eldiario.es

Menú

El control del grupo de CSQEP vuelve a tensar las relaciones entre ICV y Podem Catalunya

Podem pretende un cambio en las portavocías para dar más peso a su formación, en la que no descartan la salida de Joan Coscubiela

- PUBLICIDAD -
Fachin confía en lograr más autonomía para Podem sin librar una "lucha" en Madrid

El secretario general de Podem y diputado de CSQEP, Albano-Dante Fachin EFE

Las relaciones entre los dos principales socios de la coalición de Catalunya Sí que es Pot, ICV y Podem Catalunya, vuelven a pasar por un capítulo de la crisis intermitente que han tenido desde su nacimiento. Según ha adelantado este lunes La Vanguardia, el secretario general de la formación morada en Catalunya, Albano-Dante Fachin, ha amenazado con romper la coalición si no hay un cambio de pesos entre los partido este nuevo curso.

Según explican fuentes de la formación, el órdago lanzado por Podem pretende un profundo cambio interno en lo relativo a las portavocías, que debería permitir que los cuatro diputados morados ganasen visibilidad, e incluso que Fachin ocupase el lugar de primer portavoz en el Parlament, que ahora ostenta Joan Coscubiela (ICV). Los diputados mantienen a estas horas una reunión sobre la propuesta de Podem, que ha sido recibida con frialdad por parte de ICV.

El movimiento de Podem fue discutido en la última reunión del Consell Ciutadà de la formación, el sábado pasado, y viene a continuar el pulso que Fachin ya mantuvo con el resto de miembros de la coalición en el Parlament mediante un documento enviado a las bases. Aquella crisis se saldó con la promesa de otorgar más visibilidad a Podem dentro de los espacios de representación parlamentaria. La diferencia con este capítulo es que ahora Fachin es secretario general electo de la formación y ha tomado el control de los órganos de dirección de Podem. Sin embargo, la pretensión del órgano catalán era desconocida por la dirección estatal de Podemos, con quien las relaciones están muy debilitadas.

Desde la entrada de la candidatura de Catalunya Sí que es Pot al Parlament, la paz interna de la alianza ha estado en entredicho. Poco después de la constitución del nuevo Parlament, el diputado Joan Giner (Podem) denunció que había sido amenazado con la expulsión del grupo si se abstenía en la resolución del 9-N, de carácter marcadamente independentista. Giner formaría posteriormente tandem con Fachin en la candidatura que ganó las primarias de Podem, la más crítica respecto a la dirección madrileña del partido.

El órdago que sostienen ahora ambos diputados con Joan Coscubiela y el presidente del grupo, Lluís Rabell, se produce tras meses de desavenencias. Fuentes de Podem que apoyan el movimiento de Fachin hablan de una situación "insostenible" por la "antipatía" de Coscubiela, tanto dentro del grupo como con el resto de diputados de la Cámara. Según explican, las reuniones del grupo son despachadas por Rabell y Coscubiela, que tendrían el control total de la fuerza parlamentaria.

Desde los departamentos de prensa de ambos partidos se guarda silencio, sin revelar aún si se convocará una rueda de prensa sobre la crisis de la formación, tal como avanzan varios medios. La crisis del grupo parlamentario llega en medio de los discretos contactos que mantienen las diferentes partes de la coalición junto a En Comú, para perfilar la nueva formación que impulsan la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el líder de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha