eldiario.es

Menú

El vicepresidente del Parlament dice a la jueza que Forcadell no podía parar la votación por la que está investigada

Lluís Corominas (Junts pel Sí) aduce que fue el pleno quien decidió debatir sobre el proceso constituyente y que la Mesa no podía frenarlo

- PUBLICIDAD -
Mesa del Parlament de Catalunya

Corominas y Forcadell en un pleno ©SANDRA LÁZARO

La instrucción del caso Forcadell llega a la recta final. El vicepresidente primero de la Mesa del Parlament, Lluís Corominas, ha defendido este viernes ante la jueza instructora, Maria Eugènia Alegret, que la presidenta de la Cámara actuó en todo momento "conforme a la ley". Un espaldarazo a la tesis de defensa de Forcadell después de las dudas que sembraron el lunes los representantes de PSC y C's.

Forcadell está investigada por desobediencia y prevaricación por permitir que el pleno del 27 de julio pasado incluyera en su orden del día y votara las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente, que abrían la puerta a una vía unilateral a la independencia. Según la Fiscalía, lo hizo omitiendo la advertencia que le había hecho el Tribunal Constitucional. Por contra, la defensa de Forcadell sostiene que no hubo desobediencia alguna.

Según fuentes judiciales, en el interrogatorio Corominas ha explicado que Forcadell no podía impedir el debate de la hoja de ruta independentista, ya que fue iniciativa y responsabilidad del pleno. El 27 de julio no fue la Mesa del Parlament la que incluyo en el orden del día la votación, sino que lo solicitaron una vez empezado el pleno los portavoces de Junts pel Sí y la CUP, tal y como permite el reglamento.

Antes de la votación, Corominas leyó ante el pleno la nota que confeccionaron, por iniciativa propia, los letrados de la cámara catalana para advertir de la obligación de los diputados de velar por el cumplimiento de las resoluciones del Constitucional. Según fuentes judiciales, el vicepresidente primero de la Mesa ha considerado que la nota era un "recordatorio" a los diputados de que eran ellos los responsables de llevar al pleno la votación de las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente. Es decir, que el juicio de legalidad sobre debatirlas recaía sobre el pleno, no sobre la Mesa y su presidenta.

Asimismo, Corominas ha valorado que no entendió la nota como una advertencia de que la hoja de ruta independentista no podía debatirse. Por todo ello, el diputado ha considerado que Forcadell no tenía más alternativa que permitir el debate y votación de la hoja de ruta.

Pese a tratarse de un testigo solicitado por la defensa, Corominas ha llegado a declarar acompañado de varios diputados de Junts pel Sí, como Lluís Llach, Marta Rovira (ERC), o Jordi Turull (PDECat), así como Gabriela Serra (CUP). Con la declaración de Corominas, y a falta de que la Fiscalía o la defensa de Forcadell puedan pedir más informes, la instrucción del caso está en su último capítulo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha