eldiario.es

Menú

61 internos del CIE de Barcelona se declaran en huelga de hambre para pedir su libertad

La protesta empezó este lunes por la noche cuando los internos se negaron a cenar

Miembros de Tanquem els CIE se han desplazado hasta el centro para interesarse por la situación

- PUBLICIDAD -
Cie Zona Franca. Andres García

Representantes de asociaciones de derechos humanos en el CIE de la Zona Franca SANDRA LÁZARO

Un total de 61 internos en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona, ubicado en la Zona Franca, se han declarado en huelga de hambre para exigir su libertad. La protesta empezó este lunes por la noche cuando 52 de los migrantes que están allí retenidos manifestaron su negativa a cenar. 

Según fuentes policiales, se trata de un grupo de internos de origen subsahariano al que este martes por la mañana se le han sumado 9 migrantes más de diferentes procedencias. Los 61 huelguistas se encuentran en el CIE en diferentes situaciones administrativas, muchos de ellos pendientes de expulsión.

La protesta se ha comunicado por parte del CIE a los consulados de los países de origen y a las autoridades judiciales. Asimismo, se ha puesto en marcha un protocolo médico para hacer un seguimiento de los que "no depongan su actitud", según han informado fuentes oficiales del Cuerpo Nacional de Policía. 

Miembros de la plataforma Tanquem els CIE se han desplazado hasta el centro de internamiento para interesarse por la situación de los internos.  Hasta el momento no ha trascendido que haya habido incidentes o altercados debido a la protesta. 

En la actualidad, en el CIE de  Barcelona h ay más de 180 internos que pueden estar hasta 60 días antes de ser expulsados del Estado.  El centro reabrió sus puertas –entre protestas de varios colectivos, entre ellos Tanquem els CIE– en julio del 2016, tras meses cerrado por obras de reforma. Un juez denegó entonces el permiso solicitado por el Ayuntamiento de Barcelona para inspeccionar el CIE.

Sobre el CIE de Zona Franca pesa una orden municipal de cese de actividad desde el 4 de julio del año pasado por no contar, según el Ayuntamiento, con la l icencia de actividad pertinente y incumplir con las normas de seguridad contra incendios. Hasta la fecha, el Ministerio del Interior, de quien depende la gestión del centro, ha hecho caso omiso de las peticiones del consistorio barcelonés. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha