eldiario.es

Menú

Entrevista | Jéssica Albiach

"Los círculos tienen que ser la columna vertebral de Podem. No han tenido suficiente protagonismo"

Entrevista a Jéssica Albiach, miembro del Consejo Ciudadano de Podem Barcelona y aspirante a la secretaría general de Podem Catalunya

La también diputada de CSQEP apuesta por una dirección de Podemos con más presencia femenina: "Estamos perdiendo capital y talento femenino de la organización"

- PUBLICIDAD -
Jéssica Albiach, candidata a la secretaria general de Podem.

Jéssica Albiach, candidata a la secretaría general de Podem. JOANA BREGOLAT

Jéssica Albiach apenas completa este julio su primer curso como diputada en el Parlament de Catalunya, dentro de la coalición de partidos que es Catalunya Sí que Es Pot (CSQEP). Miembro del Consejo Ciudadano de Podem Barcelona, y durante sus inicios responsable de comunicación del partido en su ámbito catalán, ahora Albiach se postula para ocupar la secretaría general de Podem. Lo hace con la candidatura Fem Podem, que cuenta con el apoyo, entre otros, de Marc Bertomeu, secretario general de Podem Barcelona. Albiach se muestra convencida de que, después de este ciclo electoral, hay que "democratizar" más la organización y favorecer la participación del territorio.

Fue la tercera en presentarse, después de Albano Dante-Fachin y Raimundo Viejo. ¿Qué la empujó a dar el paso?

Aparecimos más tarde precisamente porque miramos las candidaturas que había, para ver si nos representaban, pero seguían con las mismas lógicas de enfrentamiento y polarización. Y finalmente hicimos el paso por la necesidad de conciliación y de encontrar nuevas maneras de hacer. Debemos tender hacia el diálogo y la cohesión del partido. No sobra nadie, porque las diferencias que tenemos no son tanto políticas -estamos todos de acuerdo en la radicalidad democrática, el derecho a decidir, etc.- como de maneras de hacer, de modelo organizativo. Hay que empezar a democratizar el Podem que hemos tenido hasta ahora, una maquinaria electoral que ha ido muy bien y ha servido para ganar elecciones, como Barcelona o las generales en Catalunya, pero que ahora debe mirar hacia su interior y cohesionarse.

Con el resto de candidaturas coincide en que Podem debería tener sujeto jurídico propio al margen de Podemos. ¿Por qué?

Porque agilizaría la dinámica diaria del partido. Somos un proyecto estatal que cree en la plurinacionalidad, pero en cuestiones del día a día tener sujeto jurídico nos facilitaría mucho la vida, desde las negociaciones con las confluencias, donde seríamos nosotros quienes firmáramos los acuerdos, hasta la gestión del censo, que está centralizado a nivel estatal, o por la posibilidad de celebrar elecciones internas en Podem Catalunya.

¿Cuál debería ser, pues, la relación con Podemos?

Nuestra secretaría general continuaría miembro del Consejo Ciudadano estatal y participando de las consultas que se hagan desde allí. Y evidentemente desde la fraternidad y la complicidad en la línea ideológica.

Ada Colau ha propuesto un nuevo espacio político de los comunes en el ámbito catalán. ¿Cuál cree que sería el papel de Podem ante esto?

Lo mejor que podemos hacer es aportar a la confluencia un Podem fuerte y cohesionado. Podem llega a un segmento de la población donde ninguna fuerza no lo hace, a gente que hasta ahora no se había sentido interpelada por la política, y eso no se debe perder. Confluencia sí, pero disolución no. Lo que debe hacer Podem es municipalizarse, vertebrarse territorialmente, y a partir de ahí colaborar y sumarse a una confluencia donde tenga un papel protagonista.

¿Un papel protagonista que hasta ahora no ha tenido?

En las negociaciones hemos sido muy generosos. Tenemos claro que las confluencias han sido un modelo de éxito electoral, pero una parte de Podem no se ha sentido suficientemente protagonista. Y ahora que nos fortaleceremos como partido lo tenemos que conseguir.

Usted se reivindica como una de los dos candidatos -el otro es Rafa García- que proviene de los círculos del partido. ¿Cuál es su propuesta de relación con estos espacios?

Siempre decimos que tenemos que tener un pie en las instituciones y mil pies en la calle. Y en eso nos ayudan los círculos, que deben ser la columna vertebral del partido. Deben tejer relaciones con las entidades y la sociedad civil. Es cierto que no han tenido suficiente protagonismo. Ahora que estamos en un momento más relajado [en referencia al cierre del ciclo electoral] debemos potenciarlos, a nivel de recursos y de formación. Por eso apostamos por una escuela de formación permanente que permita su empoderamiento.

Su candidatura ha asociado a la figura de Íñigo Errejón. ¿Es así?

Yo no entiendo Podemos como un partido de facciones sino de proyecto. A mí me representa Errejón y también Pablo Iglesias, al igual que las mujeres de Podemos, de quien se habla poco: Teresa Rodríguez, Carolina Bescansa, Irene Montero... No es bueno posicionarse con uno de los portavoces porque todos suman.

Jéssica Albiach és l'única dona candidata a la secretaria general de Podem Catalunya.

Jéssica Albiach es la única mujer candidata a la secretaría general de Podem Catalunya. JOANA BREGOLAT

El 26J Podemos no alcanzó los objetivos que se proponía, no cumplió con las expectativas generadas. ¿Toca autocrítica?

Fue una campaña complicada porque empezábamos muy arriba en las encuestas, y es difícil mantenerse. Además, éramos el principal rival del resto, nos atacaron con la campaña del miedo e hizo efecto. Pero la confluencia fue positiva, en Catalunya ya habíamos marcado camino. Los resultados son buenos, no tanto como nos gustaría, pero ha sido sobre todo un problema de gestión de las expectativas.

Hablando de expectativas, Catalunya Sí Que es Pot tampoco obtuvo los resultados esperados por el 27 de septiembre. ¿A qué cree que se debió?

Al marco plebiscitario de las elecciones. Los votantes tenían que escoger entre "el voto de tu vida" y "el España se rompe", dos vías unilaterales que yo creo que no resuelven el encaje territorial catalán. El eje nacional centró la campaña, y nosotros apostábamos por el referéndum y el derecho a decidir, pero el discurso responsable no cuajó.

¿Esta es la única explicación que encuentra a sus resultados?

Sí.

Hay territorios, como el llamado cinturón rojo de Barcelona, rebautizado como cinturón morado en momentos de máximo apogeo de Podem, donde sin embargo hay partidos como Ciutadans donde les han disputado muchos votos.

Ciutadans tiene un discurso diferente aquí y en el resto del Estado. Pero ahora se han quitado la careta y están empezando a demostrar quienes son, sin ir más lejos, este martes en el Congreso con la configuración de la Mesa. Hay un pacto evidente entre ellos y el PP para reconstruir el régimen del 78, que no funciona y es obsoleto.

Las confluencias no han sido capaces de recoger apoyos suficientes para hacer Xavier Domènech presidente. ¿Cómo lo valora?

Asistimos al intento de reconstrucción del régimen del 78 por parte de PP y C's, con la actuación sospechosa de Convergencia, PNV y Coalición Canaria, que les dan los votos y luego dicen que no. Hace falta un Gobierno progresista y de cambio que haga posible, entre otras cosas, hacer frente a los 10 millones de euros más de recortes que reclama la UE, y en este sentido me da mucho miedo la actitud de PP y C 's en esta nueva coyuntura.

Para ir terminando, ¿podría concretar cuál sería la estructura del partido que usted propone?

Hay que basarse en tres pilares. El primero, la conciliación basada en la confianza, a su vez fundamentada en normas y reglas de juego. En este sentido el hecho de no llevar lista a la Comisión de Garantías o que ésta sea auditada cada seis meses es importante. También lo es la secretaría de transparencia y buenas prácticas, porque tanto los cargos institucionales como los orgánicos, o las personas contratadas, deben rendir cuentas. El otro objetivo es feminizar el partido: hasta ahora las mujeres hemos estado suprarrepresentades en espacios de cuidados pero infrarrepresentadas en los espacios de decisión y de política. No es casualidad que yo sea la única candidata de cinco. Esto responde al sistema heteropatriarcal. Estamos perdiendo capital y talento femenino de la organización, por eso vamos a crear una secretaría transversal de feminismos, que debe aportar visión de género al resto de secretarías. Y por último, la vertebración territorial y el municipalismo, para reforzar el capital de los más de 60 concejales que tenemos. Esto pasaría por dar más recursos a los círculos, un 25% de los recursos que tenemos de subvenciones del grupo parlamentario, y por la creación de una secretaría de acción institucional y municipalismo. Debemos descentralizar el partido.

En caso de imponerse en las primarias, ¿estaría abierta a incorporar otras candidaturas a la futura dirección?

Obviamente. En Podem no sobra nadie que quiera sumar y construir. Y creo que todas somos necesarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha