eldiario.es

Menú

CATALUNYA

El choque de bloques cierra la campaña en el último debate de TV3

Independentistas y constitucionalistas muestran la división en dos mitades del escenario político catalán a dos días del 21D

Los candidatos dejan de lado las críticas a sus posible aliados y Domènech insiste en un pacto transversal

ERC, JxCat y la CUP cambian de representantes en TV3 respecto a los que el pasado domingo llevaron a La Sexta

21 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los candidatos, antes del debate

Los candidatos, antes del debate en la televisión pública catalana TV3

El último debate de la campaña, a menos de 72 horas de que las urnas vuelvan a los colegios electorales en unas elecciones más abiertas que nunca, se ha celebrado este lunes en TV3. Entrados en el periodo en el que la ley electoral prohibe publicar encuestas, los candidatos han mostrado la división en dos mitades del escenario político catalán a dos días del 21D.

Los representantes de las siete formaciones con representación parlamentaria han optado por dejar de lado las críticas a sus posible aliados para cerrar los dos bloques que han marcado la campaña. Independentistas y constitucionalistas han chocado en prácticamente todas las cuestiones, en un debate marcado por la cuestión nacional, el futuro de los políticos presos, procesados o que se encuentran en Bélgica, y los pactos postelectorales.

"Queremos cambiar de rumbo y descartamos pactos con independentistas", ha querido subrayar el candidato del PSC, Miquel Iceta. El socialista se ha enzarzado con el representante de Catalunya En Comú, Xavier Domènech, cuando éste le ha pedido su apoyo para formar un Govern de "catalanismo progresista". "Yo pido que si hay gobiernos de izquierdas no se rompan, como hace Catalunya en Comú siempre que puede", le ha replicado Iceta, molesto con la decisión de BComú de poner fin al pacto con el PSC en Barcelona.

Por su lado, Xavier García Albiol, líder del PP, ha extendido la mano a socialistas y Ciutadans, pidiendo sin embargo el voto para su formación como garantía de que el bloque anti-independentista sea mayoritario. Arrimadas por su parte ha apelado a la "generosidad" con la que ha asegurado estar dispuesta a afrontar la negociación con los constitucionalistas.

Los independentistas han salido al ataque contra el bloque rival afeando a Arrimadas y a Albiol su rechazo a la inmersión lingüística. En un debate con ritmo marcado por las preguntas de entidades de la sociedad civil, la presidenciable de Ciutadans ha defendido, a preguntas de un representante sindical de los maestros, su propuesta de acabar con la política de inmersión catalana mediante el modelo trilingüe. Arrimadas ha sostenido que el catalán debe ser requisito para un profesor "dependiendo de la asignatura", a lo que Iceta ha respondido tajante: "El PSC no quiere cambiar el modelo lingüístico de la escuela catalana".

En el capítulo económico, los reproches mutuos se han centrado en la afectación de la declaración de independencia y el 155 en la empresa catalana. Sin salir de los argumentos esgrimidos durante toda la campaña, los asuntos que han centrado el enfrentamientos han sido el llamado déficit fiscal, el traslado de sedes sociales de empresas y la inseguridad jurídica creada por la DUI. Los socios del Govern saliente, por su parte, han esgrimido su gestión subrayando la buena marcha de las exportaciones o el crecimiento conseguido.

La CUP y ERC han lanzado guiños a los 'comuns' para alianzas en políticas progresistas, que Domènech ha rechazado si no hay un rechazo de la unilateralidad por parte de los independentistas. Sobre la unilateralidad, tanto Turull como Rovira han asegurado que su deseo es entrar en una negociación bilateral con el Estado, que en la anterior legislatura no se produjo, mientras que la CUP ha defendido la vía unilateral y la solución internacional del conflicto catalán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha