eldiario.es

El sueldo medio en la cúpula de TMB alcanzó los 139.000 euros en el último gobierno PSC-ICV

Tres directivos llegaron a percibir 200.000 euros anuales entre 2007 y 2011, durante el mandato de la socialista Assumpta Escarp

El actual consejero delegado, Enric Cañas, redujo su sueldo cerca de 70.000 euros, pero lo compensó fichando a un adjunto de ICV con un sueldo de 60.000 

- PUBLICIDAD -
Metro Barcelona;TMB; Transports;

Una parada del metro de Barcelona, gestionad por la empresa TMB ©SANDRA LÁZARO

El sueldo medio de las 22 personas que formaban la cúpula directiva de Transportes Metropolitanos de Barcelona alcanzó en 2011 los 139.000 euros anuales. Fue el pico de las retribuciones a los más altos directivos, y se produjo en el último gobierno de coalición entre el PSC e ICV en el ayuntamiento de Barcelona, además de en plena crisis. Estos son los datos que ofrece La Vanguardia, que ha tenido acceso a los sueldos de la veintena de personas que ha dirigido la empresa pública durante la última década.

El diario informa también de que ha encontrado a tres directivos cuyos sueldos llegaron a superar los 200.000 euros anuales. Estos fueron  Dídac Pestaña, alcalde socialista de Gavà durante décadas, Constantí Serrallonga, que dirige la Fira de Barcelona desde que fuera nombrado por Colau en diciembre de 2015, y Albert Busquets Blay, hoy jubilado. En 2011 la masa salarial total del más alto grupo directivo superó los tres millones de euros.

Durante años, a la mesa de la dirección de la empresa pública se sentaron ex políticos municipales y personas de la máxima confianza del PSC, que reinaba con placided tanto en Barcelona como en los municipios del Área Metropolitana, que dirige la empresa pública de transportes. Los sueldos comenzaron a descender ligeramente tras la salida de los socialistas de la alcaldía de la capital, con Xavier Trias (CiU) en la alcaldía, y lo hicieron todavía más con la entrada del equipo de Colau (BComú) en 2015.

Prueba de esta rebaja es la que se impuso en su sueldo el actual consejero delegado, Enric Cañas, proveniente de ICV. Cañas se recortó el salario un 40%, cerca de 70.000 euros respecto a sus predecesores. Por contra, el consejero delegado fichó a un adjunto, Pau Noy, también proveniente del partido ecosocialista, con un sueldo de 60.000 euros. Actualmente cinco de los 21 directivos de TMB han ocupado antes cargos con PSC o ICV.

La Vanguardia ha obtenido estos datos gracias a una petición de transparencia paralela a la introducida por Catalunya Plural en febrero de 2015. La información que todavía se desconoce tiene que ver con la relación de puestos de trabajo, los sueldos individualizados del personal fuera de convenio y la identidad de este grupo de trabajadores con funciones directivas y de mando, formado por cerca de 600 personas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha