. Cameron con la cuenta de papá y desempolvando cartas poco airosas con el respeto a las obligaciones tributarias. Los hay, como España, que tratan de enmascararlos. Es el caso de nuestra patria hija Argentina que ya tiene un presidente del gusto de las élites, no es cuestión de obstaculizar su camino por unas evasiones fiscales. En esa larga lista de los aprovechados habituales, de los que no se pierden una, hay naturalmente españoles. Pero aquí se da la más insólita de las reacciones: portadas e informativos se llenan con lo que llaman financiación de Podemos.

España es ese país en el que estos días la Comisión de Interior del Congreso ha constatado que el Gobierno del PP ha mantenido una “policía política” a su servicio. Entre sus cometidos, la elaboración de informes anónimos contra adversarios políticos. Se diría que los ha acaparado Podemos. La gravísima noticia hubiera sido destacada en la prensa seria de países serios, aquí no. Aquí publican, dados por ciertos, “informes” de ese cariz que vinculan a Podemos con la Venezuela de Hugo Chávez. Por lo demás, varias veces repetidos y desestimados por la Justicia. Pueriles, pocas cabezas se tragan que ese dichoso país caribeño eligiera a España para exportar sus políticas teniendo muchos otros países más a mano. Jamás tuvo la relevancia de hoy en España hasta que surgió Podemos. 

Seguir leyendo »

No muerdas la mano que te da de comer

En los últimos días hemos podido constatar el desproporcionado reparto de publicidad institucional que desplegó la anterior alcaldesa de Madrid, Ana Botella, beneficiando a los medios afines al PP. Una lluvia de dinero público –más de 21 millones en 3 años– empleada a la postre en exaltar su gestión. Y, tal vez, algo más. Con el eufemismo Publicidad Institucional se ha gestado en España un opaco engendro, fuera de control, que actúa como subvención de distintos medios informativos. Un maná discrecional que premia y castiga. Al que, por tanto, se le suponen ciertas contrapartidas. Y que puede tener efectos devastadores sobre el derecho a la información. Y, por tanto, sobre otros derechos ciudadanos.

La publicidad institucional es una cadena masiva que, partiendo de la administración central con todos sus ministerios, organismos y ramificaciones, se expande por autonomías, ayuntamientos y todo tipo de corporaciones locales y hasta internacionales. Si precisan explicarse, publicitar sus actuaciones, debe estar regulado y ser diáfano. En muchos casos sirve como medio de supervivencia de algunos periódicos. A menudo se convierte en loa al político que paga. Los hechos demuestran cómo se minimizan también decisiones políticas controvertidas.

Seguir leyendo »

Menos minutos de silencio y más atajar las causas

Imaginen que se despiertan y para tomar el desayuno conectan con un sedante documental de La 2 de título “Brasil: Paraíso Natural”. Amanecidos, tras un nuevo día de terror y cinismo absolutamente demoledor, desactivador. Sin sonido, las imágenes muestran agua serena, bosques, animales en su hábitat. Al subir el volumen una voz dice: “Como todas las cosas buenas, tiene que acabar”. ¿Cómo? La frase, contenida en un guion empeñado en resaltar todo el mal que ha podido encontrar en la belleza, cae como la sentencia definitiva. Aunque actúa de revulsivo, de reactivo.

Estamos viviendo momentos que, por la brutalidad de los atentados, ahuyentan la crítica. Pero callar no es sino seguir, in crescendo, la senda repetida. Cada vez que se produce un acto de barbarie terrorista, sabemos que a la imagen de la muerte, destrucción y sufrimiento, seguirá una parafernalia agobiante de presiones que precisa análisis y denuncia.  Nos duele, s in necesidad de ayudas políticas y mediáticas que lo incrementen. Siempre el mismo cinismo, la misma siembra de miedo y exacerbación de las pasiones, la misma utilización de la tragedia. Los únicos que son nuevos sucesivamente son los muertos, las familias rotas.

Seguir leyendo »

Ahogados en el mar de la banalidad

Se nos están llenando los parlamentos europeos de neonazis, mientras la UE que dijo nacer para combatir los estragos de la dañina ideología muere a manos de sus dirigentes. En EEUU, un perturbado de ultraderecha avanza hacia la Casa Blanca y sus mandos decisivos, por votación popular. España también arroja los monstruos creados por la sinrazón y la podredumbre ética incrustados en el cuerpo del Estado. Las aguas de la codicia arrastran a miles de seres humanos desamparados, hundidos en el barro de nadie y de todos, mientras solo unos pocos voluntarios les prestan ayuda sin manos ni medios suficientes. Cada uno de estos temas merece atención informativa preferente pero hemos de dedicarnos a la urgencia de las inundaciones que nos cuela la banalidad. Achicando mugre, se nos va el tiempo y el norte.

Falla el método. Hay que detenerse y reflexionar, ir al origen, a la raíz de donde todo parte. Analizar el decisivo papel de la sociedad del espectáculo como caldo de cultivo. Utilizar esos minutos preciosos que se nos llevan los reclamos, para establecer las coordenadas en las que nos encontramos y ver lo que realmente nos afecta. Y partir de ahí fijar la trayectoria y la meta. Dilapidemos el tiempo en pensar.

Seguir leyendo »

Cuando el periodismo es la llave

El gobierno de Japón ha pedido a las universidades que cierren o reduzcan sus departamentos de Humanidades y Ciencias Sociales y al menos 50, de las 60 existentes, han obedecido. El Sr. Shimomura, ministro de Educación, argumenta que se trata de impartir a los alumnos “una educación más práctica, más profesional, que se anticipe a las necesidades de la sociedad". En Gran Bretaña ya se ha recortado la financiación de estas materias obsoletas y poco provechosas para el lucro. Nuestro becado en París, José Ignacio Wert, también enfocó su mandato como ministro en potenciar lo práctico: “no hay que estudiar lo que apetece sino lo que es necesario”, declaró en varias ocasiones. Y sacó de la enseñanza la filosofía.

Una vida dedicada a las carreras técnicas y a producir y vender bienes materiales. Y a no pensar. A no indagar en porqués y consecuencias. Ése es el futuro que ya asoma por la puerta. La cultura y el razonamiento no son rentables. Para quienes manejan los hilos de nuestras vidas cada vez con mayor perversión y desfachatez en absoluto. Para cualquier persona que se precie de tal, en cambio, resultan esenciales: la única vía para escapar de un destino maldito. Con la información como llave que abre puertas. A salvo de míticas ciencias infusas, solo el conocimiento permite formarse el criterio para afrontar decisiones.

Seguir leyendo »

Hoy en cartel: 'Sánchez no tenía un plan' y 'La vida es un cruasán liso'

Una de las principales cadenas de supermercados del Reino Unido, Tesco, ha dejado de vender cruasanes, porque sus clientes encuentran dificultades en untar la mantequilla en sus formas curvas. La leyenda más creíble data el nacimiento del cruasán en el siglo XVII, pero no corren buenos tiempos ya para las estructuras complejas. No para todos, la brecha del conocimiento es una nueva burbuja. Absolutamente determinante.

Una noticia significativa en el día que se iniciaba en el Congreso español la investidura del candidato del PSOE, Pedro Sánchez. Notables cifras de audiencia acompañaron el desarrollo de una sesión con nuevos actores, tras las elecciones de diciembre. Quien siguiera toda la peripecia alternando fuentes, se encontró con un aluvión de palabras e imágenes, amplificado al infinito por las interpretaciones. Desde Luna nueva, de Howard Hawks (1940) y Primera plana, de Billy Wilder (1974) y otras versiones, hemos ido asistiendo a la evolución del periodismo que convierte en espectáculo la realidad, sobre todo los sucesos de la realidad.

Seguir leyendo »

  • Zona Crítica

    Al mercado le gustan redondas las burbujas de la tónica

    #18 A todos, me refiero.

  • Zona Crítica

    Al mercado le gustan redondas las burbujas de la tónica

    #17 No sé. Igual alguna vez hay que decirlo: muchísimas gracias.

  • Zona Crítica

    El gran peligro de Europa es el auge del fascismo

    #9 Está enlazado. Donde pone "la composición étnica de Europa".

      • Votar a favor 6
      • Votar en contra 0
  • Zona Crítica

    25 años de Puerto Hurraco y del nacimiento del sensacionalismo en televisión

    #8 #7 Después. 13 de noviembre de 1992

  • Zona Crítica

    Votantes con alma de bolero

    #68 #58 http://elpais.com/diario/2009/03/27/opinion/1238108412_850215.html

  • Zona Crítica

    Debate sobre el estado de suciedad

    #15 #5 Creo que en los esquemas tradicionales no cabe aún más que la crónica bipartidista. Difícilmente se quedarán a escuchar a Garzón "sus señorías", aunque podrían darnos una sorpresa. Lo añado, queda más completo. Gracias.

      • Votar a favor 7
      • Votar en contra 0
  • Zona Crítica

    Posibilismo, nadando a favor de la corriente

    #28 #24 Cierto, se decía mucho más Ruptura o Reforma, curioso cómo se almacenan las palabras en los recuerdos y qué conceptos predominan y se asocian. Lo cambio. Es más ajustado. Gracias.

  • Zona Crítica

    El voto de las sectas destructivas

    #27 #26 tienes razón, los considero en el pack del PP, pero tienen matices distintos. Gracias.

  • Zona Crítica

    La balsa de los locos

    #30 #16 En la provincia¡¡ En León, quería decir. Muchas gracias. Gracias también a todos por vuestros comentarios.

  • Zona Crítica

    ¿Cuántos botones estamos dispuestos a apretar?

    #9 ¿Nueve médicos del servicio de urgencias del Hospital de Toledo, por escrito, no son fuente fiable y documentada? Está enlazado.

  • Zona Crítica

    La España que aspira a seguir gobernando el PP

    #9 El otro día tuve la suerte de dejarme caer por tu Blog Rosa y encontrarme con la noticia sobre las personas que viven en la calle (odio tener que decir indigente) en Marsella (Francia) y que allí, su gobierno local de ultra-derecha decidió marcar a estas personas con un "triángulo que mostraba su condición"... (tal y como no tantos años atrás se hiciera con una estrella en Alemania). Es curioso lo que dices sobre que también hay "clases" en este país cuando hablamos de los más desfavorecidos, a los cuales como bien dices se les da o no permiso para poder solicitar limosna. Estaría muy bien que los niños de este país (aunque hay demasiados que lo están sufriendo en su piel) vieran con sus propios ojos lo que está ocurriendo y que la vida no está siendo nada fácil para muchos y muchas. Que les dejáramos descubrir por sí mismos la realidad del día a día sin mentirles, más bien educándoles que este es el pan del día a día y que cada cual se lo gana como puede y le dejan. Quizás así más adelante, cuando abrieran bien los ojos al mundo, cambiaran parte de ese "botellón y gusanitos" por ayudar a los demás sin temor ni vergüenza a que se rían de ellos. Hoy... tan solo me quedo con la primera parte del artículo... perdona Rosa, pero decirte que todo el está lleno de realidad.

      • Votar a favor 9
      • Votar en contra 0
  • Zona Crítica

    Historia de un saqueo con burla incorporada

    #1 Creo que te refieres a Florentino Pérez, no al bueno de Flo Fernández.

      • Votar a favor 5
      • Votar en contra 0
  • Zona Crítica

    La desigualdad generacional también vota el 20D

    #20 ¿Qué pasará con los votos dentro de cuatro años, cuando se incorporen al voto dos millones de jóvenes y a la fosa dos millones de vejetes?

      • Votar a favor 1
      • Votar en contra 0
- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

Se produjo un error, inténtelo más tarde

Muchas gracias